La lluvia temprana y la lluvia tardía

Dr. Michael LaitmanTorá, Deuteronomio 11:13-11:15: Si obedecen Mis mandamientos que les ordeno hoy, amar al Señor, su Dios y servirlo con todo su corazón y con toda su alma, Yo daré la lluvia a su tierra en su tiempo, las lluvias de otoño y de primavera. Recogerán su cereal, su vino y su aceite. También, proveeré forraje en su campo para sus animales. Comerán y se saciarán.

Hay día y noche, todo comienza en la noche, cuando aparecen oportunidades y  deseos nuevos, fuertes, no corregidos, cuando el sol, la luz de vida desaparece y la persona, como si muriera, va a dormir, en otras palabras, se desconecta de la realidad. Esta imagen alegórica nos muestra lo que sucede en la naturaleza con las estaciones y con nosotros, durante la vida: nacimiento, años de desarrollo y descenso gradual. Lo mismo pasa con nuestros grados espirituales.

Por lo tanto, nos elevamos, los conocemos y descendemos para elevarnos al siguiente grado. No vemos lo continuo en nuestra vida, excepto el cambio de las cuatro estaciones, también vemos esas etapas en la vida espiritual.

Todo viene de las cinco etapas de emanación de la Luz Superior. La primera etapa es la corona o raíz, es seguida por otras cuatro etapas. En la vida material, es un cambio de estaciones, cuatro veces al año de acuerdo a las raíces superiores, un estándar superior. Lo mismo sucede con la vida espiritual; hay cuatro etapas de implementación de cada grado espiritual.

“La lluvia temprana y la lluvia tardía” (hebreo, Yore VeMaljosh) son comienzo y fin. Yore es la primera lluvia, Maljosh es la última y todas las lluvias entre ellas, vienen a tiempo. Después viene el cálido verano y todo se seca. Así tiene que ser en la naturaleza. Después de todo, este periodo es necesario para la renovación.

Sin embargo, si un individuo existe correctamente en esas etapas, no siente ninguna dependencia especial ni en invierno ni en primavera ni en otoño ni en verano. Está totalmente cómodo en todas las etapas y siempre tiene suficiente de todo. Entiende que este ciclo es necesario para avanzar girando y circulando progresivamente. Como los planetas rotan alrededor del sol, así debemos rotar, dándonos cuenta de nuestras Reshimot y elevándonos.

Por lo tanto la lluvia temprana y la lluvia tardía y la conexión entre ellas en invierno y en verano, son requeridas, precisamente con el fin de traer, ya sea la Luz de Jasadim a nuestra tierra (nuestros deseos) y corregirlos o, traer la Luz de Jojma.
[194749]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 15/jun/16

Material relacionado:
En armonía con la naturaleza global
Las leyes de la naturaleza contienen todo lo que es bueno
Una persona espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: