Doce tribus en una nación, parte 1

Pregunta: La nación de Israel fue fundada con el principio de unidad y tiene que ser como un hombre con un corazón. Sin embargo, la nación consistió en 12 tribus que fueron separadas a tal grado que incluso los matrimonios entre ellas fueron prohibidos.

Cada una tenía un propósito particular: soldados, obreros, científicos, comerciantes, pastores, campesinos y clérigos, ¿de dónde procede esa división en una nación fundada en la unidad?

Respuesta: Esta división existe precisamente porque el pueblo de Israel fue fundado en la unidad. Y, si queremos unirnos, no borraremos ninguna característica personal de persona, tribu o nación. Por el contrario, al avanzar, la singularidad de cada uno se refuerza y se expresa más.

Somos llamados una nación, cuando nos unimos por encima de estas diferencias y las incorporamos a nuestra unión. La conexión debe ser tan especial, que ninguna diferencia es borrada ni desaparece. Esta es la primera condición, para comprobar la exactitud de la unión, precisamente observando si el amor cubre o no, todas las transgresiones.

Las diferencias persisten, pero el amor las reconcilia. Toda la belleza y el poder del amor está determinada precisamente por las diferencias conservadas. Es similar a cómo las especias, como sal y pimienta, aumentan y acentúan el sabor de los alimentos. O como una pareja casada, a veces necesita una pelea para sentir la fuerza de su conexión.

Si sólo queremos borrar las diferencias, no funciona, como lo vemos en el ejemplo de la Unión Europea y en el gran número de divorcios. No sabemos cómo conectar a la gente para que sus características se conserven junto con la conexión. Esa conexión se llama, línea media y no borra la línea derecha ni la izquierda, sino que construye algo nuevo en medio.

Nuestro egoísmo tiene cuatro niveles: inanimado, vegetal, animal y humano. La línea izquierda es puro egoísmo que nos divide y separa. La línea derecha quiere conectarnos mediando y borrando las diferencias. Si seguimos estas dos líneas, odio y amor, sin combinarlas correctamente, no lo lograremos.

En la conexión correcta, las líneas izquierda y derecha se conectan entre sí. Como resultado; los cuatro niveles (inanimado, vegetal, animal y humano) de la línea izquierda, los cuatro niveles de la línea derecha y los cuatro niveles de la línea media, dan lugar a las doce tribus del pueblo de Israel y cada una conserva su carácter y propósito.

Por lo tanto, era necesario mantener cada tribu en su forma inherente e incluso los matrimonios entre las tribus fueron prohibidos. Y sólo más tarde, cuando el pueblo de Israel perdió su logro espiritual y descendió del grado de la línea media, los matrimonios entre las tribus fueron posibles. Se relaciona con el llamado ‘descenso de las generaciones’.
[202675]
De Kabtv “Una nueva vida” 1/dic/16

Material relacionado:
Una nación en la tierra de Israel
La rígida estructura de las doce tribus
El rescate está en la conexión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: