“El colapso del Consejo de Seguridad de la ONU”

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (The National Interest): “Aun cuando las reuniones de la ONU en 2016 parecen muy similares comparadas con otras organizadas en los últimos años, el debate de esta semana viene en un momento en que la comunidad internacional está inundada de problemas en, virtualmente, todas las regiones del mundo. Con excepción de un prominente acuerdo de paz que terminó con cinco décadas de conflicto en Colombia, todas las regiones experimentan cierto grado de amenaza que podría escalar hasta un nivel completamente nuevo si la comunidad internacional en general y los gobiernos regionales en particular no logran encontrar una forma de abordarlo. La lista es interminable y deprimente: un humanitarismo aberrante en Siria y ataques terroristas diarios en Irak; surgimiento de partidos anti-inmigración en Europa y el más grande reto para la UE desde su fundación; Corea del Norte en pleno desafío contra la reglamentación permanente de la capacidad nuclear; Rusia ejerciendo su fuerza diplomática y militar en la antigua Unión Soviética; China haciéndose cada vez de más territorio para sí en el mar del sur de China.

Naciones Unidas fue creada hace casi setenta años, para asegurar que las crisis que surgen en el mundo sean o bien, mitigadas hasta el grado mayor posible o resueltas de manera que no provoquen un conflicto mayor. Después de que decenas de millones de personas perecieron en la segunda guerra mundial, lo último que el mundo quiere es volver a un conflicto armado a gran escala que lo único que deja es más muerte y destrucción de la sociedad. En la cima de la pirámide de la ONU, por supuesto, está el Consejo de Seguridad -un cuerpo de los países más vibrantes geopolíticamente, cada uno con derecho a veto, responsable de ‘dar mantenimiento a la paz y seguridad internacional’ en la política global. Si ocurriera en algún lugar del mundo un conflicto armado, un desastre natural, una atrocidad cometida por un gobierno o una fuga de armas nucleares, corresponde al Consejo de Seguridad determinar, de forma unificada y colectiva, el mejor curso de acción. Y en teoría, a cada Estado miembro de la ONU se le requiere que apoye las decisiones del consejo.

“Hoy, no es desproporcionado decir que el consejo de seguridad no está a la altura de esas obligaciones. En realidad, lo que originalmente se pensaba sería un cuerpo donde la conciliación y unidad entre los principales poderes evitaría más guerras, se ha convertido en un foro que parece una sociedad debatiendo sin sentido. Pero, lo que es incluso peor que una sociedad debatiendo sin sentido, es una cuya membresía está compuesta por actores sumamente antagónicos que están constantemente atacándose de forma mutua, sin importar cual sea el asunto.

Mi comentario: Las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad son un reflejo del estado general del mundo. Más aún, las naciones miembro del Consejo de Seguridad están ya en estado de guerra abierta. De manera que sólo queda hacer esto una realidad. Dudo que después de eso quedaría lugar para la existencia de las Naciones Unidas.

Debe haber una decisión superior para sentar a todos los miembros permanentes de las Naciones Unidas en un “círculo” y comenzar a organizar un estudio con ellos, de acuerdo al método de conexión y unidad. Eso sucederá antes o después de la tercera guerra mundial, ¡pero inevitablemente sucederá!
[194048]

Material relacionado:
Analistas de la ONU creen en la recesión
Tenemos una buena oportunidad para ser escuchados
Un viejo del estado, pero en una escala más grande

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta