Un deseo por placer no es egoísmo

Pregunta: Si el Creador nos creó como un deseo de recibir y quiere darnos placer, no nos estamos básicamente oponiendo a Su deseo al querer asemejarnos a Él y convertirnos en otorgantes?

Respuesta: No nos oponemos a Su deseo dado que no nos abstenemos de usar nuestro deseo, sólo cambiamos su intención. Todos nuestros deseos permanecen y comienzan a operar en recibir incluso más. Sólo cambio la intención de una intención por mi bien, una intención por el bien de mi ego, hacia una intención por el bien de otros en que mi intención va hacia afuera, porque un deseo no es en sí ego.

Un deseo egoísta es un deseo con una intención para mi propio bien. Un deseo altruista es el mismo deseo, pero con una intención para el bien de otros. Es sólo cuando estoy usando todos mis deseos y salgo de mí mismo que los estoy realizando correctamente.

Una persona no puede cambiar la intención, el cambio sólo sucede en un grupo bajo la influencia de la Or Makif (Luz Circundante).

Sólo el método correcto estimula y convoca la Or Makif, la cual cambia la intención de una intención para mi bien a una intención para el bien de otros. Hasta ese grado, comenzamos a sentir el mundo que se encuentra fuera de nosotros.
[198628]
De la lección de Cabalá en ruso 18/sep/16

Material relacionado:
Dos partes de un mismo grupo
¿Cómo desarrollar el sentido para sentir a los demás?
El método de unificación universal

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta