Un nuevo presidente, un nuevo mundo, nuevos valores

Dr. Michael LaitmanPregunta: Como cabalista, ¿qué le parece a usted la situación actual del mundo? Usted habla constantemente de grandes cambios que nos esperan. ¿cuáles son estos cambios?

Respuesta: El mundo está realmente en una situación única; está claro que se acerca una revolución. Comprensiblemente, esto no tiene ninguna conexión con Trump, él es como una marioneta en una cuerda elegida para este papel. El sistema va a obtener una potente y muy importante “actualización”. En principio, es posible decir que el mundo está en un proceso de transición hacia nuevos valores. Está pasando gradualmente, la gente todavía no lo entiende. Desde el poder del dinero, que es el principal pilar del capitalismo, el mundo avanza hacia valores más “espirituales”. Esto también está relacionado con la influencia ideológica que está afectando la expansión del islam en el mundo. Los musulmanes no están luchando por dinero, sino por su ideología.

Espero que veamos grandes cambios en el mundo y todo este proceso entierre el liberalismo que está tan de moda hoy. Después de todo, no tiene base real ni posibilidad de ser sostenido; su existencia es completamente artificial. Nos ha llevado a una situación que la gente ya no puede tolerar. Por un lado, algunos tienen una inmensa e injustificada riqueza que no se logró con una mano de obra real, sino con estafas bursátiles. Y por otro lado, hay personas que no tienen nada con qué vivir.

Se comprende que es imposible restaurar la producción industrial en Estados Unidos. Todos los países desarrollados han transferido la manufactura a China y a otros lugares, donde la mano de obra es barata. Ya es imposible traerla de vuelta y no hay necesidad. Los trabajadores estadounidenses no pueden recibir el mismo salario que reciben los trabajadores en China.

Por lo tanto, simplemente es necesario cambiar a una nueva industria humana, la espiritual. ¡No necesitamos fabricar cosas, sino gente! Después de todo, no hay escasez de alimentos ni de ropa. Hay suficiente para suministrar todo lo necesario a cada persona en el mundo. Hay  excedente de bienes de consumo en el mundo por lo que no hay problema en proporcionarles a todos. Además, estos productos no cuestan casi nada.

Debemos darnos cuenta de que lo único que el mundo necesita para triunfar es un poder superior, la fuerza de la conexión, que nos dará una naturaleza similar. Por lo tanto, aquellas personas que, a través de su sindicato, puedan ayudar a la humanidad a ser como la naturaleza, serán las más demandadas. Esta será la profesión del  futuro, donde la gente tiene que aprender.

Toma años aprender esto y debe ser hecho por todos—millones y miles de millones de personas en todo el mundo. Para aquellos que pueden capacitar a la gente para unirse, será un nuevo trabajo. Debe involucrar a todos los medios, porque es todo un sistema.

La gente estudiará y este entrenamiento y estudio será considerado un trabajo espiritual, la obra del Creador, por el cual obtenemos todo lo que necesitamos. Alrededor del 90% de la población mundial no encontrará trabajo en producción. El 10% restante del trabajo mecánico necesitará ser distribuido alrededor del mundo de alguna manera.

Trump está incorporando este cambio si se le permite llevarlo a cabo. Pero ya es un indicador distintivo ya que él quiere quitar el poder del sistema bancario y financiero y devolverlo a la industria. Pero la industria no será como él cree, que volverá a empezar a producir coches en Estados Unidos y reanudar la industria pesada y ligera. Eso no sucederá. Más bien, nacerá una nueva industria: la producción de la humanidad.

Esta será la nueva tendencia en el mundo. Asimismo, esta es una tendencia que ha sido determinada por la situación que se está creando en Europa; la Unión Europea se derrumbará. Todos están llorando porque Europa está traicionando la conexión integral pero, la Unión Europea nunca ha sido una unión y ciertamente no integral. Fue una alianza de bancos para tomar tanto dinero como fuera posible y controlar a todos.

Así que si esta unión se desmorona, será  lo mejor. No necesitamos asociar esta ruptura con el desmoronamiento de Europa. No había unión en Europa; por lo tanto, no hay nada de qué lamentarse. Después de que la UE se desintegre y no hay duda de que lo hará, será posible hablar de una verdadera unión. Después de todo, está claro que la necesidad urgente de la unión está madurando. En algún momento será posible hablar de unión y conexión en Europa en otra forma. Pero eso requerirá una educación integral.
[197607]
De Kabtv “Una charla sobre la situación actual en el mundo” 18/nov/16

Material relacionado:
“La Europa liberal en pánico tras la victoria de Trump”
La victoria de Trump
¿Donald Trump determinará el destino de Israel?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta