JPost: “La sociedad estadounidense hacia el punto de ruptura“

El Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “La sociedad estadounidense hacia el punto de ruptura

Si empresarios como Kevin Plank, director ejecutivo de Under Armour, deben disculparse por tener opiniones conservadoras por miedo a perder negocios, eso no es liberalismo y ciertamente no pluralismo. Es tiranía.

Hace poco más de una semana, Bill O’Reilly de The O’Reilly Factor en Fox News, criticó la retorcida denuncia de deportación de inmigrantes ilegales, criminales convictos, mostrando cómo los medios los retratan como inocentes ‘criadas, madres y comerciantes’. Dijo que esto ejemplifica cómo la cobertura de los medios hacia el presidente Trump es sesgada; O’Reilly, cuyo programa es ‘rutinariamente el mejor calificado de las tres principales cadenas de 24 horas de tv por cable’, concluyó declarando: ‘Hay un elemento radical (Izquierda radical) en este país que quiere destruirlo. Si continúa, habrá un punto de ruptura. ‘

Por dura que parezca esta amenaza, a juzgar por los intentos implacables de los demócratas para sabotear los esfuerzos de Trump para ocupar posiciones clave, las historias deformadas e inventadas por los medios, pretenden demostrar la incompetencia del presidente, con el ejército de agitadores que la Organización para la acción de Obama envía para interrumpir todas las reuniones en ayuntamientos del país y crear la idea de que la nación está con los demócratas, parece que, de hecho, hay guerra contra el presidente en múltiples frentes.

No es cuestión de política; es cuestión de identidad. Recientemente, Donald Trump deportó a 680 delincuentes convictos y los medios se levantaron en armas por la deportación de ‘personas inocentes’, como los llamaron. ¿Dónde estaban los medios cuando Obama, a quien los inmigrantes llaman ‘Jefe de deportaciones’, expulsó 2,5 millones de personas durante su mandato, la mayoría sin antecedentes penales? ¿y dónde fue el clamor cuando se supo que Hillary Clinton, como secretaria de Estado, vendió una quinta parte del uranio de USA a Rusia? y que ella y su esposo, Bill Clinton, se beneficiaron personalmente del trato.

Los medios quedaron en silencio porque Obama y Clinton eran los guardianes del poder de una pequeña élite gobernante que quiere dominar a USA. Un presidente que no cumple con sus dictados no sirve a sus intereses y no se sabe qué harán para sacarlo de su cargo. Por ahora, usan una agenda falsa y humanista, como cuidar a los inmigrantes y apoyar el programa de Obamacare, para promover su objetivo de derrocar a Trump, pero no hay razón para creer que se detendrán allí.

Necesidad de diversidad

El liberalismo en sí es una idea noble. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos países occidentales adoptaron la agenda liberal como ‘vacuna’ contra el fascismo y el nazismo. Sin embargo, una sociedad no puede ser vital y vibrante a menos que muchas opiniones diferentes compitan entre sí y en el proceso, sean pulidas y refinadas. A menos que todas las partes entiendan que la diversidad de opiniones crea vitalidad, fortalece su sociedad y aumenta su capacidad para hacer frente a los cambios.

Nuestra propia tradición judía fomenta la diversidad y el debate como medio para mejorar la cohesión social. Martin Buber escribió en Nation and World: ‘No es neutralidad lo que necesitamos, sino cohesión, la cohesión de la responsabilidad mutua. No estamos obligados a borrar los límites entre facciones, círculos y partidos, sino a compartir el reconocimiento de la realidad común y la prueba de la responsabilidad mutua‘. También, el gran Rav Kook escribió (Orot Hakodesh), ’Al fin de los días, la calidad de la unidad surgirá en la nación … Esta cualidad está inmersa en la arena de la contienda y la discordia, pero su contenido está pavimentado con amor y unidad maravillosa‘.

Durante generaciones, los líderes judíos enseñaron a sus discípulos que el conflicto de opiniones es un medio para encontrar la solución ideal y el fortalecimiento de la cohesión social. El Talmud escribe que ‘un padre y un hijo que se dedican a la Torá se convierten en enemigos, pero no se mueven de allí hasta que vuelven a amarse’ (Kidushin 30b). El Zohar, también, escribe (Aharei Mot), ‘He aquí, cuán bueno y cuán agradable es que también los hermanos se sienten juntos. Estos son los amigos que se sientan juntos y no están separados unos de otros. Al principio, parecen personas en guerra, deseando matarse unos a otros. Luego vuelven a estar en amor fraternal. … Y ustedes, los amigos que están aquí, como estaban en cariño y amor antes, de ahora en adelante tampoco se separarán … Y por su mérito habrá paz en el mundo. ‘

El mal inevitable

Sin embargo, como Buber dijo; la sociedad estadounidense ha negado la legitimidad de ‘otros partidos’. Sir John Dalberg-Acton, diputado liberal británico dijo; ‘El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente’. El liberalismo ha sido la única agenda ‘legítima’ por décadas, pero en lugar de usarla para crear una arena vibrante de opiniones que se vigoricen unas a otras, se ha convertido en un mecanismo sofocante y, cualquiera que contradiga lo que los medios consideran verdad es avergonzado e intimidado. Si empresarios como Kevin Plank, director ejecutivo de Under Armour, deben disculparse por tener opiniones conservadoras y temen perder negocios, eso no es liberalismo y ciertamente no pluralismo. Es tiranía. Bajo el disfraz de libertad de expresión, EUA se ha convertido en un país fascista, donde sólo se permite una posición.

Pero si ‘el poder absoluto corrompe absolutamente’, entonces esto es de esperar. ‘La inclinación del corazón del hombre es mala desde su juventud’ (Gn 8, 21) no es sólo un verso de la Torá. Es lo que somos. Es la razón por la que los gobernantes necesitan los medios para que los supervisen y por eso, los medios deben mantenerse genuinamente libres y plurales.

Esta no es la situación en EUA. El neoliberalismo, que destruye Europa con la inmigración y casi destruye a Estados Unidos al eliminar su clase media, ha sido la única agenda gobernante en Estados Unidos durante décadas. Sirve a los intereses del pequeño grupo de élite de magnates que controlan la economía, los medios y, por lo tanto, al gobierno, hasta la Casa Blanca. Determinan lo que se informa y lo que no, quién es difamado y quién es glorificado. Al controlar los medios, han dominado el discurso público, la opinión pública y han evitado críticas. Esto es ingenioso, pero mortal para la sociedad.

Su mejor interés no es el mejor interés del pueblo estadounidense. Ellos aspiran a dominar el mundo. Con títeres como Obama y Clinton, ‘eliminaron’ líderes árabes como Muammar Gaddafi, Saddam Hussein y Bashar Assad, destruyeron sus países y crearon una afluencia de migrantes hacia Europa. No es que estos tiranos del Medio Oriente sean o hayan sido algo admirable, pero si vemos a Irak, Libia y Siria hoy, ¿no habría sido mejor para su pueblo si sus tiranos hubieran permanecido en su lugar, en lugar de ruina, muerte, hambre y terrorismo que hoy es su realidad cotidiana?

Si los que dirigen la agenda ‘liberal’ en Europa mantienen el control sobre sus gobiernos, no pasará mucho tiempo antes de que Europa acepte la ley Sharia. Como lo muestra la triste historia del matrimonio infantil obligado, esto ya está sucediendo, pero se extenderá mucho más rápido si tienen éxito.

Y lo que han hecho en Europa, seguirá en Estados Unidos: este mismo grupo permitirá la entrada sin control de migrantes, que drenarán el ya excesivamente extendido sistema de bienestar, crearán un conflicto imposible de culturas y creencias, lo que resultará en extremismo y posterior derramamiento de sangre en ambos lados. Y todo esto se hará en nombre del pensamiento liberal, el pluralismo, el humanismo y la democracia.

En el lado de la corrección

Puede parecer que apoyo totalmente al presidente Trump y estoy en contra del Partido Demócrata. En verdad, no tengo afinidad personal con ninguna persona o agenda en particular. Tengo gran afinidad por la diversidad por encima de la cual la gente puede conectarse, ya que la diversidad mantiene a la sociedad enlazada, ágil y sana y mantiene al país fuerte. Por el momento, el presidente Trump representa este punto de vista muy bien y el Partido Demócrata, con su indiscutible monarca Barack Hussein Obama, absolutamente no.

Considero la victoria de Trump como señal de que la sociedad estadounidense sigue viva y pateando. Me da esperanza de que pueda pasar por el necesario derrumbe sin derramamiento de sangre y sin arrastrar al mundo a otra guerra. Si Clinton hubiera sido elegida, no hay duda de que la guerra habría estallado. Rusia, Estados Unidos y Europa ya hacían preparativos sobre el terreno. Ahora, al menos hay una oportunidad para la paz y la corrección de la sociedad.

Pero para corregir a la sociedad, todas las partes necesitarán aprender de la tradición judía -‘el amor cubre todos los crímenes’ (Proverbios 10:12). Rav Yehuda Ashlag, autor del comentario de Sulam (escalera) a El libro del Zohar, escribió en su ensayo, La Libertad: ‘Así como las caras de las personas difieren, sus puntos de vista difieren. Por lo tanto, se advierte a la sociedad que preserve la libertad de expresión del individuo. Cada individuo debe mantener su integridad y la contradicción y oposición entre la gente deben permanecer siempre, para asegurar perpetuamente el progreso de la sociedad libre’. Los liberales harían bien en escuchar a su propio ’correligionario‘ Nicholas Kristof del New York Times, que escribió, ‘Nosotros los progresistas podíamos dejar de atacar al otro lado y, más ampliamente, incorporar valores que supuestamente apreciamos -como la diversidad- en nuestros propios dominios’.

Por el momento, Trump no puede enterrar el hacha y hacer las paces con los medios porque no es él quien lo plantea. Corresponde a los medios y al Partido Demócrata decidir que su país está antes que los intereses de su partido e incluso que los intereses financieros. Si no detienen su guerra contra Trump, lo obligarán a responder. Si Trump gana, el avance y la democracia estadounidense serán severamente restringidos y  probablemente se verán obstaculizados. Pero si los demócratas logran sacar a Trump, el escenario probable es que el próximo líder que la derecha política envíe sea uno que cubra realmente a los conservadores y que el infierno estalle.

Por el bien de EUA y por el bien del mundo, rezo para que esta gran nación despierte y entienda el valor de la diversidad, el beneficio de suavizar las opiniones con debates abiertos y la poderosa cohesión alcanzada cuando un debate genera soluciones y contribuye al florecimiento de toda la sociedad.
[202655]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta