Una nueva vida #495 – ¿Cómo podemos controlar la suerte?

495
Una nueva vida #495 – ¿Cómo podemos controlar la suerte?

Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

La vida en los tiempos modernos es muy dinámica y, por naturaleza, nos vemos obligados a equilibrarla con confianza y control, de manera que en algunas situaciones estaremos encantados de sentir que las puertas están abiertas ante nosotros. ¿Cómo podemos controlar la suerte?

Resumen

Dirigentes políticos, ricos y líderes mundiales desearían mantener sus posiciones, pero gradualmente descubren que el mundo funciona de acuerdo a leyes diferentes que no dependen de ellos. Nuestra conciencia creciente requiere que el mundo cambie con respecto a nosotros, pero la realidad o lo que podríamos llamar destino o suerte, nos invita a cambiar y a desarrollarnos.

Un poco de suerte

La palabra ‘suerte’, ‘Mazel’ en hebreo, se deriva de la raíz ‘gotear’ y se refiere a una fuerza que poco a poco gotea en nosotros y nos guía para desarrollarnos de manera adecuada, nos ayuda a avanzar correctamente hacia la meta espiritual. Conforme a la Torá, podemos controlar nuestro destino o suerte de acuerdo a la regla de que Israel está por encima de estrellas y destino. ¿Qué significa eso?

Israel se refiere a los que aspiran a Yashar-El, es decir a parecerse al Creador, a la fuerza superior general de la naturaleza, a la fuerza buena y generosa, a la fuerza de amor y entrega. La persona anhela ese objetivo como un piloto que comprueba la información que tiene, mientras se prepara para volar y durante el viaje: presión, ubicación, ruta, etc. Constantemente  ajusta el camino y se desplaza para llevar a los pasajeros de forma segura a su destino.

La persona que quiere descubrir la fuerza superior y mejorar su vida, también se prueba en cada paso del camino. Si está preparada para avanzar hacia la meta espiritual, la fuerza de la suerte ejerce presión delicada, la guía y le permite avanzar sin problemas. La misma fuerza continúa guiándola hacia el destino final, afinando cada vez más su avance. La persona que se centra correctamente en el objetivo, siente que la fuerza de la suerte la empuja hacia adelante de manera agradable y placentera.

Técnica de cambio

¿Qué es exactamente la fuerza de la suerte que guía? Algunos antecedentes: el hombre es básicamente el deseo de recibir placer y alegría, un egoísta que no puede cambiar fácilmente sus deseos ni sus perspectivas. Aquí es donde la fuerza de la suerte, la fuerza del desarrollo, aparece. La fuerza de la suerte ayuda a sentir y entender la necesidad de un cambio; esta fuerza ayuda a cambiar la actitud.

Gradualmente, la suerte convierte el deseo egoísta de recibir placer a expensas de otros, en el deseo de dar y amar a los demás. Mientras más cambie la  percepción, más amorosa se vuelve la persona y más empieza a ver y sentir un mundo mejor y más bello. Esta transición suena poco natural y, con razón. Después de todo, se trata de reiniciar la actitud de una persona.

Entonces, ¿cómo podemos prepararnos para mejorar nuestra suerte? De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá es posible sólo si organizamos un entorno adecuado, que promueva valores de amor a los demás. Ese entorno se funda en un grupo de amigos que tienen un objetivo claro en el que, al apoyarse entre sí, todos se ayudan para avanzar más fácil y alegremente. Así se adquiere la suerte que ayuda a avanzar consciente y gradualmente, se desarrolla más amor y entrega a los demás, una nueva actitud hacia sí mismo y al entorno.

El cielo en la tierra

Una persona puede desarrollarse durante su vida. El desarrollo interno del amor propio egoísta, llamado este mundo, es un estado natural y normal, a partir del cual comenzamos a vivir nuestra vida. Podemos desarrollarnos hacia nuestro estado ideal, hacia la meta de amor a los demás y usar la fuerza de la suerte correctamente. Cambiar nuestra actitud hacia los demás y sentir mayor amor y otorgamiento se llama, el siguiente mundo.

El cambio al que la persona se somete al cambiar su intención de amor propio a amor a los demás se llama transición de este mundo al mundo siguiente. En este estado la persona comienza a sentir que es ilimitada, que está a punto de entrar al cielo. No hay límites para amor y otorgamiento y la persona siente que está en una dimensión infinita en la que todo es bueno y para  su bien.

En resumen, el único objetivo de la vida es enseñarnos a amar. Mientras más tratamos de parecernos a la fuerza de amor y entrega, más mereceremos ser llamados Israel, directo hacia la fuerza superior y mientras más opere en nosotros la fuerza de la suerte más nos ayudará a conectar con la fuerza superior, el cielo, sin ningún límite, hasta que sintamos eternidad y plenitud.
[151820]
De Kabtv “Una nueva vida #495 – ¿Cómo podemos controlar la suerte?” 8/ene/15
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: