Una nueva vida #483 – Alianza secreta con el poder superior

dr-michael-laitman

Una nueva vida #483 – Alianza secreta con el poder superior
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

Pregunta: ¿Qué clase de conexión existe entre el significado de nuestra existencia y alcanzar el poder superior?

Respuesta: Es la mayor fuerza primaria de la naturaleza. Específicamente, es superior porque guía todo: esto es, es la fuerza de otorgamiento y amor, rodeando todo lo que existe dentro de ella: energía y satisfacción. Intencionalmente creó la fuerza de recepción para complacerla y llevarla a un nivel especial de existencia.

La fuerza de otorgamiento es perfecta porque no necesita a nadie. La fuerza de recepción que creó, es limitada y carente porque siempre necesita algo y no puede lograrlo por sí misma.

Comentario: La gente está acostumbrada a imaginar el poder superior, al Creador, como una personalidad con quien hacemos una alianza y nos acompaña. Es difícil percibirla simplemente, en forma de una fuerza, como algo sin vida.

Respuesta: ¿Es realmente difícil imaginarlo? Incluso en nuestro mundo físico hay muchas fuerzas diferentes, desconocidas para nosotros. Así que ¿por qué es tan difícil considerar la existencia de una fuerza superior? Por el contrario, a excepción de la fuerza, nada más existe.

Todo lo que veo alrededor mío, son fuerzas formadas dentro de mi percepción, en forma de imágenes físicas que parecen existir: naturaleza inanimada, vegetal, animal y humana. Pero en principio, son aspectos de la misma fuerza.

Pregunta: ¿Cómo puedo desarrollar una relación con esta fuerza?

Respuesta: Esta es la fuerza superior. Cuando creamos una relación con alguien, las fuerzas se amplían o conectan, para acercarnos y crear un contacto. En realidad existe una sola fuerza y nada más. Hoy, incluso la física, una ciencia puramente materialista, ha llegado a esta conclusión.

Tras una investigación más a fondo, la materia que vemos desaparece; existe solo en nuestra percepción. El mundo que sentimos es producto de nuestra imaginación. Existen solo fuerzas afectando nuestro cerebro, dibujando una imagen que parece estar frente a nosotros. Pero todo es el resultado del trabajo de las fuerzas, como la imagen en una pantalla de computadora.

Pregunta: ¿Y cada uno de nosotros es también una fuerza?

Respuesta: La persona es una fuerza receptiva. Pero esta fuerza está compuesta de varias fuerzas receptivas, unidas todas en una clase de relación. Por lo tanto, la gente está separada. La fuerza receptiva es la fuerza del deseo de recibir.

La persona es un deseo de recibir. Pero tiene muchos deseos de satisfacciones interconectadas. Cada una tiene su propia combinación especial, típica de hombre o mujer, niño o adulto. Pero sólo hay un deseo de recibir placer de todas las fuentes posible.

Pregunta: Así que, ¿a qué nos referimos cuando decimos que el pueblo judío tiene una conexión con la fuerza superior?

Respuesta: Abraham enseñó al pueblo a lograr el propósito de la vida, el programa general de la naturaleza, a los que tenían ese deseo. Y es posible si se adquiere la fuerza de otorgamiento que está por encima de nosotros. Y es posible lograrlo a condición de que construyamos, entre nosotros, relaciones similares a la fuerza de otorgamiento. Para ésto, necesitamos lograr amar a los demás como nos amamos a nosotros mismos, amor mutuo.

Al grado en que comencemos a descubrir esa fuerza de amor, unidad y cooperación mutua entre nosotros, en su interior descubrimos el poder del otorgamiento.

Pregunta: Si creamos relaciones de amor y reciprocidad entre nosotros, ¿descubriremos la misma fuerza, con la cual dicen que el pueblo judío hizo una alianza? ¿qué es ese poder superior?

Respuesta: Es la fuerza superior de amor y otorgamiento, el deseo de hacer el bien a los demás con nuestra fuerza de amor. Las personas que tienen conexión con la fuerza superior son llamadas “pueblo judío”, judíos porque entienden que están obligados a estar unidos entre sí y entre ellos y la fuerza superior.

La fuerza de recepción nos es dada desde nacimiento. Es particularmente grande entre ellos, así que son llamados un “pueblo de dura cerviz” (Éxodo 34:9). Pero entendemos que es requerido, para que con su ayuda descubramos la fuerza de otorgamiento. La fuerza del egoísmo arde en nosotros y nos aleja unos de otros. Así, nos obliga a buscar la fuerza de otorgamiento y conexión.
[151083]
De Kabtv “Una nueva vida #483 – Alianza secreta con el poder superior” 25/dic/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta