Babel – la segunda ronda, parte 1

Pregunta: La palabra ‘tribu’ tiene un tono primitivo y salvaje, pero al mismo tiempo, habla de una conexión especial entre la gente, que se han perdido en el mundo occidental moderno.

No es de extrañar que se hayan vuelto tan populares los libros de Sebastian Junger, periodista, autor y cineasta estadounidenses, que ha viajado por los lugares más peligrosos del mundo, incluyendo Afganistán, asolado por la guerra y Sarajevo.

A su regreso, relató que el sentimiento más fuerte que trajo fue la sensación de ‘tribu’ y apoyo mutuo. Lo que más le impresionó fue la paz y la confianza que sintió ahí, a pesar de la guerra y los disparos.

Sin embargo, una vez que regresó a Nueva York comenzó a sufrir de miedo y trastorno de estrés postraumático. Comprendió que mientras se encontraba en la zona peligrosa experimentó un sentimiento especial de unidad que lo protegía y cuando regresó a casa, se deprimió por la pérdida de este sentimiento y la sensación de vacío interior.

¿Qué hemos perdido los humanos al distanciarnos del ‘clan tribal’?

Respuesta: La humanidad vino del vientre de la naturaleza. Todos somos descendientes de una sola pareja que se reprodujo una y otra vez. Las parejas que vinieron de la primera, nunca se alejaron. Se conservó la conexión entre las generaciones, es decir, entre padres, hijos y nietos. Los padres aman a sus hijos e incluso más a sus nietos y se unen fuertemente.

No lo notamos en los tiempos modernos, pero la gente sentía una gran proximidad con sus parientes: tíos, primos, etc. Por naturaleza fuimos creados así y hubiéramos continuado viviendo juntos, pero nuestro egoísmo nos alienó y dividió.

Al crecer el egoísmo, se interpuso entre nosotros, rompió nuestra conexión natural y la reemplazó con relaciones comerciales: ‘Ve y gana a los otros’. Así, en lugar de estar conectados con el corazón, buscamos conectar nuestros bolsillos, para ganar más.

Así que, no estamos interesados en el calor de nuestras relaciones, sino en el tamaño de la ganancia o pérdida en beneficio propio, primitivo, directo y egoísta.

Por lo tanto, no es de extrañar que hoy los niños no sientan afecto hacia sus padres, sólo los recuerdan en la medida en que pueden usarlos.

Y los padres, debido a su gran egoísmo y a la influencia de la sociedad, tampoco prestan mucha atención a sus hijos; los envían para ser educados en escuelas y en varios círculos. Cuando el niño crece, se lanza a la vida y en el mejor de los casos, los padres le hablan por teléfono.

Resulta que hemos perdido no sólo el sentido de la tribu nativa, la gran familia, sino también el sentido de familia en general, incluso la más pequeña. La persona llega a casa del trabajo y no hay nadie. Estuvo sola en el trabajo en su oficina y está sola en casa. Se comunica con el mundo por la pantalla del teléfono, la televisión y la computadora y no necesita a nadie a su alrededor.

No comprendemos que nos rodeamos de cuatro paredes frías, como en una ‘jaula de hierro’ que nos separa de las conexiones tribales nativas, de la familia, del contacto humano, de la calidez y del compromiso.

Comenzó cuando, entre nosotros, nuestro egoísmo se hizo más importante que los lazos naturales. Comenzó hace miles de años en la antigua Babilonia y se extendió por el mundo. La gente empezó a perder el sentimiento de unidad y conexión.

En la antigua Babilonia vivía gente que comprendía y sentía a los otros. Sin embargo, cuando el egoísmo se encendió, empezó a dividir a la gente en clanes familiares. Y aparecieron las naciones. El egoísmo comenzó a demostrar su fuerza de separación. Primero separó a la gente en familias y en nuestro tiempo rompe los lazos incluso dentro de la familia, separando a unos de otros.

Ahora estamos en la segunda vuelta de la Torre de Babel. En la antigua Babilonia, la gente se sentía atrapada dentro de una ciudad, hoy estamos confinados en la Tierra. El mismo fenómeno ha vuelto, pero ahora a nivel global.
[198980]
De Kabtv “Una nueva vida #794” 29/nov/16

Material relacionado:
Una nueva vida #795- La sabiduría de la tribu
Como una antigua tribu alrededor de la fogata
Interacción entre las partes del alma común

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: