¿A quién y por qué pedir perdón? parte 3

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué existe la tradición de redención antes del año nuevo (Rosh HaShaná) y los sabios advierten que el Creador registra todas nuestras acciones y nos presenta una cuenta?, suena como si Él nos diera penalidades por nuestra mala conducta.

Respuesta: Es muy simple. Estamos enlazados en un sistema cerrado que nos conecta unos a otros, con billones de ligas: gente, piedras, plantas y animales. Todo está conectado; por lo tanto el “libro de penalidades” es la red misma.

Cada vez que hago algún movimiento, no uno externo con brazos o piernas, sino uno interno, relacionado con la conexión entre nosotros, me vuelvo más cercano o más lejano de las personas, inmediatamente se conoce y siente en nuestra conexión. Es decir, que ya estoy en el libro de registro de la naturaleza, por el beneficio o daño que he causado. Hay una cuenta general de cuánto afecté al sistema, dado que es integral y cerrado.

Es como las células del cuerpo, donde todas están enlazada. Así que, todas mis acciones e influencia en el sistema son registrados y lo cambian en cierta manera.

Más aún, no estoy en un punto aislado, sino esparcido por todo el sistema, entre los miles de millones de personas, animales, plantas y materia inanimada y los afecto a todos. Estoy absolutamente en todos y con mis acciones los llevo a la unidad o la separación. Es decir, estoy registrado en el libro.

Nuestro deseo egoísta crece cada momento, porque la evolución avanza a ritmo constante, nos desarrollamos de generación en generación y durante toda nuestra vida. Por lo tanto, cada día debo preocuparme por corregir todas las oportunidades perdidas de conectarme con la gente en un sistema único.

Si desatiendo mis deberes, estoy contribuyendo a la separación general. Ni mi ignorancia me libera del castigo. Si no contribuyo a la conexión, activo la discordia.

Si cuando me levanto en la mañana no actúo con el fin de unir al mundo entero o al menos, a la sociedad de Israel en una familia, es un comportamiento que daña al sistema. Después de todo, el egoísmo crece constantemente y si no lo corregimos, no arreglamos nuestra conexión.

Si le hice algo malo o bueno a una persona, afecto a todo el sistema. E incluso si simplemente no hice nada bueno, también cuenta como daño, porque mientras tanto, el egoísmo que nos separa crece. Todo se registra en mi cuenta en dos columnas: débito y crédito.

Pregunta: Si pido perdón la víspera de año nuevo, ¿mis deudas serán borradas?

Respuesta: Nada será borrado. La idea es que el individuo haga un cálculo interno consigo mismo y decida que, de ahora en adelante, causará sólo conexión en el sistema. Que realmente se arrepienta de su pasado y tome una decisión para el futuro. Esas nos son palabras vacías, sin respaldo, son resultado de una preparación seria.

Jura que en adelante, constantemente revisará y corregirá todos sus deseos. Eventualmente todos debemos llegar al estado donde el sistema entero es corregido. Nadie hará esta conexión por nosotros. Lo que puedo corregir o dañar dentro de mi alma, como en una célula del cuerpo, nadie puede corregir, sólo yo.

Por lo tanto, mi redención no cancela los pecados pasados, pero me da oportunidad de comenzar de nuevo y corregirlos. Debido a que de ahora en adelante comienzo a hacer buenas acciones, añado mis errores pasados a ellas y, las corrijo.
[194428]
De Kabtv “Una nueva vida” 27/sep/16

Material relacionado:
¿A quién pedir perdón y por qué? Parte 1
¿A quién pedir perdón y por qué? Parte 2
Arrepentimiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta