Un sistema que protege de la Luz Superior

thumbs_laitman_232_06Pregunta: ¿Qué tan importante es dividir en porciones el placer que se recibe del Creador? Después de todo, no es secreto que si te pones al sol mucho tiempo, te vas a quemar, no a broncear.

Respuesta: Primero, necesitamos preparar nuestro deseo para el contacto correcto. En consecuencia, debemos primero rechazar todo el placer, restringirlo (Tzimtzum) y no dejándolo entrar en nosotros.

Luego, debemos construir una pantalla (Masaj) que devuelva el placer. Solo después de eso, podremos entrar en contacto y gradualmente comenzar a recibir placer en cantidades específicas llamadas; Nefesh, Ruaj, Neshamá, Haya, Yejida, etc.

Todo llega gradualmente. Hasta que construimos una resistencia dentro de nosotros llamada pantalla, podemos descubrir el placer que se encuentra entre nosotros. Por encima, existe un sistema que hace posible que la Luz Superior nos alcance en la medida en que el sistema particular protector, llamado  Masaj, exista en nosotros.

Pregunta: ¿Cómo, el cerebro y los nervios del cabalista, resisten ese sentimiento de placer que es millones de veces mayor que el placer de una persona ordinaria? ¿no se refleja mentalmente?

Respuesta: No afecta la mente porque existe un sistema que protege y no permite que la persona sea dañada por la Luz Superior en ninguna forma. Lo llamado  Pulsa de Nura (choque de luz) es sólo una “historia de terror”. Así que no te preocupes, nada sucederá; nadie ha sido nunca dañado por la sabiduría de la Cabalá. Sólo los que la odian, intencionalmente esparcen estos rumores.
[196697]
De la lección de Cabalá en ruso  28/ago/16

Material relacionado:
La pantalla es nuestra contribución a la realidad espiritual
De la pantalla terrenal hacia la espiritual
Un bombardeo de consejos cabalísticos – 28/feb/16

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: