De vacío en vacío

En las noticias (The Guardian): “Jonathan Safran Foer: ‘La tecnología nos disminuye’

“La mayoría de nuestra tecnología de comunicación inició como sustituto de una actividad imposible. No siempre podíamos vernos cara a cara y el teléfono hizo posible mantener contacto a distancia. No siempre estamos en casa y la contestadora guarda el mensaje aún cuando no se esté cerca del teléfono. La comunicación en línea se originó como sustituto de la comunicación telefónica, que se consideró, por alguna razón, demasiado onerosa e inconveniente. Y luego, los mensajes que facilitaron una mensajería más rápida y móvil. Estos inventos no fueron creados para mejorar la comunicación cara a cara, sino una forma aceptable, si bien, disminuida que la sustituye.

“Pero sucedió algo gracioso: empezamos a preferir los sustitutos disminuidos. Es más fácil llamar por teléfono que hacer el esfuerzo de ver a alguien en persona. Dejar un mensaje en la máquina de alguien, que tener una conversación -puedes decir lo que necesitas decir, sin tener respuesta; Es más fácil registrarse sin enredarse. Así que empezamos a llamar cuando sabíamos que nadie contestaría. Mandar un correo electrónico es aún más fácil, porque nos podemos esconder tras de la ausencia de inflexión vocal y por supuesto, no es posible, por  accidente atrapar a alguien. Con los mensajes, la expectativa de unión se reduce aún más y hay otro lugar para ocultarse. Cada paso ‘hacia adelante’ hace más fácil -un poco- evitar el trabajo emocional de estar presente, transmitir información más que humanidad.

“El problema de aceptar -y preferir- los sustitutos disminuidos es que, con el tiempo, también nos convertimos en sustitutos disminuidos. La gente que se acostumbra a decir poco se acostumbra a sentirse poco. O simplemente sentir lo que nos han diseñado y vendido para sentir.”

Pregunta: ¿A dónde cree que la tecnología moderna, la inteligencia artificial, etc., lleva a la humanidad?

Respuesta: A reconocer que debe renunciar a todo esto y empezar a trabajar de corazón a corazón, renunciar a todo lo que no esté relacionado con el sentir del corazón. Todo alcanzará su máximo y desaparecerá. No necesitaremos conectarnos por largas colas y redes web, la más alta tecnología en el espacio o en nuevas ciudades, nada.

Ni siquiera necesitaremos televisión con pantallas gigantes y miles de canales. Nadie querrá hundirse en todo eso. Vemos que los jóvenes gradualmente le dan la espalda. Tardará algunos años más, pero también dejaremos los teléfonos.

Comentario: Los futurólogos dicen exactamente lo contrario. Creen que se desarrollará una comunicación interestelar …

Respuesta: Tonterías. Nada pasará.

Pregunta: ¿Usted dice que todo eso desaparecerá y que el hombre querrá volver a sentir afecto y calidez?

Respuesta: Hoy, por ejemplo, un coche es un medio para ir de un lugar a otro, no el objetivo en sí. Imagina que tienes una nave espacial y diez estrellas y que tu suegra vive en una estrella y otro pariente o amigo, en otra y que puedes alejarte de todos, conseguir tu propio pequeño planeta y vivir allí pacíficamente .

Pero ya nos dimos cuenta de que todo esto no conducen a nada. El hombre tiene que encontrar satisfacción, pero no la encuentra en nada, así que seguimos buscando más satisfactores y finalmente, vemos que aunque tenemos los medios, no se justifica. Nos sentimos cada vez más vacíos.

Comentario: Resulta que nuestra vida y los desarrollos futuros son sólo una carrera, en realidad una carrera, de hecho, perseguir satisfacción …

Respuesta: ¡Por supuesto! Ve cómo los escritores figuran imágenes del futuro: vamos de un lugar a otro a una velocidad enorme, ¿a dónde? De un extremo vacío a otro extremo vacío, pero al menos escriben, libros exitosos.

Pregunta: Jonathan Foer dice que nos alejamos de los corazones. En realidad, lo teme, ¿la gente siente este miedo como resultado del progreso?

Respuesta: No, lo siente porque no hay salida. Si la humanidad no descubre la razón y el objetivo de la creación, se hundirá en drogas y pastillas para dormir.

Pregunta: ¿Por qué vamos por un camino tan largo? ¿para qué necesitamos toda esa tecnología?

Respuesta: Porque tenemos que reconocer la parte malvada de nuestra naturaleza. Si no llegamos a conocerla totalmente, no podremos corregirla.
[204016]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 1/mar/17

Material relacionado:
“La naturaleza aborrece el vacío”
El vacío es una oportunidad para el logro
Placer y vacío

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta