Fantasías y realidad, parte 5

Pregunta: ¿Cuál es el significado de nuestra vida, si conforme avanza, vemos el mundo a través de lentes egoístas que nos muestran el mundo imaginario?
Respuesta: El significado de la vida está en decidir que la vida es lamentable y que a partir de eso, tenemos que elevarnos a la realidad superior. La diferencia entre estos dos tipos de realidad definen el poder de nuestro alcance espiritual.

Pregunta: Y, ¿qué está equivocado con nuestra realidad actual?

Respuesta: Primero que todo, está equivocada porque es ilusoria. La ciencia ya sabe que lo que vemos frente a nosotros es una imagen holográfica, mientras que en realidad no hay sólo un universo, sino muchos.

El desarrollo egoísta, materialista de la ciencia lo lleva al límite de la comprensión materialista del mundo y nos conduce a un camino sin salida. La ciencia está en crisis porque no puede avanzar y realizar más descubrimientos. Sólo una cosa está clara: Hemos llegado al límite.

Hasta que descubramos la fuerza superior, el mundo entero seguirá siendo una ilusión. Existimos dentro del computador y tenemos que cambiar nuestra percepción. Estando solo en los grados de percepción del inanimado, vegetativo y animal, permanecemos dentro del mismo programa del computador como hasta hoy; después de todo, nada puede ser cambiado ahí.

Pero en el nivel del humano, en nuestra interrelación con las personas, adquirimos un nuevo programa llamado un programa de otorgamiento en vez del de recepción. Y dentro de este, comenzamos a sentir la realidad superior, llenada con la fuerza llamada el Creador.

Resulta que nos quitamos nuestros lentes egoístas, los que solíamos usar para ver el mundo, solo a través del punto de vista del beneficio personal, a través de la voluntad de recibir. Y ahora, vemos el mundo a través del prisma del deseo de satisfacer a los demás, de dar, de amar y esto es porque vemos una realidad no distorsionada.

“Lo que es bueno para mí” es una realidad ilusoria y, “lo que es bueno para los demás” es la verdadera. La realidad ilusoria, egoísta, difiere drásticamente de la verdadera realidad y esto es porque a menudo discutimos y no estamos de acuerdo con los demás, incluso con aquellos más cercanos. Porque hoy, cada uno de nosotros tiene su propia verdad.  

En la realidad verdadera, todos tendrán una única opinión, una única intención, dado que todos cuidarán del otro y no de sí mismo. Y eso es porque no habrá discusiones entre nosotros, sino solo conexión y completitud mutua.

Todos se elevarán por encima de su egoísmo personal e intentarán satisfacer las necesidades del otro, llenar los deseos del otro. Y eso es porque el amor y la unidad prevalecerán por siempre entre nosotros. ¿Pueden existir conflictos si yo constantemente pienso en cómo satisfacer los deseos de un compañero humano?

Pronto llegaremos a este estado, no tenemos otra elección. La evolución en sí misma y la crisis actual global nos llevarán a la nueva realidad. Superando el egoísmo, nos elevamos por encima del tiempo, el espacio y el movimiento, por encima de nuestros deseos egoístas mezquinos frente al deseo de la fuerza superior, el cual es otorgamiento y amor.

La única realidad verdadera es la fuerza de otorgamiento, la fuerza del amor.  Tenemos que quitarnos todos los lentes egoístas que usamos hoy y ver la verdadera realidad.
[197104]
De un programa de TV  “Una nueva vida #787”, 1/nov/2016

Material relacionado:
Fantasías y realidad, parte 4
Fantasías y realidad, parte 3
Fantasías y realidad, parte 2

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: