El uno por ciento hace al humano del mono, parte 2

dr-michael-laitman

El objetivo final de la evolución, su programa, permanece oculto para la gente. Todos, ingenuamente creen que saben a dónde van o simplemente, no quieren saber. La gente está decepcionada de esta vida y prefiere ir pasivamente con la corriente, hoy igual que ayer, hasta el final de la vida.

Damos a luz a la siguiente generación, sin pensar en lo qué significa, simplemente por cumplir con el programa incorporado en nosotros. Nadie puede responder para qué necesitamos esta vida que no es fácil ni para qué toda esta carrera. No hay respuesta, preferimos no pensar en ello.

La fuerza protectora del cuerpo suprime esta pregunta y no nos permite pedir demasiado. Después de todo, esta pregunta nos reduce en un grado más bajo que los animales. Los animales no se hacen esta pregunta; actúan de forma automática, de acuerdo a su programa natural. Pero la gente no puede vivir así, se pregunta y no puede encontrar una respuesta.

Por eso, esta pregunta nos deprime; nos muestra nuestra pequeñez y nulidad. Los animales no hacen preguntas, simplemente viven. Los humanos, sin embargo, tratamos de averiguar qué fuerza nos da vida y por qué somos como somos. No sabemos la respuesta, sin embargo, tenemos que seguir viviendo y darnos cuenta del programa de alguien.

Es una forma de vida muy humillante, que nos trae mucho sufrimiento. Si nos comparamos con los monos, vemos que son superiores a los humano. El humano sabe que su vida no tiene sentido y sin embargo, sigue viviendo. Sigue el programa de la naturaleza que se le impone. El mono, sin embargo, no sabe nada de esto y, vive en armonía con la naturaleza. Con cada acción que realizo bajo la orden de la naturaleza, confirmo que soy peor que el mono, ya que no entiendo, sin embargo actúo.

Por lo tanto, la gente pierde la paciencia y pregunta: “¿Cuánto tiempo más va a seguir así? ¿por qué? ¿para qué es este sufrimiento?” Si no sufriera, hubiera vivido mi vida de alguna manera. Pero el problema es que sufrimos todo el tiempo, desde el nacimiento hasta la muerte y en la actualidad este sufrimiento aumenta cada vez más.

Parece que tenemos todo, pero la pregunta sobre el sentido de la vida despierta cada vez más y nos lleva a una profunda depresión. Gente pobre, patética, es más pequeña que las hormigas, porque las criaturas actúan por instinto, sin preguntar, totalmente de acuerdo con la naturaleza.

Y en nosotros, la naturaleza dejó una pregunta, como burlándose. Nos obliga a obedecerla completamente, se ríe y dice: ‘¡Mira lo que hago contigo y no tienes a donde escapar!’ Y sólo tenemos que responder la pregunta sobre el sentido de la vida.

El uno por ciento de la diferencia genética entre el humano y el mono es sólo diferencia externa. La pregunta sobre el significado de la vida no está en este uno por ciento. Los animales también se diferencian entre sí genéticamente, Así que esta no es la razón. La razón es que esta pregunta está en el humano y que evoca en él gran necesidad de saber cuál es la base de la vida, su causa y el propósito por el que vivimos. Sólo tenemos que encontrar la respuesta.
[194171]
De Kabtv “Una nueva vida” 6/sep/16

Material relacionado:
Descubriendo el significado de tu vida
Alcanzando el sentido de la vida
¿Tiene sentido nuestra vida?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta