Vives y aprendes toda tu vida

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué la historia no le enseña nada a la sociedad? ¿por qué la gente es incapaz de comprender y aceptar hechos claros y evidentes por sí mismos y sacar conclusiones de ellos sobre el presente y el futuro?

Respuesta: La humanidad aprende gradualmente, pero sólo por sus errores; el sufrimiento la empuja hacia adelante. Según lo descrito en los libros de la sabiduría de la Cabalá, tiene que ser así, hasta estos días. Hasta finales del siglo 19 y principios del 20, la humanidad se desarrolla por “golpes”. Y desde finales del siglo 19, el mundo comenzó a cambiar. La Primera Guerra Mundial fue el comienzo de la manifestación de los procesos globales en el mundo. Esta tendencia continuó gradualmente y se manifestó con más claridad después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy vivimos en un mundo global, con distintas conexiones integrales.

En nuestra era, cuando la humanidad ha alcanzado un ego integral, estamos llegando de lleno a una conexión mutua y la gente comienza a entrar en contacto entre sí, sobre océanos y continentes. Ya es posible explicarle que está integralmente conectada, pero que las conexiones que hemos construido son malas. Las malas conexiones globales están llenas de peligro.

Por eso, la sabiduría de la Cabalá es revelada y comienza a explicar que debemos elevarnos al siguiente nivel de desarrollo. Es decir, debemos comenzar a comprender el mundo a través de nuestra conexión mutua común, no cada uno personalmente a través de sus sentidos. Cuando suceda, sentiremos el mundo de manera totalmente diferente, en otro plano, en otra dimensión. Lo veremos como un sistema plenamente interconectado, un sistema en el que existe una sola fuerza que dirige todo.

Es como una bandada de pájaros que pueden llegar a ser miles y aún así, todos obedecen un deseo, una intención, un movimiento. Entre ellos existe una conexión colectiva, una inteligencia colectiva, un sentimiento colectivo, un objetivo colectivo. Ninguno tiene un objetivo personal; todos cooperan instintivamente, ejecutan un programa colectivo y logran un objetivo común. Si sintiéramos el sistema común de conexión mutua entre nosotros, a pesar del egoísmo, comenzaríamos a sentir el llamado ‘mundo superior’; alcanzaríamos el sentimiento de una naturaleza común, un estado de eternidad y de totalidad.

Debemos alcanzar este estado de forma independiente y no instintiva como ocurre con pájaros, peces, abejas y similares, que se encuentran en el nivel animal. Debemos alcanzarlo a pesar y en oposición a nuestro egoísmo, elevándonos sobre él y conectándonos entre nosotros. Así comenzaremos a sentir la fuerza que dirige todo.

Cuando hormigas, pájaros o pescados se conectan, la fuerza colectiva general los dirige. Es un poder superior, que se manifiesta en ese momento entre ellos. Se mueven sin comunicarse, precisamente dentro de esta fuerza colectiva general. Así es como debe suceder entre nosotros a través de la conexión correcta. Esto es lo que se llama revelación del Creador dentro de nosotros.

Si ya estuviéramos en esa conexión, podríamos hablar del siguiente nivel de nuestro desarrollo, una existencia que no está dentro, sino fuera del cuerpo, en la inteligencia colectiva y el deseo común. Así iremos más allá de nuestra actual percepción egoísta y personal de la realidad y llegaremos a ser un único ser en el mundo superior.

Podemos lograrlo en nuestro mundo, en nuestros días y debemos alcanzarlo contra nuestra voluntad o, conscientemente. Ahora la sabiduría de la Cábala está surgiendo, nos explica lo que debemos tratar de alcanzarlo conscientemente, de lo contrario pasaremos por grandes trastornos.
[194830]
De la lección Cabalá en ruso, 10/jul/16

Material relacionado:
Sabiduría colectiva
A nivel de los pensamientos y deseos
La humanidad cada vez se está haciendo menos inteligente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta