América da la bienvenida a su nuevo presidente, Parte 1

Pregunta: El día después de la inauguración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, Estados Unidos y el mundo entero se dividieron en dos, los manifestantes en contra de su gobierno y los que lo apoyan. ¿Piensa que este es un fenómeno temporal o una brecha que se ampliará aun más?

Respuesta: En realidad, tal división nunca ha ocurrido antes. Después de la Segunda Guerra Mundial, el liberalismo se convirtió en la moda en el mundo. La humanidad decidió que Occidente, el “mundo libre”, no puede permitirse muchas cosas sin ninguna restriccion de religión y sistema gubernamental, y todos pueden sentirse más o menos libres.

Por sí mismo, el liberalismo es una cosa buena, pero si se basa en el egoísmo humano, conduce a distorsiones. Sucede con todo lo que la gente hace. Hay muchas cualidades y aspiraciones excelentes para los planes notables que la gente ofrece de todo corazón.

La humanidad los acepta con entusiasmo, sin considerar que la naturaleza humana es inherentemente egoísta. El momento en que comencemos a poner en práctica estos excelentes programas, el egoísmo comenzará a entrar en ellos y convertirlos, de modo que sólo quedará la destrucción.

Después de todo, si queremos corregir algo, necesitamos corregir nuestro egoísmo primero, y luego todos los aspectos de nuestras vidas serán corregidos. Sin esto, sólo el daño provendrá de todos los programas.

Por lo tanto, el neoliberalismo y la democracia inicialmente parecían muy atractivos, prometiendo proporcionar a todos un buen desarrollo. El problema es que todo esto se basó en el egoísmo y por lo tanto llevó a la destrucción que observamos ahora.

La democracia y el liberalismo han llevado a estas distorsiones que afectan a todos. Todo el mundo hace lo que quiere, y esta es la forma más egoísta y abominable posible, especialmente en nuestro tiempo en que el egoísmo se ha desarrollado tanto que ha llegado a deseos, inclinaciones y propiedades bastante inimaginables.

Resulta que no hay restricciones sobre las manifestaciones del egoísmo, ni sobre ellos, ni sobre los periódicos, los gobiernos, las oligarquías financieras, ni el poder judicial, ni la policía, ni las universidades. Uno no puede criar a un niño porque se quejará de sus padres a la policía. En la sociedad, no hay restricciones que lo mantengan en algún tipo de marco para no conducir a una anarquía total.

Esto es como los niños a quienes se les había concedido la libertad de ejecutar disturbios como ellos quieran. Al final, ¿qué pasará con estos niños? Es por eso que hemos llegado a una crisis de este tipo con el gobierno, las finanzas, los medios de comunicación, la aplicación de la ley y los sistemas judiciales.

El problema es que no tomamos en cuenta que la democracia real requiere la corrección previa de la naturaleza egoísta del hombre. La democracia debe construirse sobre una base corregida. De lo contrario, se desmoronará.

La división que ha ocurrido hoy en el mundo es la diferencia entre las personas que pertenecen a la generación anterior que todavía quieren algún tipo de orden, y la generación más joven, criada en los últimos treinta años, que no reconocen ningún orden y están acostumbrados a hacer lo que ellos quieren.

Así que, después de las elecciones legales, han salido a manifestarse en protesta. Si defienden la democracia, ¿por qué no están de acuerdo con el presidente que recibió los votos de los colegios electorales?

Al parecer, piensan que la oportunidad de mostrar su naturaleza egoísta es la democracia y un indicador de una persona moderna y desarrollada. No hay corrección, ni entendimiento de la creación, ni siquiera una comprensión de cómo funciona la sociedad. Mientras tanto, la sociedad está funcionando a través de otras personas que la están preservando, y el ejército y la policía siguen trabajando de alguna manera.

Sin embargo, ya se ha construido un sistema polianarquico. Todo el mundo quiere gobernar: el aparato de gobierno, los financieros, los medios de comunicación, los militares y la policía. Está sucediendo en todo el mundo, pero debe terminar.

Ahora es la oportunidad de eliminar este conflicto de una manera pacífica y tranquila. Todavía es posible arreglar la destrucción hecha por los gobernantes liberales en Europa y el anterior gobierno en los Estados Unidos.

Hoy en día, hay una lucha entre las dos partes de Estados Unidos, y no será muy simple. Sin embargo, el proceso no depende de uno u otro, y en cualquier caso, se moverá en la dirección de la corrección. La única pregunta es, ¿a qué camino irá, bueno o malo? Ojalá, Trump sea capaz de implementar al menos algo de su programa de cambio, y la realización del mal pasará a través de la mente, y no a través del sufrimiento.
[200780]
”De la 2ª parte de la Lección Diaria de Cabalá 22/ene/17, Lección sobre el Tema: “Mismah Arosa” (Documento Arosa), “Altruistas y Egoístas en la Sociedad”

Material relacionado:
Las ventajas del socialismo sobre el liberalismo
Graba Mi programa en tu corazón
El programa de Trump a la luz del Gobierno Superior, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: