El mundo espiritual es un mundo de intenciones

Pregunta: En la familia, la esposa dirige y el esposo está de acuerdo con ella, ¿cómo se refleja esto en su desarrollo espiritual?

Respuesta: ¡No es necesario referirse al género físico! Comprensiblemente, está también conectado a la forma y a la actitud hacia el mundo y la percepción. Pero en espiritualidad no tiene importancia, porque ¡en espiritualidad lo más importante es el deseo!  Más aún, la forma del deseo no tiene importancia. Lo importante es si el deseo está dirigido hacia uno mismo o hacia los demás. Un deseo dirigido hacia uno mismo es llamado femenino, si está dirigido hacia los demás es llamado masculino.

Una mujer que sale en las tardes a difundir material cabalístico, está realizando el trabajo de un hombre, esta actividad es considerada masculina. Un hombre que se queda en casa, ve el soccer y toma cerveza es considerado femenino en estas acciones. Pero si se queda en casa con el hijo para que la mujer participe en la difusión, entonces es considerado masculino, porque es la intención la que determina todo. En espiritualidad, no hay género; ¡nuestro mundo no existe! ¡El mundo espiritual es un mundo de intenciones!
[197047]
De la lección de Cabalá en ruso 26/jun/16

Material relacionado:
Un líder espiritual
La mujer que estudia la sabiduría de la cabala
Cambio de género en la espiritualidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta