Ynet: “El soldado no tiene la culpa – todos somos responsables”

De mi columna en Ynet, “El soldado no tiene la culpa – todos somos responsables

Muy rápido, demasiado rápido, sellamos el destino del soldado. Sin embargo, como sociedad, todos somos responsables de su culpa, pues fue negligencia y nuestra inferioridad como sociedad frente al mundo. Por lo tanto, antes de apresuramos a sentenciarlo, primero debemos juzgarnos a nosotros mismos.

Dr. Michael Laitman

La historia de un soldado de la brigada Kfir, acusado de asesinar a un terrorista, refleja el estado de la sociedad israelí. En el momento en que el vídeo se dio a conocer, el caso molestó a todo el país. En las redes sociales había ebullición y agitación y el debate sobre los valores de las FDI [Fuerzas de Defensa de Israel] y su moral, estaban en el centro de la atención social.

En 1994 fue publicado un documento llamado Espíritu de las FDI, que establece valores y normas que las FDI deberían tener. Incluye diferentes valores como responsabilidad compartida, ejemplo personal, amistad, misión compartida, credibilidad y otros. Es sorprendente que estos valores no sean, en absoluto, parte de la vida civil y sólo surgen en el marco militar.

Este caso plantea muchas preguntas. ¿Cuándo perdimos nuestra conciencia social, según la cual cada individuo representa al estado? ¿cuándo dejamos de asumir la responsabilidad de lo que sale de los teclados? ¿qué sucedido que hemos dejado de sentir que cada soldado que lucha, es como nuestro propio hijo? ¿indican estos signos que hemos fracasado como sociedad?

Sin acceso a la política

Uno de los fenómenos más preocupantes es la rapidez con la que los voceros atacaron este caso. Los que saben cómo extender sus promesas cuando están fuera de los círculos influyentes lo hicieron mejor, pero en una posición en la que hay algo que decir, se vuelven moderados y abandonan los principios que defienden.

Este no es el momento ni el lugar para obtener beneficios políticos y ciertamente no antes de que los responsables tomen una decisión. Por lo tanto, sería mejor si las figuras públicas se abstuvieran de debates públicos hasta que todos los detalles sean investigados.

La lucha sin fin entre las alas derecha e izquierda, tampoco tiene sentido en este caso. Todos siguen adheridos a sus posturas. Los de la derecha creen que podemos ganar por la fuerza, mientras que en la banda izquierda creen en el poder de la concesión. Sin embargo, incluso si las dos ideologías pudieran unirse, no nos lleve al estado que todos deseamos.

El alma judía anhela

De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, cada judío tiene en sus raíces un sentimiento de culpa, una especie de sentimiento de inferioridad con respecto al mundo, que le obliga a examinarse a sí mismo constantemente. Este fenómeno se deriva de una fuente espiritual superior. [1]

Las naciones del mundo apuntan su dedo acusador hacia nosotros, afirman que somos la fuente del mal en el mundo, desde libelos de sangre imaginarios, a los Protocolos de los Sabios de Sión, a las acusaciones sin fundamento que alegan que judíos están detrás de los ataques terroristas en Bruselas. Puede sonar poco realista e irracional, pero sorprendente, en el fondo, aceptamos este sentimiento. [2]

De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, la raíz de ese complejo de inferioridad se deriva del hecho de que debemos ser Luz para las naciones, es decir, estar unidos y ser ejemplo para el mundo de una sociedad modelo. Mientras tratemos de escapar de esta misión, seremos culpados de todos los males que sufre el mundo. [3]

Ni derecha ni izquierda – garantía mutua por encima de todo

El nuevo camino dorado medio, iniciará en el cruce entre derecha e izquierda. Esta vía media estará pavimentada cuando logremos, aunque sea un poco, ir por encima del egoísmo que nos separa. Esta vía es la solución. Sin ella, no podremos construir una sociedad unida en Israel y, nuestro Estado puede derrumbarse en pedazos a causa de la guerra interna entre nosotros.

Así como lo dijeron los profetas, la misión de transmitir el método de conexión al mundo y conectarlo, nos obliga a poner en práctica, otra vez, el enfoque básico de ‘El amor cubre todas las transgresiones’ [4]

De acuerdo con este método, no hay diferencia de qué lado del mapa político estamos. Cada uno puede seguir en su posición y al mismo tiempo, trabajar en la conexión con otros. En el momento en que empezamos a conectarnos, a pesar de nuestras diferencias de opinión y partido político, estimulamos la fuerza del nivel superior que puede equilibrar y construir un nuevo nivel por encima de las alas derecha e izquierda. No desaparecerán y no se supone que desaparezcan, pero cuando nos conectemos por encima de ellas, podremos crear el camino dorado medio. [5]

En aras de la unidad

Decidir el destino del soldado, es decidir nuestro destino, porque su culpa es nuestra responsabilidad como sociedad, ya que emana de nuestra negligencia. Es mejor juzgarnos a nosotros mismos primero y después sentenciarlo. Así como, a veces, los padres no están de acuerdo con respecto a sus hijos, pero tratan de mantener unida a la familia, debemos elevarnos por encima de nuestras disputas y buscar todas las formas posibles para aumentar la conciencia de la gente con respecto al valor más importante de nuestra vida, la unidad y así, nos ahorrarnos, a nosotros y al mundo, sufrimiento innecesario. [6]

Referencias:

[1] “Todo hombre de Israel posee un punto interno en el corazón, considerado simple fe. Es una herencia de nuestros padres, que se encontraron en el Monte Sinaí. Sin embargo, está cubierta por muchas Klipot (cáscaras) que representan todo tipo de vestiduras de Lo Lishmá (no por Su nombre); estas cáscaras deben ser removidas. De este modo, su base habrá de llamarse ‘sólo fe’, sin asistencia alguna ni ayuda externa. Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam), Shamati, artículo 199, A todo hombre de Israel

[2] “Es un hecho que Israel es la nación más odiada, ya sea por razones religiosos, raciales, capitalistas, comunistas o cosmopolitas, etc., porque el odio precede a todas las razones y todos expresan su odio de acuerdo a su propia psicología. Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam), La última generación

[3] “Israel trae luz al mundo, como se dice, (Isaías 60: 3) ‘Y las naciones andarán en tu luz'” Midrash Rabá, Shir HaShirim, sección 4, verso 2

“La mayor parte de la creación, del libre albedrío y de la corrección y corrupción del mundo, depende de Israel”, Likutim 1, Siach Isaac, parte 2, recopilación A

“Además, depende de la nación de Israel calificarse a sí misma y a toda la gente del mundo a través de la Torá y las Mitzvot, para desarrollarse hasta que tome sobre sí el trabajo sublime de amor de los demás, que es la escalera para el propósito de la Creación, que es Dvekut con Él. Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam), Arvut, Garantía mutua.

[4] “El odio despierta rencillas, pero el amor cubre todas las transgresiones” (Proverbios 10:12)

[5] “La paz está destinada principalmente a conectar dos opuestos y así, si ves a alguien, cuyos puntos de vista son totalmente opuesta a los tuyos y parece absolutamente imposible estar en relaciones pacíficas con él y cuando ves dos personas que son completamente opuestas, no digas que es imposible hacer la paz entre ellas, ya que este es el principio de la plenitud de la paz, hacer la paz entre dos opuestos. Likutey Etzot, Entrada a la paz

“No estamos obligados a ser neutros, sino a estar unidos, estar unidos en garantía común mutua y responsabilidad mutua e influencia mutua. No estamos obligados a enmendar las áreas entre las uniones … sino a mostrar reconocimiento común en la realidad común y compartir responsabilidad mutua cuando se necesite. La separación de los corazones es la enfermedad con la que las naciones de hoy se ven afectadas y, los que desean sanar obligando a la gente a unirse, están equivocados. Nos falta la unidad de la estructura orgánica. Por el momento no hay remedio, pero la gente de diferentes círculos que tienen diferentes puntos de vista, se necesitan unas a otras con un corazón puro y que tomen la molestia de encontrar juntos la base común” (Martin Buber, Educación y visión-mundial“)

[6] “El éxito de nuestra nación depende sólo del amor fraternal, de nuestra conexión como miembros de una misma familia” Shmuel David Lutzato

“No podemos prescindir de unidad, amor y paz que incluirá a todo Israel en amor y unidad”. Likutey Halajot, Hoshen Mispat-Halchot Erev

“No abrimos los ojos para ver que sólo la unidad nos puede salvar: sólo si unimos nuestros esfuerzos serán fructíferos” Eliezer Ben Yehuda, No hemos aprendido la lección

“Por cuestiones de unidad social, que puede ser la fuente de toda alegría y éxito, se aplica sobre todo a los cuerpos y materias corporales de la gente y su separación, es la fuente de todas las calamidades y desgracias. Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam ), La libertad

“El secreto de la unidad del mundo reside en Israel” Rav Kook, Orot HaQodesh 2
[180459]
De Ynet 28/mar/16

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta