“Sándwich” de relaciones

Nuestra tarea es usar toda nuestra fuerza y cualidades, sólo para dar a otros y para organizar una sociedad donde cada uno trabaje, no para sí mismo, sino para el bien común. A diferencia del Creador, fuimos creados como deseo de recibir y sentimos placer cuando satisfacemos nuestros deseos, como comida, sexo, familia, riqueza, fama, poder y conocimiento.

Satisfacción espiritual no se refiere a la propia satisfacción, sino crear un vaso totalmente diferente de recepción, porque todo en nosotros es temporal en duración y limitado en espacio. Si se satisface a otros, pero se siente que no son otros uno mismo y nuestros hijos, se tendrían posibilidades ilimitadas de satisfacerlos y disfrutar más que si sólo se recibe.

Por lo tanto, lo que nos falta es simplemente sentir que toda la gente en el mundo, es lo más precioso para nosotros y que tenemos oportunidad de cuidarla y, por lo tanto, disfrutar constantemente. Tendremos un incentivo para vivir, producir y trabajar para ella, porque eso nos satisface.

Por supuesto, todo es egoísta, como los hijos, que son mucho más importantes que nosotros mismos. Es evidente incluso en la relación en nuestro mundo; si la madre necesita salvar a su hijo, hará cualquier cosa.

Sin embargo, imaginar que gente ‘extraña’, sin ninguna relación conmigo, es de la familia, es un problema. El problema no es siquiera imaginarlo, porque en ese caso trabajaría para ellos como para mis propios hijos y nietos y así permanecería en el mismo nivel animal, como cualquier persona en este mundo. Esa no es una corrección espiritual.

La corrección espiritual es cuando empiezo a percibir todo el universo, como si dependiera de mí y a sentir a la gente no sólo como familia. Es, incluso, imposible expresarlo porque no hay experiencias adecuadas en este mundo.

El hecho es que como resultado del estudiar Cabalá, cuando nos acercamos más en un ambiente cabalista, bajo la influencia del método de conexión con los demás, aparece una fuerza positiva en la sociedad. Existe en la naturaleza, pero se nos oculta. Es la fuerza del Creador; por eso se dice que el Creador está oculto. Nadie lo conoce ni lo siente ni lo ve. Pero si intentamos conectarnos como familia, atraemos Su revelación y esta fuerza positiva, anti-egoísta, empieza a construir conexiones entre nosotros.

Sin eliminar nuestra oposición egoísta mutua, pero, construye conexión por encima de ella, demostrando que somos un todo único. Así tenemos un ‘sándwich’, es decir dos niveles de relaciones. En el nivel inferior, odio a los demás, compito con ellos y los alejo de mí aún más que antes. En el nivel superior, de pronto empiezo a sentir que tengo cercanía, integridad, unidad y reciprocidad con ellos.

Estos dos tipos de relación totalmente opuestos, entre yo y otros, crean en mí un sistema espiritual llamado “el amor cubrirá todas las transgresiones”. Si estoy en el estado interno entre dos niveles, el estado superior, cuando quiero Dar a otros y cuidar de ellos, se llama fe, calidad de otorgamiento, amor y sentir a otros como a mí mismo. Estar por encima de mi actitud egoísta anterior, hacia las personas que eran extrañas, opuestas a mí.

Esto es aplicar lo que la Torá llama -amar al prójimo como a ti mismo- porque así el amor cubre todas las transgresiones. Es decir, el amor no cancela al egoísmo, sino que lo cubre.

Ambas capas existen simultáneamente y cuando interactuamos con otros, tenemos oportunidad de empezar a sentir el mundo superior entre las cualidades de rechazo/odio y atracción/amor. La Torá nos lleva a eso.
[198284]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 20/jul/16

Material relacionado:
El amor cubre todas las transgresiones
‘Sándwich’ con el Creador
“En cada deseo de tu alma”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta