Estamos atestiguando el nacimiento de una nueva era

Ya que el desarrollo del hombre ocurre en concordancia con el programa de gobierno de la naturaleza, la gente cada vez más, se siente infeliz, vacía y deprimida.  Aspira a extinguir esta sensación con drogas y terrorismo.

La crisis en familia, educación, ciencias, artes y la amenaza de destrucción por una catástrofe nuclear o ecológica son también consecuencia de este estado.

Mientras el hombre siga su desarrollo egoísta y use sus deseos, la naturaleza crea una atmósfera amenazante alrededor de él. Como resultado, el hombre es forzado a darse cuenta de su lugar en el sistema de la naturaleza y a percibir su egoísmo como el único mal. Al someternos al sufrimiento, el egoísmo nos empuja a buscar el método para su corrección y la correcta unión con la naturaleza.

Es evidente en la historia que el proceso de desarrollo sucede en forma continua, gradual y suave, pero a veces, ocurre un salto que nos transforma a una nueva cualidad. Como resultado, una era reemplaza a otra; son conocidos períodos diferentes de desarrollo del universo: eras geológicas y períodos de desarrollo de flora y fauna y de la humanidad.  

Aparentemente la evolución tiene un propósito específico y todo se desarrolla de acuerdo a un programa dado. A veces una transición abrupta al siguiente nivel sucede en este proceso como resultado de algunos eventos extraordinarios. Hoy estamos en uno de estos estados revolucionarios.

Este estado es causado por el curso natural de desarrollo de los deseos; viene de la naturaleza, del Creador. Sin embargo, este desarrollo es fundamentalmente distinto de los que estamos acostumbrados y requiere una nueva forma de participación nuestra. La humanidad no entiende exactamente lo que pasa y está confundida. Después de todo, hay un cambio absoluto y al mismo tiempo en todas las áreas.

Es diferente a lo que haya pasado antes. Previamente, un avance revolucionario ocurría en un área particular. Por ejemplo, el desarrollo de la humanidad fue grandemente influido por la invención de la máquina de vapor, luego la electricidad, después la radio. Paso a paso, estos inventos entraron a nuestro mundo y a nuestra vida.

Pero hoy, los cambios ocurren absolutamente al mismo tiempo y por doquier. Lo más importante, no podemos controlar nada en nuestra vida, en la familia, en el país, el mundo, el sistema financiero, la industria, cultura, educación y comercio. No entendemos los cambios que ocurren. Así que no es de sorprender que en muchos países, muchas personas se levanten y protesten contra los cambios. Sienten que el viejo mundo está colapsando y desapareciendo y que en su lugar, un mundo nuevo y peor está llegando. Por todos lados, especialmente en Europa y EUA, esas fuerzas, es decir esos segmentos de población que hicieron el estado previo del mundo, se elevan en protesta porque no entienden qué está pasando ni qué sigue ni qué hacer.

Por cierto, es un gran problema. Pues hemos llegado a este estado en un proceso de evolución natural, cuando se tiene oportunidad de desarrollarse como se desee. Sin embargo, cada uno tiene sus propios deseos y cada uno hace lo que le parece.

Es como si hubiera un país, un gobierno y varios comités obligados a cuidar a la gente, pero nada ayuda. Una fuerza omnipotente, llamada medios de comunicación, crece y moldea la opinión pública, juzga a todos y los sentencia.  

Esto muestra el grado en que nuestra sociedad está fracturada, desorganizada y colapsando. Debemos buscar construir nuevas relaciones en todas las partes de la sociedad, en todos los niveles, desde el más privado e íntimo en la relación de la persona consigo, dentro de la familia, en el trabajo y en todos lados. Ninguna de las leyes que funcionaron antes, incluso hace unos cuantos años, funcionan ahora.

Lo primero que necesitamos hacer es aceptar ésto como la evolución natural a la que tenemos que llegar. Naturalmente, nadie lo desea. Todos pensaban que el liberalismo y la democracia eran maravillosos. Pero, resulta que la democracia nos hace daño. No encaja más con nosotros, al menos en su forma actual.

Aparentemente, todo tiene que cambiar y es parte del curso natural de la evolución. Por lo tanto, necesitamos configurar el próximo estado. La sabiduría de la Cabalá nos habla de ésto, explica todo el proceso de desarrollo al que estamos destinados desde el principio de la creación hasta el fin.

Por eso la sabiduría de la Cabalá es hoy tan necesaria para la gente; sin ella, la humanidad estaría totalmente confundida, sin saber qué hacer. Si no comenzamos a aprender de la sabiduría de la Cabalá, en que estado nos encontramos y que nos espera, tendremos mucho sufrimiento y miseria.  

Las leyes de la naturaleza son constantes y están definidas. No cambian su curso y la sociedad se debe desarrollar solo en esa dirección. Si no estamos de acuerdo con la dirección a la que la naturaleza nos empuja, no nos traerá nada bueno. Debemos entender que no podemos contradecir a la naturaleza porque es mucho más fuerte que nosotros.  

Por lo tanto es necesario estudiar la ley de desarrollo y tratar de implementarla. Así veremos que realmente avanzamos y no retrocedemos.
[201303]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 22/ene/17, “Mismah Arosa” (Documento de Arosa),  “Altruistas y egoístas en la sociedad”

Material relacionado:
El mundo está en el umbral de una nueva era de desarrollo
La era de los robots o la era de la humanidad?
El mundo entero será colmado con el conocimiento del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: