Cómo ser inmune a los insultos

dr-michael-laitmanPregunta: ¿Cómo podemos relacionarnos con el principio ‘ojo por ojo, diente por diente’ (Éxodo 21:24)?

Respuesta: Por lo general, entendemos esta cita como obligación de insultar a otro porque, al parecer, me insultó. Por el contrario, debo agradecerle que me enseña una característica que me hace daño. Si estuviera corregido, nada tendría influencia en mí; sería absolutamente inmune a todo tipo de ‘flechas’. Sería imposible ofenderme, no me indignaría ni me sentiría insultado, porque en un estado perfecto, no habría nada en mí que otros pudieran dañar.

Así, si alguien me dijera algo insultante o yo viera algo que me dañe o que es dirigido a mi personalmente, sólo indicaría mi estado sin corregir. Si me corrijo, de esa manera corrijo al mundo que me rodea y dejo de ver características negativas.

En lugar de nuestro mundo terrible, comenzaría a verme en el mundo espiritual, en Olam Ein Sof (mundo del infinito). Sólo depende de la corrección de mis características personales, no de la corrección de los demás, porque el mundo es mi lado opuesto, que me muestra lo que aún no corrijo en mi interior.

Pregunta: ¿Quiere decir que no tengo que responder con la misma “medida por medida”?

Respuesta: No tengo una respuesta para eso. Inmediatamente debes ver tu interior. Si ves, oyes o sientes algo negativo de alguien, es porque existen características no corregidas en ti. Debe pensar y reconocer que te muestran exactamente lo que debes corregir dentro de ti.
[193302]
De la lección de Cabalá en ruso 1/may/16

Material relacionado:
¿Es necesario cambiar los rasgos del carácter?
¿Cómo podemos sobreponernos a nuestros instintos?
¿Debo examinarme a mí mismo?

Un comentario

  1. Encontré muy interesante el tema y la orientación que se le da, nunca se me habría ocurrido que si soy insultada o criticada es porque me falta correjir algo en mi interior.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: