La sangre es el alma

Torá, Deuteronomio 12:23 – 12:25: Tan sólo sé fuerte para evitar ingerir sangre, pues la sangre es el alma, y no se debe ingerir el alma (ni siquiera) con la carne. (Alude a la prohibición de comer la carne cortada de un animal vivo – Rashi. Que el versículo deba advertir “sé fuerte” es un indicio de que en aquella época era una práctica común ingerir la sangre de los animales). No comas (la sangre), derrámala sobre la tierra como agua. No la comas, y entonces te irá bien a ti y a tus descendientes por hacer lo correcto a los ojos del Señor.

La sangre es llamada el más grande, el mayor resplandor, el llenando del deseo —la Luz de  Jojmá en su nivel más elevado. Nosotros somos incapaces de obtener esta Luz hasta la corrección final, sobre la cual “sé fuerte no comas la sangre” fue alegóricamente escrito.   

La sangre es la cuarta parte del mundo, la cuarta parte de un deseo que no se puede  usar porque somos incapaces de sentir la adhesión con el Creador con la cualidad de otorgamiento, mientras que al mismo tiempo sentimos los enormes deseos que son llenados con la mayor Luz. Esto está más allá de nuestros deseos.

De modo que tenemos que limpiar todo de la sangre. Esta es la razón por las que las leyes de Kashrut están basadas en reglas apropiadas para el sacrificio del animal y la extracción de sangre de la carne.

Pregunta: Está escrito que “la sangre es el alma”. ¿Qué significa ésto?

Respuesta: El alma tiene cinco grados: Nefesh, Rúaj, Neshamá, Hayá y Yejidá.

La sangre es la parte más baja (Nefesh) y esta es la razón por la que su uso está prohibido. Es imposible aceptar este cumplimiento con la intención de otorgar; no tenemos la fuerza para resistir el más pesado egoísmo. Esto continuará hasta la corrección final y solo después de eso seremos capaces de cambiar a leyes diferentes.
[196962]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno”, 6/jul/16

Material relacionado:
“No comerás la sangre”
La creación del alma
La ley de la purificación del egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: