El uno por ciento hace al humano del mono, parte 3

dr-michael-laitmanPregunta: No es por casualidad que en Cabalá, el nivel humano sea llamado “hablante”, dado que el habla es lo que distingue a los humanos de los animales. Podemos hablar, expresar nuestros deseos y pensamientos. Sin embargo, resulta que los animales y especialmente los monos, también tienen su propio lenguaje, ¿qué tan diferente es éste del lenguaje humano?  

Respuesta: Los animales tienen su propio lenguaje dentro de la estructura requerida para su vida. No sienten ninguna necesidad de nada más.

El lenguaje de los animales transfiere entre ellos toda la información relevante para su vida, su existencia y mantener sus relaciones. Mientras que para la gente, lo más importante es transmitir información a los demás, en relación a nuestro desarrollo.  

Por esa razón, el lenguaje humano debe ser muy rico y complementado por imágenes, dibujos, escritos, toda clase de caracteres, cantos y la transferencia de información a través de cartas escritas y otras formas de registro.

Nuestro desarrollo nos obliga a ésto. Un animal está conectado al momento actual de su existencia. Un humano, sin embargo, siente conexión con el pasado y el futuro y por lo tanto, requiere alguna clase de apoyo a su memoria que le ayude a almacenar la información y a transmitirla de una generación a otra y a las siguientes generaciones. Esta es la forma en la que puede avanzar.

No obstante, esto no es lo más importante en el humano. Aún no hemos  tocado la diferencia principal entre el humano y el animal, es su destino elevado y especial. Hasta ahora hemos hablado solo de lo que nos distingue de los animales en esta vida material: lenguaje, cultura, educación y construcción de la sociedad humana y del gobierno con todos sus sistemas.

Todo esto fue desarrollado por la gente y organizado naturalmente; y está presente en diferentes culturas: en Sudamérica, China, África y Oceanía.  

Pero el propósito especial del hombre es alcanzar el nivel del humano, que es llamado Adam (Hombre). Este no es un animal que está solo un poco más desarrollado. Toda la existencia humana que se eleva por encima del nivel animal es para conocer la fuente de la vida, su causa y propósito.  

Estos son los puntos que separan al hombre del animal, incluyendo al chimpancé. Un mono no se pregunta a sí mismo sobre el significado de su vida y por lo tanto, no se desarrolla. El humano lo hace y esta pregunta lo obliga a crear religiones, creencias, contactar con las fuerzas ocultas, a buscar algo que existe fuera de este mundo, vida en otros planetas y a pensar qué le sucederá después de la muerte.

La persona está extremadamente preocupada por estas cuestiones. Esto es, no está conectada solo al momento actual, a esta vida física, material. Al contrario, dedica su vida entera a encontrar con quién está realmente conectada. ¿Quién es? ¿quién le controla y le obliga? ¿para qué vive? ¿cuál es este programa que constantemente le impulsa a desarrollarse y a preguntarse sobre el propósito de la vida y su significado?  

Esta parte de la persona se desarrolla más y más y demande una respuesta.
[194171]
De Kabtv “Una nueva vida” 6/sep/16

Material relacionado
El uno por ciento hace al humano del mono, parte 1
Civilizaciones extraterrestres en el planeta Tierra, parte 2
¿Por qué los monos no bajaron de los árboles?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta