Las predicciones de Marx se vuelven realidad, parte 7

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre la crisis actual y la Torre de Babel que también fue una explosión de egoísmo?

Respuesta: El rompimiento en la antigua Babilonia se debió a la crisis del egoísmo que dividió a la sociedad en muchas partes y tribus. Abraham también apeló a la igualdad, como Marx y Baal HaSulam.

Pero no fue la manifestación del egoísmo final; por lo tanto, la gente tuvo una solución. Se dispersó por los cuatro rincones del mundo, como describe la Torá.

La crisis de hoy es a nivel totalmente diferente, aunque su principio es el mismo. Todos entendemos que la crisis no tiene solución: no tenemos a dónde ir ni podemos volver a la vieja industria. Es imposible cambiar el sistema obsoleto a otro egoísta, como sucedió cuando la esclavitud fue reemplazada por el feudalismo y luego por el capitalismo.

No hay cómo cambiar; se agotaron todas las posibilidades. Como resultado de su trabajo, nuestro ego devastó a la humanidad, la llevó a la desesperación, la engañó y la dividió en ‘élite próspera’ y ‘masas’. Pero la élite, de hecho, no tiene nada. Si la burbuja financiera estalla, todos quedarán sin nada.

La élite debe entender que si se llega a la explosión, nos encontraremos en un desierto absoluto. Toda la vida se detendrá; nadie podrá hacer ninguna conexión económica ni tratos con nadie. Los bancos y las compañías de inversión que juegan este juego, están llevando al mundo a la línea final.

¿Por qué no ha estallado la burbuja financiera? ¿por qué China y Rusia compran bonos del gobierno de EUA? ¿por qué todos están de acuerdo con su deuda? Porque, si el sistema del dólar se derrumba, el comercio y la producción mundial se congelará. No tendremos nada que comer mañana. No habrá nada que comprar en las tiendas; todo se detendrá: nadie traerá, recibirá ni entregará mercancía a otros.

Estamos en una situación muy difícil. Por lo tanto, no es casualidad que la gente construya almacenes con comida y búnkeres donde esconderse durante varios años en caso de guerra. En el peor de los casos, no nos quedará nada.

No podremos volver al “patrón oro” (con la moneda está vinculada al oro) por su estructura expansiva de la conexión que se verá después de su cancelación.

Incluso el desarrollo negativo se detiene, porque el egoísmo ya no tiene dónde crecer. Todo se congela. Ya que, el egoísmo necesita combustible para desarrollarse, pero se ha agotado por completo. El egoísmo sólo podrá seguir su desarrollo si desplegamos una fuerza positiva, en paralelo a su crecimiento.
[198696]
De Kabtv “Una charla acerca de la situación actual en el mundo” 2/dic/16

Material relacionado:
Las predicciones de Marx se vuelven realidad, parte 6
Las predicciones de Marx se vuelven realidad, parte 5
Las predicciones de Marx se vuelven realidad, parte 4

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta