El mundo árabe: menos agua, más violencia

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (Project Syndicate): “En ninguna parte escasea más el agua dulce que en el mundo árabe. La región es el hogar de la mayor parte de estados o territorios más pobres del mundo, en términos de recursos hídricos, entre ellos Baréin, Yibuti, Gaza, Jordania, Kuwait, Libia, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Esta escasez -exacerbada por la explosión demográfica, el agotamiento y la degradación de los ecosistemas naturales y el descontento popular-http://laitman.es/2016/03/un-nuevo-desastre-global/ está proyectando una sombra sobre el futuro de estos países.

“Son muchos los desafíos que enfrenta el mundo árabe. Dado que muchos estados árabes son construcciones modernas inventadas por potencias coloniales y por lo tanto, carecen de identidad histórica que les de cohesión, la estructura de los estados, a menudo carece de bases sólidas. Además de las presiones externas e internas -incluso desde el creciente islamismo, las guerras civiles y la migración masiva de las zonas de conflicto-, el futuro de varios países árabes parece incierto.

Lo que pocos parecen reconocer es que la escasez de agua contribuye a este ciclo de violencia. Un disparador de los levantamientos de la Primavera Árabe -encarecimiento de alimentos- se conectó directamente al empeoramiento de la crisis de agua de la región. El agua, también alimenta las tensiones entre los países. Arabia Saudita y Jordania, por ejemplo, están comprometidos en una carrera silenciosa para bombear el acuífero al-Disi, que comparten.

“El agua puede incluso ser empuñada como una arma. En Siria, el Estado Islámico ha tomado el control de las cuencas de aguas de los dos ríos principales, el Tigris y el Eufrates. El hecho de que casi la mitad de los árabes dependen de la afluencia de agua dulce procedentes de países no árabes, como Turquía y los estados río arriba del río Nilo, puede servir para exacerbar la inseguridad del agua aún más.

“Las tasas de fecundidad por las nubes, son otra fuente de estrés. De acuerdo con un informe de las Naciones Unidas, la disponibilidad media anual de agua en el mundo árabe podría caer a 460 metros cúbicos por habitante –menos de la mitad del umbral de pobreza de agua, de mil metros cúbicos. En este escenario, la extracción de agua será aún más difícil de lo que ya es, con los abastecimientos ya limitados, que se agotan más rápido que nunca -una situación que podría alimentar aún más la confusión.…

“En pocas palabras, el mundo árabe está cada vez más atrapado en un círculo vicioso. Las presiones ambientales, demográficas y económicas agravan la escasez de agua y, el desempleo y la inseguridad agravan el malestar social, la agitación política y el extremismo. Los gobiernos responden aumentando los subsidios al agua y con otros recursos, dependiendo de los desafíos ambientales que agravan la escasez y dan lugar a disturbios.…

“Pero, con el fin de romper el ciclo de violencia e inseguridad, en última instancia, todos los países tendrán que mejorar su uso de agua y proteger los ecosistemas. De lo contrario, los problemas de agua -junto con el malestar interno- sólo empeorarán”

Mi comentario: La degradación general de la región sólo se puede detener con la propagación de la buena fuerza de la Luz que nos rodea (Ohr Makif) como resultado de los esfuerzos de Israel para unirse por encima del egoísmo. Así, en los países alrededor de Israel, será revelado un nuevo nivel de pensamiento y un nuevo enfoque para solucionar todos los problemas.
[190723]

Material relacionado:
Un nuevo desastre global
Los refugiado climáticos de África
El efecto mariposa

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta