¿A quién y por qué pedir perdón? parte 1

dr-michael-laitmanPregunta: Durante los últimos días del año judío se acostumbra pedir perdón a los seres queridos y al Creador, por lo que hemos hecho. ¿De dónde viene esta tradición?

Respuesta: En primer lugar, tenemos que entender quién es el Creador. Es la fuerza superior de la naturaleza. No podemos alcanzar esta fuerza nosotros mismos.

Se manifiesta en el hecho de que creó la creación que es el deseo de disfrutar, de recibir satisfacción y, la recibe en la medida en que se vuelve similar a la fuerza superior.

Si la creación, el deseo de recibir, se asemeja al Creador, si otorga, entonces el Creador la satisface y así la creación comienza a revelar a su hacedor.

Primero, la gente es totalmente opuesta al Creador; piensa sólo en su propio placer y no quiere dar nada a nadie.

Sin embargo, si con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá, aprendemos a cambiar nuestra naturaleza, empezaremos a revelar al Creador, la fuerza de amor y otorgamiento que nos da satisfacción, salud, sentido de pasado, presente y futuro y perfección, nos eleva por encima de tiempo, movimiento y espacio a un mundo de la bondad absoluta.

Y todo es en la medida de nuestra equivalencia con esta fuerza de otorgamiento y amor que se llama Creador. Entonces, ¿dónde es este Creador? Él está en la conexión entre la gente, si nos unimos. Los niveles de la naturaleza: inanimado, vegetal, animal y humano se conectan en un solo sistema. El humano está por encima de los demás en esta jerarquía y la conexión entre todas las partes de este sistema depende sólo de él.

A medida que se establezcan buenas conexiones entre todos y se convierta este sistema en integral, interconectado, equilibrado y amable, con base en ayuda mutua y amor, el Creador, la fuerza superior, se revelará.

Esta red en la que existe la creación es llamada ‘lugar’ y está llena de la fuerza superior. Es imposible revelar esta fuerza en otro lugar, sólo en esta vasija que se teje a partir de nuestras relaciones con los demás. Cuanto más fuerte sea nuestra conexión, más fuerte es la revelación. Es la única manera de sentir al Creador; no hay otra.

La relación con otros, define la relación de la persona con el Creador. Mientras más amable hagamos nuestras conexiones, más se revelará la fuerza superior que se manifiesta entre nosotros.

No hay razón para pedir perdón al Creador, hasta que paguemos todas nuestras deudas a las criaturas, a la gente. Si establecemos buenas relaciones entre nosotros, le damos al Creador un lugar donde revelarse, este será nuestro llamado hacia Él y nuestra petición de perdón.

No necesitamos arrepentirnos de nada ante el Creador, sólo lo que ponemos en práctica en las relaciones con los demás. De lo contrario sería simplemente hipocresía.

¿Por qué debería pedir perdón al Creador, si hubiera podido construir un lugar corregido donde Él pudiera revelarse y no lo hago? Después de todo, este es todo mi trabajo y en vez de hacerlo, lloro y suplico ante Él, en busca de ayuda. ¿Por qué Él tiene que salvarme si yo no hice nada para lograrlo?
[194281]
De Kabtv “Una nueva vida” 27/sep/16

Material relacionado:
Arrepentimiento antes de Rosh Hashaná
Pidiendo perdón por el esfuerzo que no hice
Red de buenas relaciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta