Respuesta a un judío de Estados Unidos

thumbs_laitman_408Comentario: Los judíos de EU observan noticias provenientes de Israel. Una de las reacciones a su artículo, Los judíos estadounidenses ¿necesitan a Israel? causó desacuerdo por lo que dijo con respecto a la actitud  de ellos hacia Israel. Un escritor afirmó que en EU, muchos judíos diferencian entre la nación de Israel y la tierra de Israel. En su opinión, la tierra de Israel tiene una misión espiritual especial para todos nosotros, desafortunadamente no se puede decir lo mismo acerca del país. Sería dudoso justificar que todos los judíos con visión liberal están en un sólo “bote”, igual, es dudoso que sea conveniente para los judíos migrar de forma temeraria al Estado de Israel en esta etapa.

Respuesta: En general, globalmente estoy de acuerdo en que es imposible poner a la humanidad en una sola pila. En realidad, existe diferencia entre la tierra de Israel y el Estado de Israel. Yo no estimulo a nadie para que migre al país, lo que quiero decir es que, dado que somos judíos, que el mundo nos evalúa de acuerdo a nuestra raíz espiritual, que es la tierra de Israel, en la que el Estado de Israel existe hoy, necesitamos reforzar esta nación.

Incluso si muchos judíos en el mundo y en particular, en EU, piensan que sería mejor para ellos que el Estado de Israel deje de existir, la tierra de Israel no dejará de existir y siempre será llamada así.

Fue llamada así, incluso en el periodo del mandato británico, en la administración otomana e incluso, hace tres mil años cuando los pueblos antiguos vivían aquí. Entonces, no debemos pensar que la tierra de Israel podría cambiar. Es eterna y se ha expandido mucho más allá de sus fronteras nacionales presentes.

Esas fronteras fueron diseñadas por la fuerza superior, que separa este territorio llamado “Las conquistas del Rey David” (conquistas Davídicas), de las demás áreas de la Tierra. Esta área es grande y se extiende hasta Babilonia por un lado, al Nilo por el otro y también al norte y al sur. No hay duda de que no puede ser.

Es una historia conectada no sólo con el pasado, también con las fuerzas superiores que cooperan entre ellas mutuamente y tienen influencia en toda la Tierra y que ponen énfasis en diferentes partes. Entendemos que la nación de Israel de hoy, es totalmente incompatible con la tierra de Israel, porque los judíos pueden vivir en ella sólo en el grado en que existan relaciones amistosas y amorosas entre ellos.

Amistad significa que no se traten mal entre ellos y que se deseen el bien. Amor es un nivel, incluso más elevado, es decir que están dispuestos a darse todo uno al otro, como a un ser amado. Cuando existe una relación así entre todos, nos fusionamos con la tierra de Israel, con la fuerza superior que nos ilumina y aparece en una estructura común general. Eso es lo que debemos anhelar y alcanzar.

Ciertamente la estructura nacional de la nación de Israel actual, no es así en absoluto. Toma su carácter del ejemplo de occidente y quiere ser como el resto de las naciones del mundo, algo que no es posible entre judíos. Los judíos, temporalmente, siguen existiendo aquí, protegiéndose con todas sus fuerzas. Pero, esta existencia no puede continuar siempre. Yo ni siquiera llamo a los judíos, un “pueblo” porque el significado de pueblo es que existe un común denominador; mientras que entre los judíos no hay nada en común. Esto es una “reunión de exiliados”, una reunión de personas que vienen de todos los confines de la Tierra y, nada más que eso.

Si los judíos se erigieran como un sólo pueblo, al anhelar la unidad, elevándose por encima de su ego, eliminando el odio mutuo, la competitividad, etc., podrían seguir viviendo en la tierra de Israel y la tierra sería buena para ellos. La fuerza superior comenzaría a trabajar en ellos para bien y los protegería de todos los problemas.

Si no sucede esto, ni la preparación militar ni su fuerza ni sus armas les ayudarán, ni siquiera la ayuda de los presidentes de Estados Unidos o de las naciones del mundo. En cualquier caso, llegaremos a una situación en que, como escribió Baal HaSulam, seremos forzados a abandonar la tierra de Israel y, del pequeño número que permanezca, algunos serán aniquilados y otros se ahogarán en el “mar” de la población árabe que llenará esta tierra. Así que, no tenemos opción, debemos llegar a un estado en el que claramente entendamos nuestro destino, nuestro futuro y nuestra obligación de mostrar al mundo un ejemplo de unidad. Así, el mundo dejará de odiarnos y verá que somos un beneficio, la razón de nuestra existencia eterna es traer al mundo a la unidad. Realmente nos convertiremos en una “Luz para las naciones” (Isaías 42:6).

Pregunta: El autor de esta respuesta cree que su actitud hacia los judíos de EU, es muy mordaz ¿por qué se relaciona así con ellos? ¿Qué escucha de los judíos de EU?

Respuesta: Lo que escucho de ellos es que todos los problemas de Israel son culpa de Israel. Estoy completamente de acuerdo con ellos, excepto por una cosa. Aún cuando Israel es así, no debemos abandonarlo; necesitamos apoyarlo. Cuando se colocan al lado de los que quieren aniquilarlo, no sólo están difamando a Israel, sino que están ayudando a aniquilarlo. Esto no es irrelevante para los problemas del pueblo judío, porque si el Estado de Israel desaparece, seguirá un nuevo Holocausto.

El Estado de Israel es como un miembro de la familia. En ningún caso, podemos “arrojarlo” fuera del círculo familiar; debemos corregirlo. Los judíos de EU podrían hacerlo si se comportaran sabiamente y no estuvieran tratando de ignorar la situación actual.

Desafortunadamente, la abrumadora mayoría de judíos en EU, son indiferentes al Estado de Israel porque están incluidos en esa vida, a tal grado, que Israel no los afecta de ninguna forma y por lo tanto, no quieren escuchar acerca de eso. Lo que es importante para ellos es su propio bien y no les interesa lo que le suceda a Israel.  Así no se trata a un miembro de la familia porque incluso, si es mejor para ti, no puedes deshacerte de él, debes pensar en él.

Así que, los judíos de EU deben unirse y pensar en cómo, con presión externa, forzar a la nación de Israel a avanzar en la dirección correcta, para que se vuelva más plural y no sucumba a las coerciones externas e internas.

Israel debe construir una nación para sí, con base en relaciones de amistad y amor, con base en el principio del judaísmo, “Y amarás a tu amigo como a ti mismo” (Levítico 19:18) y no todo tipo de facciones, movimientos religiosos, disputas y guerras.
[193692]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 7/sep/16

Material relacionado:
El amor es el arma más poderosa
¿Hay lugar para los judíos en este mundo?
No hay lobby judío

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: