Una bendición y una maldición

thumbs_laitman_238_01Torah, Deuteronomio 11:26-11:28: Mira, hoy presento ante ustedes la bendición y la maldición. La bendición, si obedecen los mandamientos del Señor, su Dios, que yo les ordeno hoy. Y la maldición, si no obedecen los mandamientos del Señor, su Dios y se apartan del sendero -que yo les prescribo hoy, siguiendo a ídolos de otros, de los que jamás supieron.

Si alguien se aparta del camino que conduce a la adhesión con el Creador, la  fuerza superior única de la naturaleza, entonces, por supuesto, comete un error y va a “otros dioses”, es decir, se vuelve hacia otras fuerzas de la naturaleza.

“Siguiendo a ídolos de otros, de los que jamás supieron”, es decir, con anterioridad no los tomaron en cuenta como algo fundamental, definitivo y esencial. Y si los prefieres y los ves como líderes, entonces, por supuesto, mi maldición está en ti.

¿Qué significa una maldición? La persona atrae fuego sobre sí, al dejar el control de la única fuerza superior y verdadera, bajo la cual están los demás. Se presenta a sí misma en un sistema sin equilibrio y siente su desequilibrio.

Esta es la maldición. No hay Dios que nos envía algo especial desde arriba, sólo hablamos así de manera metafórica. A través de nuestras acciones, causamos distorsión al sistema común y por lo tanto, sentimos las consecuencias sobre nosotros mismos.

Pregunta: ¿Por qué esta porción de la Torá se llama Rehe (ve)?

Respuesta: Porque necesitamos alcanzar el sistema espiritual. Después de todo, la visión es el sentido más fuerte del humano, la más poderosa fuente de conocimiento y comprensión de dónde estamos y qué somos. Por lo tanto, necesitamos percibir todo a través de nuestra vista, nuestra más alta cognición. No creer o simplemente reconocer, sino comprender realmente la esencia de ella. Incluso en un tribunal un testigo sólo puede ser una persona que vio, no una que sólo escucho.
[195186]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 22/jun/16

Material relacionado:
Una bendición o una maldición
Un hacha en las manos de un leñador
La Torá comienza de un secreto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta