Sacrificio en aras de la unión con el Creador

Torá, Deuteronomio 17:1: No ofrendes al Señor, tu Dios novillo, cordero que tenga algún defecto físico, alguna cosa mala, porque eso es repugnante para el Señor, tu Dios.

El hombre debe volverse atento y analizar sus deseos egoístas al grado en que después de los diversos procedimientos que realiza sobre sí mismo, corrige solo el más puro de ellos y se vuelve equivalente al Creador. Ésto significa sacrificarlos, esto es, acercarse más al Creador con base en estos deseos.

Defecto significa que hay remanentes egoístas en los deseos, la llamada “serpiente”.

Volverse similar al Creador es posible solo con la ayuda de la Luz Superior, que extrae esta serpiente de nosotros, es decir, que corrige los deseos, de recepción a otorgamiento.
[199896]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 24/ago/16

Material relacionado:
Cómo recibir con el propósito de otorgar
Recepción interna, Otorgamiento externo.
Deseando solo otorgar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: