¿Hacia dónde nos lleva el programa de desarrollo? parte 1

Pregunta:dr-michael-laitman  A pesar de la abundancia material que nos brinda la tecnología moderna, la gente no es más feliz que antes. Todo lo contrario.

La depresión y el estrés se están extendiendo cada vez más; much gente está perdiendo la dirección de su vida, no quiere tener hijos ni trabajar para adquirir cosas materiales que sus padres valoraron tanto. El futuro de la humanidad se está volviendo difuso y poco claro. ¿Hacia dónde nos lleva el programa de desarrollo?

Respuesta: El estado actual es maravilloso, pues la humanidad empieza a darse cuenta que su desarrollo, dirigido por el crecimiento del egoísmo y las fuerzas de la mente egoísta, el corazón, el pensamiento y el deseo, está finalizando. A través de la historia, el egoísmo nos impulsó y obligó a desarrollar muchas ciencias y tecnologías: desde un simple palo y una rueda, hasta los dispositivos más ingeniosos y sofisticados.

Alcanzamos el espacio exterior y descendimos a las profundidades del océano, inventamos computadoras poderosas, creamos pinturas exquisitas, música y otras obras de arte, construimos torres de casi un kilómetro de altura. Podemos navegar y volar fácilmente alrededor del globo.

Se puede abordar un avión y volar de un continente a otro con facilidad. Parece que esas posibilidades infinitas nos deberían permitir crear una vida maravillosa en la tierra. El desarrollo de la tecnología moderna nos permite trabajar solo un par de horas al día o incluso menos, para proveernos de todas las necesidades.

Al mismo tiempo, podemos ver que la naturaleza nos impulsa hacia este desarrollo y nos obliga a inventar medios de destrucción y toda clase de armas. Todos los inventos, eventualmente se han vuelto contra nosotros. Es obvio, aún en música, pintura, ballet y deportes, que han sido transformados de juego, placer y belleza en peleas y rivalidad.

En lugar de elevarnos, las religiones han fomentado odio mutuo, estupidez y separación entre nosotros. Todos los ‘logros’ de la humanidad, desde los materiales hasta los aparentemente espirituales, no son en beneficio del hombre.

Es por nuestra base egoísta, malvada. A pesar de nuestra mente, sentimientos y talentos avanzados, que nos permiten desarrollar muchas cosas útiles, al final, cambiamos todo en detrimento del prójimo. Así es cómo nuestra naturaleza se manifiesta y por esta razón es llamada “inclinación al mal.”

Por lo tanto, eventualmente nos desilusionamos de nuestro desarrollo y vemos que la crisis se extiende y se profundiza. Por otro lado, este estado nos muestra lo importante que es que cambiemos. Sin embargo, no podemos controlar nuestra naturaleza. Toda innovación en el estado, en el orden social o en la familia, al final parece ser peor, de lo que fué antes.

Como resultado, nos desesperamos y levantamos las manos, nos negamos a actuar. No queremos casarnos ni criar hijos. Los gobiernos entienden que no pueden gobernar sus países y sólo pretenden que lo hacen. Todos tiran para su lado, de acuerdo a su visión y los resultados son obvios.

Es decir, hemos alcanzado el reconocimiento del mal de la naturaleza humana. En este caso, es mejor quedarse quieto y no hacer nada, al menos no lo harás peor. Por eso, la humanidad instintivamente empieza a sentirse mal y a disminuir el paso de su desarrollo. Esto es especialmente en economía y comercio internacional.

Muchos jóvenes no aspiran a tener más de lo que ya tienen y prefieren vivir con sus padres, sin cargarse con obligaciones ni familia. No quieren trabajar y están dispuestos a vivir con poco; no se desarrollan, no están interesados en historia ni en cultura ni en arte, no les interesa nada de eso.

Es obvio que todo eso no les da satisfacción; al contrario, los nuevos inventos, traen un reconocimiento aún mayor del mal.

La generación moderna está descontenta, no sabe cómo resolver este problema. De entrada, es muy escéptica y no quiere escuchar consejo alguno. Está decepcionada del desarrollo previo, pero el dolor desde su propia inactividad, aún no es suficiente. Gradualmente el suelo es cultivado, ahí, las semillas de un nuevo desarrollo, ofrecido por la sabiduría de la Cabalá florecerán.
[195107]
Del kabtv “Una nueva vida  767”, 6/sep/16

Material relacionado:
Problemas corporales y desarrollo espiritual
El desarrollo material de la humanidad es como la labor con arcilla y ladrillos del esclavo
Vida y placer, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta