Designa jueces para ti mismo

Torá, Deuteronomio 16:18: Deberás designar jueces y policías en todas las ciudades que el Señor, tu Dios, te da para tus tribus. Ellos administrarán con rectitud la justicia del pueblo.

Pregunta: ¿Cuál es el papel de los supervisores?

Respuesta: La Torá habla de la manera de elevarnos por encima de nuestra naturaleza egoísta y llegar a ser altruistas con amor a las criaturas y a través de ellas, con amor al Creador.

Si quiero cambiar, necesito supervisores, asistentes y maestros que me ayuden a superarme.

Los jueces me ayudan, persuaden y presionan; es decir, hacen todo lo que pueden porque me he convertido en mi propio enemigo, ya que el egoísmo comienza a manifestarse dentro de mí y me relaciono con él como un enemigo. Para hacerle frente, necesito un ambiente poderoso.

Por lo tanto, está escrito: designa para ti jueces, supervisores y ayudantes en todas las puertas por las que entras y sales, asciendes y descienden al Creador, por los grados de la escalera espiritual según el nivel de otorgamiento y amor a los demás. Debes regular todo y mantenerlo en tus manos.

Comentario: Esto contradice la lógica material, que personalmente designes supervisores para ti y ¡que alguien más no los designe por encima de ti¡

Respuesta: El hecho es que este es un camino voluntario donde la persona se construye a sí misma. Por supuesto, pide ayuda de arriba, va al Creador, a la fuerza positiva de la naturaleza, porque ella misma es totalmente negativa, pero lo hace de forma independiente.

Si lo entiende, todo depende del ambiente correcto, Así que, necesita construir el ambiente. Lo hace con la ayuda de la fuerza superior, pero con su esfuerzo, comprensión y oración.

Las puertas que ‘el Señor, tu Dios, te da’ es el nivel de entrada y salida: si encajas en el nivel de otorgamiento, amor y conexión y en qué medida avanzas para ser similar al Creador. Esta es tu idea, tu meta, tu estrella. Así es como debe avanzar.
[199736]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 24/ago/16

Material relacionado:
“Somos malos jueces de nuestras propias amistades”
Pongan jueces y guardias en todas las puertas
No seas uno de los 999 que caen

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: