Ynet: “El secreto para un año de éxito”

Desde mi columna en Ynet, “El secreto para un año de éxito

¿Por qué es costumbre leer el libro de Jonás en Yom Kippur? ¿la ballena realmente se tragó a Jonás o es sólo una alegoría? ¿cuál es el secreto para expiar nuestras acciones y bloquear las flechas de odio dirigidas contra Israel? El doctor Laitman, guía de los perplejos para Yom Kippur.

dr-michael-laitman

¿Te has detenido a preguntarte por qué ayunar en Yom Kippur?; ¿por qué ir a la sinagoga en Yom Kippur?; ¿por qué pedir perdón a un amigo o a alguien que hayas dañado? Nos hemos acostumbrado a mantener estas costumbres desde nuestra infancia y parece que el principal motivo es que todos queremos ser inocentes, al menos hasta cierto grado, en Yom Kippur.

Los que tienen medios, incluso compiten, pagando, por el derecho a leer el libro de Jonás en público, un mérito muy conocida para tener riqueza y éxito en negocios, el siguiente año. Las sumas suben de año en año, pero ¿entienden por lo que están pagando?

La historia del profeta Jonás empieza con una misión que recibe de Dios; debe advertir a los gentiles, los habitantes de Nínive, que se arrepientan de su maldad, del odio infundado al amor a los demás. Igual que en el pasado, igual que Jonás, nosotros, el pueblo de Israel, tenemos una misión que no podemos evadir. La misma misión nos acompaña desde la antigua Babilonia, cuando Abraham nos unió en una nación con base en amor a los demás, para establecer entre nosotros la unidad que servirá como ejemplo para el mundo. Cumplir esa misión es nuestro derecho a existir.

Hemos experimentado cómo funciona esta ley durante nuestra historia: cuando estamos unidos, prosperamos y el mundo también prospera. Cuando caemos en odio infundado, recibimos golpes y el mundo se deteriora. Con el tiempo hemos perdido la capacidad de construir la conexión entre nosotros, hasta tal punto que no creemos que podamos restablecer nuestras buenas relaciones otra vez. Nos repugnan oír que nuestra misión es ser una Luz para las naciones del mundo. Hemos olvidado nuestra misión y cuando huimos, llega la tormenta ….

La tormenta

Jonás huyó de su misión, subió a un barco y navegó al extranjero. Su escape generó una tormenta, los marineros se dieron cuenta de que la razón de su sufrimiento era el judío que estaba a bordo de su nave. Lo arrojaron al mar.

En el mundo globalizado de hoy, las naciones del mundo también nos culpan por todas las crisis. El destino de la nación de Israel es inevitable. Los marineros de la historia cambian cada vez, pero nuestro destino es el mismo. Si no salimos de nuestro sueño profundo y no aceptamos cumplir nuestra misión, el tiempo en que nos arrojen al mar, es seguro que llegará.

Jonás fue arrojado al mar y tragado por una ballena. Al final de su autoexamen, aceptó cumplir con la misión que se le dio y sólo entonces, el pez lo llevó a una orilla segura, a Nínive.

El acuerdo

Como Jonás, llevamos dentro de nosotros el método de conexión. Este es el genoma nacional que nos une en una sola nación y no podemos escapar. Cuando conectemos, seremos ejemplo de unidad para todas las naciones. La única pregunta es si seremos suficientemente responsable o, Dios no lo quiera, seremos arrojados a las profundidades del océano, para así aceptar cumplir con nuestro destino.

Nuestra función es convertir el odio infundado en amor de unos a otros, sin embargo, en lugar de ser Luz para las naciones, hacemos todo lo posible para ser como las demás naciones. Pero la fuerza del desarrollo hace que cada vez más gente y naciones, subconscientemente sientan que los judíos son responsables de todos los problemas y las naciones no mejorarán su actitud hacia nosotros, hasta que cumplamos con nuestro deber.

El propósito de Yom Kippur es permitirnos hacer una introspección profunda y es una oportunidad para que aceptemos nuestra misión y tomemos la decisión de conectarnos y ser Luz para las naciones del mundo. Sólo así, la agitación global que nos rodea se calmará y la humanidad vivirá en armonía y una Sucá de paz se extenderá sobre todos nosotros.

¡Un buen año nuevo y que todo Israel quede inscrito y sellado en el Libro de la Vida!
De Ynet 10/oct/16

Un comentario

  1. Si, que quedemos inscritos !!!!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: