‘Extranjeros’ en la tierra de Israel

Torá, Deuteronomio 15:3: Podrás cobrarle tu deuda a un no judío, pero deberás renunciar a cobrar la deuda que tu hermano te deba.

Anteriormente en la Torá está escrito: ‘No abuses del extranjero que viene a ti’ o ‘fuiste un extraño en la tierra de Egipto’ y otros.

Es imposible explicar estas condiciones a nivel material porque varían de un lugar a otro y, de acuerdo con la descripción dada en la Torá, de grado a grado. Por lo tanto, no podemos verlo sólo pragmáticamente en la forma material, porque todo depende del grado espiritual.

Pregunta: ¿Qué significa en un grado espiritual particular: ‘Podrás cobrarle tu deuda a un no judío, pero deberás renunciar a cobrar la deuda que tu hermano te deba’?

Respuesta: Después de entrar en la tierra de Israel, todos son hermanos. No debe haber extranjeros en la tierra de Israel, porque es un estado espiritual donde el egoísmo es corregido en cierta medida e inicia una interacción, conexión y revelación del Creador totalmente correcta. Por lo tanto, los que aún no están listos para esto se les llama extranjeros.

Un “extranjero” en la tierra de Israel es Klipa (un estado impuro). Tan pronto como el pueblo de Israel entra en esta tierra, comienzan a purificarla con su presencia y hay guerra contra los que viven allí, es decir, con los deseos no corregidos. Por lo tanto, los extranjeros o las siete naciones que viven en la tierra de Israel simbolizan los deseos egoístas de los judíos que entran en este nivel.

Pregunta: ¿Cuál fue el papel de las siete naciones que vivieron allí hasta que el pueblo de Israel entró a esa tierra?

Respuesta: No tenían ningún papel. Internamente están en cada persona como fuerzas impuras, no corregidas, egoístas, que se revelan sólo cuando la persona lucha por el derecho a estar en ese nivel espiritual.

Y si no lucha, no las sentirá. Sin acercarse al nivel de la tierra de Israel, la persona no puede descubrir las siete naciones, es decir, siete de sus cualidades egoístas.

Comentario: Es interesante que cuando le decimos a una persona común, en la calle, que la naturaleza humana es egoísta, responde: ‘Yo no soy egoísta, siempre doy¡.

Mi respuesta: Por supuesto, porque no lo revela dentro de sí.
[198935]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 3/ago/16

Material relacionado:
Extranjeros – deseos superiores
No opriman al extranjero
Todo para el ascenso espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta