Manifestación de los deseos involuntarios

Torá, Deuteronomio; 19:6: Para que el vengador de la sangre persiga al asesino, mientras su corazón se calienta y lo alcanza, porque el camino es largo y, lo golpea y mata, sin merecer la muerte, pues no lo había odiado en tiempo pasado.

Las ciudades de refugio deben estar al alcance, con buenos caminos y una buena comprensión de a dónde correr. A la persona se le debe conceder ese lugar.

La Torá no habla de gente, sino del mundo interior de la persona, cuando siente que tiene deseos imparciales e involuntarios que la arrastran al egoísmo y que no puede hacer nada contra ellos porque no los controla; el Creador lo hace.

Así es exactamente cómo el Creador manifiesta estos deseos. Aunque en principio son buenos y normales, de repente se vuelven mortales, matan el alma, no permiten conectarse con los demás y no permiten acercarse y revelar al Creador internamente. Así, el Creador revela estos deseos, los asesinos imparciales e involuntarios de su alma y es necesario corregirlos.

Por lo tanto, en las ciudades de refugio corrige los deseos que se revelaron como mortales, en los que antes no pudo identificar las intenciones egoístas. Estará libre de ellos por siete años, después, estará prohibido perseguirla porque corrigió sus deseos.

Por lo tanto, debe tratar todos sus pensamientos y motivos muy razonablemente, de manera ponderada, entendiendo que todo viene sólo del Creador. Es Él quien reveló en la persona tales profundidades de egoísmo que ella misma no podía revelar. Por lo tanto, los envía a la zona de ‘ocupación’ donde los examina y corrige, después de cierto tiempo de influencia medida de la Luz Superior sobre estos deseos, en el séptimo año, abandona la zona de aislamiento.

En este sistema existen la Luz de otorgamiento y la Luz de recepción y al interactuar entre sí, juegan con la persona y la corrigen cada vez más para que se vuelva similar al Creador. La Luz Circundante (Ohr Makif) desciende sobre todos nuestros deseos y bajo su influencia, comienzan a cambiar gradualmente, especialmente en las ciudades de refugio, porque la concentración del deseo a corregir en estos lugares, es decir en estos deseos que el Creador revela, es muy fuerte.
[201267]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 7/sep/16

Material relacionado:
El mundo entero es el rostro del Creador
Unidad y oposición de los deseos y las intenciones
Las trampas del egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: