Una nueva vida #769 – El embrión, el bebé y el alma

769

Una nueva vida #769 – El embrión, el bebé y el alma
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

El proceso de aprendizaje comienza con la educación de los padres. Cualquier cosa que una mujer aprende durante el embarazo afecta al embrión. El embrión está conectado a la base de datos superior, pero la presión del mundo exterior lo envuelve. El bebé, por sus sentidos internos, absorbe mucho más de lo que entendemos. Todos vivimos con el fin de desarrollar nuestra alma y si un niño tiene un alma especial, tiene preguntas existenciales.

Un bebé nace con sentidos internos no desarrollados, que deben desarrollarse. Los sentidos evocan preguntas y curiosidad, así que permitamos al niño desarrollarse en la dirección que lo atrae y no lo inhibamos.

Lo que la persona aprende a lo largo de su vida, básicamente lo acerca a la corrección de su alma de manera muy especial. El mundo sirve como una enorme envoltura para la pregunta fundamental: “¿Para qué vivo?”

Tenemos un cerebro y un corazón, no para servir a nuestro cuerpo físico, sino para  que nos ayuden a alcanzar la interioridad de la vida. Tenemos el deseo innato de saber de dónde venimos, hacia dónde vamos, qué ocurrió antes de nacer y que hay después de la muerte.

La respuesta a esta pregunta está en la dimensión espiritual que percibimos cuando desarrollamos el deseo de otorgar bondad. La fuerza de otorgamiento es la fuerza para salir de nuestro deseo natural de recibir para nuestro propio bien y funciona en dirección opuesta a la vida espiritual, en el sentido de dar en vez de recibir, de amar en lugar de odiar. La gota de semen espiritual, el pequeño punto que se puede desarrollar en el deseo de amar y otorgar, está dentro de nosotros.
[193595]
De Kabtv ”Una nueva vida #769 – El embrión, el bebé y el alma” 13/sep/16
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: