Jewish Business News: “Porque los judíos son la clave de la unidad, a la que Trump se refirió en su discurso en el Congreso”

En mi columna regular en Jewish Business News, mi nuevo artículo: “Porque los judíos son la clave de la unidad, a la que Trump se refirió en su discurso en el Congreso

Los judíos están nuevamente en el centro de los acontecimientos y no es coincidencia. Ellos tienen la clave de la unidad y estabilidad de la sociedad estadounidense.

Como Trump mencionó en la apertura de su discurso en el Congreso, de la costa este a la oeste de Estados Unidos, los judíos están preocupados y angustiados por las amenazas de bomba y vandalismo en los cementerios judíos. Curiosamente, nadie sabe quién está detrás de esta ola de incidentes y sin embargo, con demasiada facilidad, los dedos apuntan a Trump y a su administración, como la causa raíz, esperando que también proporcionen las soluciones.

Primero, debemos abrir los ojos y reconocer que el antisemitismo ha estado en ascenso en el mundo desde hace varios años, mucho antes de las recientes elecciones. aún más, ha sido omnipresente tanto en la derecha como en la izquierda.

Las universidades de EUA se han convertido en caldo de cultivo para los sentimientos antisemitas. Un estudio del 2014 sobre el antisemitismo en los campus de Estados Unidos, hecho por el Centro Louis D. Brandies en Connecticut dió una medida cuantitativa del grado de antisemitismo encontrado en universidades e instituciones afiliadas y también recopiló impresiones cualitativas de estudiantes judíos como está: “La campaña de desinversión y otras campañas contra Israel están entrelazadas con un antisemitismo desenfrenado”. En 2015, la Liga Anti-Difamación reportó 90 incidentes antisemitas en los campus de Estados Unidos, el doble que el año anterior.

En democracias liberales como Suecia y Francia, los judíos están viviendo con temor, frente a cantos de muerte y crímenes de odio. Los partidos laboristas y demócratas del mundo occidental han exhibido alarmantes niveles de antisemitismo. Por lo tanto, indicando que la aparición de partidos políticos de la derecha como la causa del antisemitismo, es sencillamente infundada.

La elección estadounidenses ciertamente sacó a la luz muchos de los males sociales en EUA, desde su persistente degradación de la industria y las ciudades del Rust Belt, hasta las profundas desigualdades socioeconómicas y la polarización social, así como las corrientes antisemitas que han estado creciendo en USA durante años.

De hecho, el antisemitismo ha existido durante milenios, trascendiendo política, religión y cultura.

Los judíos están divididos peligrosamente

En ese clima de temor y amenaza, lo que más me preocupa es la creciente división entre los judíos mismos. Los judíos liberales y los judíos conservadores se han alejado tanto unos de otros, que cada parte siente que la otra se comporta contra los intereses del pueblo judío y contra sus valores fundamentales. Irónicamente, el mayor de los valores judíos es la unidad por encima de las diferencias, como se afirma en la ley más importante de la Torá: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

La incapacidad de los judíos para elevarse por encima de su diferencia de opinión muestra cuán distantes estamos de nuestra verdadera herencia. Esto debe ser enmendado rápidamente, no sólo porque es nuestro verdadero objetivo como pueblo, sino porque ahora nos pone en grave peligro. Podemos tener diferentes opiniones políticas, pero somos judíos y para los antisemitas, eso es suficiente.

En lugar de permitir que la política nos divida, como lo hace tan bien, los judíos deben unirse. Esto no es sólo un mecanismo para defenderse de las amenazas en el mundo natural, históricamente, ha demostrado que salvaguarda a nuestro pueblo. Está escrito en el libro Maor VaShemesh que “la principal defensa contra la calamidad es amor y unidad. Cuando hay amor, unidad y amistad dentro de Israel, ninguna calamidad puede llegarles”.

Que tienen los judíos que EUA desesperadamente necesita

Si bien, la salvaguarda de las comunidades judías es una buena razón para unirnos, hay una razón aún más profunda para que la unidad judía sea nuestra primera prioridad. La sabiduría de la Cabalá explica que es el propósito histórico de los judíos demostrar unidad y mostrar relaciones sociales corregidas a los otros. No es casualidad que famosos antisemitas como Henry Ford lo supieran. En su libro El judío internacional El principal problema del mundo, escribió que “Los reformadores modernos, que están construyendo sistemas sociales modelo, harían bien en examinar el sistema social bajo el cual los primeros judíos fueron organizados”.

Aunque ya olvidado, los judíos alguna vez vivieron bajo principios de verdadera igualdad y afecto mutuo. Nos convertimos en nación al pie del Monte Sinaí, cuando cada persona presente aceptó la condición de ser “como un hombre con un sólo corazón”. En los siglos siguientes, los judíos practicaron el método que les permitía elevarse por encima de sus diferencias para aumentar una cohesión social y un desarrollo humano sin precedentes. Fue hasta después de la destrucción del Templo, en el largo exilio que siguió, que esta unidad fue olvidada.

Mientras los judíos se dispersaron por el mundo, contribuyeron al desarrollo social, económico y cultural de cada sociedad a la que llegaron. Sin embargo, este desarrollo no estaba dirigido por los principios unificadores capaces de equilibrar y armonizar esas sociedades y empeoraron las diferencias y divisiones entre la gente, la culpa y el odio siempre apareció y los judíos fueron expulsados.

Hoy, como el antisemitismo crece una vez más, los judíos deben finalmente proporcionar el modelo de cohesión social que sólo ellos tienen. Nuestro llamado antiguo se ha vuelto muy urgente y relevante, ignorarlo tendrá consecuencias peligrosas.

La actual ola de amenazas contra los judíos no se trata de Trump, sino de un cambio imperativo que debe suceder y que los judíos deben iniciar y desempeñar un papel determinante. Debemos ver que nuestro verdadero poder judío, tanto para proteger a nuestras comunidades como para contribuir con el mundo, radica en nuestra capacidad de unirnos por encima de todas las diferencias y que esta sabiduría está profundamente arraigada en nuestra herencia.

Los judíos deben ser los que, según las palabras de Trump, ayuden a “construir puentes de cooperación y confianza, no conducir a la desunión ni a la división”.
[203170]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta