Da y siempre serás rico

Torá, Deuteronomio 15:15: Recuerda que tú fuiste esclavo en Egipto y que el Señor, tu Dios, te liberó. Por eso yo te ordeno esto hoy.

Este no es un recordatorio. Después de todo, todo se origina desde una sola fuente. Cuando otorgas a alguien tú recibes del Creador.

Cuando una persona se involucra en el trabajo espiritual y le otorga a alguien, puede ver claramente que algo nuevo viene a él de arriba. Por lo tanto, uno naturalmente tiene que otorgar, en aras de dar a otros en lugar de recibir de arriba.

Aquí viene un problema serio ¿cómo puede uno volverse como el Creador y dar sin esperar nada cuando sabe que recibirá muchas más cuando le da a Él?

Comentario: Resulta que siempre serás rico si realmente comienzas a dar.

Mi respuesta: Por supuesto, porque al hacer esto te liberas de cargas innecesarias. Si adquieres deseos de otros y los elevas, recibes el doble de lo que transmites a otros. Como está dicho; “El mayor hereda el doble”.

Pregunta: ¿Si trabajamos de esta manera, nos convertiremos en la práctica en una máquina de movimiento perpetuo?

Respuesta: Tenemos la fuente eterna. Si nos conectamos a ella, nos convertimos en lo mismo.
[199503]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 10/ago/16

Material relacionado:
Acerca de dar y recibir
El privilegio de ser feliz de otorgar
El amor es una calle de doble sentido

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta