entradas en '' categoría

Mi primer Pesaj con Rabash

Pesaj es la fiesta más cabalista. Todo lo escrito de ella, habla del trabajo espiritual personal del hombre y eso sentí. Dos meses después de que encontré a mi maestro Rabash, comenzó la fiesta de Pesaj. Por primera vez vi cómo hombres serios, que habían pasado por esta fiesta, 50 o 60 o más veces, durante su vida, se entusiasmaban con los preparativos.

Les transmití mi emoción interior. Yo estaba entre personas que eran pilar central, la mitad había estudiado con Baal HaSulam y yo era principiante, no entendía nada. Quería complacerlos de alguna manera, así que inmediatamente pregunté cómo podía ayudar. Dijeron que el horno para hornear Matzot no estaba preparado y para ellos era lo principal. Llevé un compresor grande, lo conecté al horno, limpié los quemadores con aire comprimido y luego lo limpié con un cepillo de hierro. Lo encendieron y estaban muy contentos. Pero era pequeño porque los ladrillos en los que se cocía el Matzot ya no se usaban. Traje a un experto de una fábrica cerca de Haifa, que tenía hornos muy grandes. Nos aconsejó encontrar buenas piedras. Hice todo lo posible y las encontré, arreglé las puertas y todo lo demás.

Después, descubrí que aunque yo entendía las leyes de Pesaj, ellos tenían sus propias leyes, muchos suplementos, restricciones y acuerdos que me asombraron. Me dijeron que ‘así lo hacían y es todo’. En general, no preguntaron, sólo lo hicieron. Todo se derivó de Pesaj que simboliza la salida del ego. ¡Además, esto era una salida absoluta, desapego y ascensión al mundo superior! ¡Te separas y vuelas a otro mundo! Por lo tanto, todas las leyes se basan en condiciones muy estrictas. Me vi obligado a sacar esto de ellos y averiguarlo.

No querían decirme nada para no hacerme la vida difícil en casa. Inmediatamente me dijeron que los estudiantes nuevos siempre se sobrecargaban y luego se ‘quemaban’ por eso. Pero a pesar de todo, aclaré todas esas leyes. Obviamente, en casa, no actué así; era imposible, especialmente con esposa y niños pequeños. En particular, porque tenía la intención de pasar las fiestas en Bnei Brak con los estudiantes de Rabash, quería sentir todo con profundidad, porque seguían instrucciones de Baal HaSulam y él era estricto con limitaciones muy severas.

Mi maestro Rav Baruch Shalom Ashlag me invitó a una comida y vi cómo organizó Pesaj. Después de cada comida, tiraba plato, cuchara y tenedor en un cubo. Todo permanecía allí hasta el fin de Pesaj y no era lavado, porque si una miga de Matzo tocaba agua, se crearía Jametz. Así que lavaban los trastes hasta después de la fiesta y los guardaban hasta la siguiente. En el momento de la comida, Rabash me sentó junto a él, pero sentí que todo a mi alrededor era un área prohibida para entrar, una especie de cerca. Los utensilios con los que comí, fueron colocados en un cubo separado. No sentí oposición por esto; comprendí que era la ley.

Fue mi experiencia de la fiesta de Pesaj. Para ser honesto, ‘copié’ todas sus costumbres y las usamos. Antes de Pesaj hubo mucho trabajo. En ese tiempo sólo tenía un coche, así que fui con Rabash al mercado a comprar café, platos y otras cosas para Pesaj. Además, junté dinero para Pesaj todo el año y antes de la fiesta iba a todas partes y comprobaba lo que tenía que comprar: ollas, cubos, platos y tazas; todo era muy sencillo. Le encantaba el acero inoxidable y el cristal porque eran limpios, no estaba familiarizado con los utensilios de plástico ni los quería. También se compraron molinos para carne y pescado, tampoco debían tener piezas de plástico. En ese tiempo, era muy difícil encontrar molinos de carne sin piezas de plástico. Y, tuve que separarlas y preparar piezas idénticas de plomo, bronce y similares.

Pregunta: ¿Nunca tuvo la sensación de que esas leyes eran excesivas?

Respuesta: No, sólo sabía que nuestro mundo consiste en ramas que vienen de raíces espirituales y que pertenecen al deseo egoísta. Por eso, son obsoletas y no se usan en Pesaj y cuando se usan es de modo limitado. Supongamos que era posible usar madera, pero no se permitía cocinar con ella porque absorbe todo lo que se cocina. En general, hay miles de diferentes restricciones. Por ejemplo, los huevos deben ser cocinados desde antes, para toda la fiesta, no se come tomate ni pepino ni ajo. De hecho, además de carne y papas no había más. Sólo se podía usar sal del mar Muerto. Preparábamos pimienta para nosotros mismos. Comprábamos café verde, lo arreglábamos, luego lo horneábamos, lo molíamos y sólo así lo tomábamos. Al arreglarlo, examinábamos todos los granos para que no hubiera rastro de gusanos. Era un trabajo muy difícil.

Pregunta: ¿Veía Rabash lo difícil que era para usted seleccionar el café?

Respuesta: Sí. Una vez vio que yo ya no podía seguir, tomó un grano y dijo: ‘Me siento y examino los granos porque quiero que este grano sea limpio y bueno y que de él mi maestro puede tomar café’. ¡Fue una lección muy difícil! ¡yo no estaba preparado para estar involucrado así por mucho tiempo! Un minuto después pasó el impacto de sus palabras, ¡de nuevo yo no podía obligarme a continuar! No eran obstáculos físicos. Si tuvieras que tomar a una persona extraña o a mí, especialmente en cuando acababa de llegar a Israel y dijeras: ‘Selecciona el café y te pagaré’, lo hubiera hecho correctamente y bien. Pero lo hice para servir a mi maestro, que yo pensaba que era grande y justo por esto, fue tan difícil.

Comentario: Y sin embargo, Pesaj es una fiesta muy interna que indica desapego del ego.

Respuesta: La idea es que esto debe ser sentido. Yo era joven y ni para el segundo o tercer año esto había penetrado en mi interior; hubo resistencia, no se quiere oír ni entender a pesar de que se nos dice. Así pasan muchos años hasta que, bajo la influencia de la Luz, se empieza a escuchar. Pequeñas dosis de Luz durante mucho tiempo influyen y poco a poco y se empieza a entender todo. Es imposible exigir esto a un estudiante nuevo. Al principio, cuando está emocionado, puede sentarse y estudiar de mañana a noche. Pero yo no era así. Desde el principio fui rígido, egoísta y muy resistente.

Comentario: A pesar de todo, esta es una fiesta interna con esfuerzos para llegar a un refugio externo! ¡Tú limpias el lugar, piensas y trabajas con tu ego!

Respuesta: No. Cuando haces todas estas actividades, sientes lo repugnante que son para ti y que están en contra de tu ego. Pesaj es la encarnación de un primer examen especial: ascenso por encima del ego, de ahí inicia el ascenso espiritual. La persona lo siente, por el contrario, cuando pone Tefillin, se envuelve en un Tallit y realiza otras Mitzvot (mandamientos) físicas en nuestro mundo, no siente nada. Esta es una Luz demasiado alta, un nivel alto.

Cuando sabes con claridad que esto es Cabalá, es otorgamiento puedes, hasta cierto punto, entender, sentir algo. Es tangible, porque con cada acción, aún una acción muy simple, separas al ego de ti mismo. Por lo tanto, en la medida en que quieres hacerlo, realmente quieres separar el ego de ti. Cubres cada acción física con una intención espiritual. A pesar de que no tiene relevancia para las acciones físicas, lo incluyes. Estas acciones son símbolos de la intención espiritual. Por lo tanto, son muy importante y cercanas a nosotros.

Comentario: Tengo la sensación de que en las lecciones ¡usted transmite el material de Pesaj a través de usted! Ni siquiera nos deja hablar con otros para que lo sintamos y lo pasemos a través de nosotros.

Respuesta: En primer lugar, no hay tiempo suficiente y también es necesario que lo absorban y preparen, incluso lo ‘traguen’ sin masticar. Por eso tengo prisa.

Pregunta: ¿Cuándo comienzan los siete años de hambre? ¿cuándo aparece el grito, ‘Sálvanos y sácanos de aquí’?

Respuesta: Es cuando el hombre siente que trabajar en sí mismo es inútil. Pero no es inútil porque, específicamente esto es lo que lo obliga a reconocer y comprender su incapacidad para triunfar con su esfuerzo y que realmente requiere ayuda del grupo. ¡Pero es necesario verlo todo! Lo principal es conectar toda la cadena en una persona: ¿cómo debe trabajar con el ego, cómo cambia su forma, por cuáles cambios de forma está pasando y dónde comienza y dónde termina Pesaj y, qué sucede después de Pesaj? Es decir, ‘Pesaj’ es separación de la tierra y salida a una dimensión superior. Esto es un nivel de transición al mundo espiritual que el mundo implementa mientras vivimos aquí, en esta Tierra. Y por eso es tan importante.

Pregunta: ¿Siente el trabajo interno de Rabash?

Respuesta: Con mucha dificultad, con una gran tensión interna. Ya no viajábamos al mar ni al parque. Sólo teníamos una tarea: preparar los utensilios para comer. Para esto viajamos al mar, entré en el agua aunque estaba muy fría (a veces casi nevaba en Pesaj) y allí sumergía los utensilios de comer. Rabash no estaba realmente seguro del Mikvah, solía decir: ‘No hay duda sobre el mar’. El mar es el agua que está totalmente dispuesta para sumergir los platos tradicionales.

Pregunta: ¿Para qué se preparaban los platos?

Respuesta: Por sí misma, el agua simboliza Luz  de Jasadim, que purifica todo tipo de Kelim. Sumergimos todos los platos en agua, en los que nos servimos y también en los que comemos. Sumergir simboliza purificación del ego.

Pregunta: ¿Temía Rabash comer algo que no fuera Kosher en Pesaj?

Respuesta: Cuando llegué, entre sus estudiantes había tres ancianos con graves problemas en sus dientes postizos, el hermano menor de Rabash y Moshe Gebelstein con quien estudié los primeros meses. Les dije que les prepararía nuevos dientes. Estaban tan felices porque en Pesaj tendrían dientes postizos nuevos. Entonces Rabash me contó, cómo él había perdió sus dientes, siendo muy joven y que sucedió en Pesaj.

En Shabat era costumbre comer pescado, así que el viernes, Rabash junto con su estudiante Krakovsky, el estadounidense viajó de Jerusalén a Jericó, donde era posible comprar pescado. Cuando llegaron allí, compraron pescado y en el camino de vuelta, se hizo evidente que el coche se había descompuesto y tuvieron que permanecer el Shabat con los árabes en una especie de caravana, una choza.

En Jerusalén, surgieron rumores aterradores; ¡dónde podían estar y cómo encontrarlos! ¡¿Que les había pasado?! Se habló de ¡perder la familia de un Rav y sus estudiantes! Mientras tanto, ellos estaban sentados en Jericó y no podían salir de allí y no podían comunicarse porque fue hace muchos años, por 1935. Estuvieron sin comida. Era Pesaj y no había nada para comer. En una esquina había costal de limones y era lo único que se podía comer.

Rabash dijo que los limones que comió eran dulces. Después de eso, sus dientes empezaron a dolerle, el esmalte comenzó a agrietarse. ¡La prohibición de comer alimentos no Kosher fue tan fuerte! Por otra parte, era Shabat y había una seria limitación en todo, era imposible sacar algo de un árbol, era imposible hacer nada. Rabash me habló de esto cuando le hacía unos dientes postizos. En Pesaj también acostumbraban traer sal del mar Muerto, no había ninguna otra sal. Hay una montaña especial, donde se podía obtener sal relativamente limpia.

Comentario: Usted dijo que a veces, cuando veía a Rabash, sentía que pasaba por estados terribles.

Respuesta: Era muy cerrado; de hecho, era imposible ver nada. Ya lo conocía desde hacía muchos años y a pesar de todo, era imposible determinar sus estados espirituales. Sentimos los estados físicos porque nos encontramos en ellos. Por lo tanto, podemos saber y sentir en qué estado se encuentra una persona. Pero con respecto a los estados espirituales, no hay manera.

Pregunta: ¿Qué simboliza Pesaj para una persona?

Respuesta: Es un asunto personal de cada uno. Pero el Pesaj que celebramos, los que deseamos separarnos del ego físico y comenzar a trabajar en el mundo espiritual, es el primer sistema de comunicación entre nosotros y el Creador. Queremos sentir el mundo espiritual, sus acciones, características, influencia en nosotros, respuestas a nuestra influencia, es decir, todo el sistema de la creación, el Creador por un lado y por el otro, nosotros mismos en este sistema. Pesaj simboliza la transición en la que dejamos (pasamos sobre) un estado de separación del Creador a un estado de conciencia y contacto con Él

Pregunta: ¿Significa que dejamos de lado todo lo que tenemos, inteligencia, lógica, etc.?

Respuesta: Naturalmente, esto es resultado de la influencia de la Luz. No es necesario quejarse sutilmente; la Luz simplemente influye en la persona y la persona se vuelve diferente.

Pregunta: ¿Cuál es este deseo dentro de mí para ir al mundo superior? ¿qué es este grito dentro de mí, la salida misma?

Respuesta: Eso es un hecho. Se le da a la persona cuando trabaja sobre sí misma y asciende con la ayuda de sus fuerzas y medios internos.
[205074]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 4/abr/17

Material relacionado:
Los orígenes de la festividad de Pesaj
Pesaj, matzá y hierbas amargas
Seder de Pascua (Pésaj): El orden del nacimiento del alma mundial

El interminable éxodo de Egipto

Torá, Deuteronomio 16:1: Cuida el mes de primavera y entonces celebra Pesaj en honor al Señor, tu Dios. Pues en el mes de primavera el Señor, tu Dios, te sacó de Egipto por la noche.

Pesaj es un estado en el que se debe sentir que se sale de Egipto. Pues cada vez, deseos egoístas grandes se revelan y debemos intentar elevarnos por encima de ellos.

Constantemente salimos de Egipto, poco a poco. Continuamos así hasta el final, hasta que todos los deseos no corregidos se agoten. Hasta ahora, aún tenemos muchos.
[205041]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 10/ago/16

Material relacionado:
¿De qué carecemos para el Éxodo?
No se trata de un calendario festivo sino de un salto espiritual
El descenso desde el Monte Sinaí

Haaretz: “Treinta y cinco siglos después, aún es el faraón vs Moisés”

En mi columna regular en el diario Haaretz publicó mi nuevo artículo “Treinta y cinco siglos después, es aún el faraón vs Moisés

De caudillos de Egipto nos convertimos en esclavos, porque no quisimos ser judíos -unirnos por encima del odio.

La historia de la liberación de los hebreos de la esclavitud, ha capturado la imaginación de millones de personas en toda la historia. El Éxodo ha llegado a ser símbolo de la lucha del hombre por liberarse de la opresión y la injusticia. Pero hay algo raro acerca del Éxodo: la Torá nos ordena que todos y cada uno nos veamos cada día como si recién saliéramos de Egipto ¿por qué es tan importante? ¿podría ser que bajo el relato épico, esté un significado más profundo y críptico?

Si vemos en los textos de nuestros sabios desde siglos, en realidad encontraremos que el Éxodo de Egipto detalla un proceso por el que pasamos los judíos, que estamos pasando de nuevo y que impacta las vidas de judíos y no judíos en todo el mundo. Si entendemos mejor este proceso, encontraremos respuestas certeras a muchas de las cuestiones más urgentes de hoy para los judíos, tales como la esencia del judaísmo y por qué existe el antisemitismo.

El secreto de Abraham

Cuando los hermanos de José fueron a Egipto, tuvieron la mejor vida que se pudiera imaginar. Con la bendición del faraón, José fue gobernador de facto en Egipto. “Estarás sobre mi casa y de acuerdo a tu mandato todo mi pueblo hará homenaje”, dijo el faraón a José. “Ve, te he establecido sobre toda la tierra de Egipto…Yo soy el faraón, aun así sin tu permiso nadie levantará mano ni pie en toda la tierra de Egipto” (Gen 41:40-44).

Bajo el liderazgo de José, Egipto no sólo se convirtió en una superpotencia, sino además hizo a las naciones vecinas esclavas del faraón, tomó su dinero, tierra y rebaños (Gen 47:14-19). Aun así, los principales beneficiados del éxito de Egipto fueron los hebreos. Conociendo a quién debían su riqueza y poder, el faraón dijo a José: “La tierra de Egipto está a tu disposición; establece a tu padre y hermanos en lo mejor de la tierra, que vivan en la tierra de Goshen [la parte más rica y opulenta de Egipto] y si conoces algunos hombres capaces entre ellos, ponlos a cargo de mi ganado” (Gen 47:6).

El secreto del éxito de José estaba en su linaje, Tres generaciones antes, su bisabuelo Abraham, vio a sus coterráneos de Ur de los caldeos, perder su estabilidad debido al creciente odio entre su pueblo. En toda la antigua Babilonia, la gente se volvía cada vez más centrada en sí misma y aislada. Esto se manifestó de forma más evidente en los esfuerzos por construir la ambiciosa Torre de Babel. El libro Pirkey de Rabí Eliezer describe cómo los constructores de la torre de Babel “empujaban los bloques [para construir la torre] desde el este, después descendían por el oeste. Si un hombre caía y moría, no le prestaban atención. Pero si un bloque caía se sentaban y se lamentaban, ‘ay de nosotros; ¿cuándo vendrá otro en su lugar?” Finalmente, el libro continúa, los babilonios “Querían hablar entre sí pero no conocían el idioma del otro ¿qué hicieron? Cada uno tomó su espada y pelearon entre sí a muerte. En realidad, la mitad del mundo fue masacrado y a partir de ahí se dispersaron por el mundo”.

Muy perturbado, Abraham reflexionó en la difícil situación de sus paisanos y cayó en cuenta que la intensificación del egoísmo no podía ser detenida. Para sobreponerse, sugirió a sus coterráneos incrementar la cohesión de su sociedad en sincronía con el crecimiento del ego. En Mishné Torá (capítulo 1), Maimónides describe como Abraham empezó a “dar respuestas a la gente de Ur de los caldeos”.

El éxito de Abraham atrajo la atención de Nimrod, rey de Babilonia, quien, según el Midrash (Bereshit Rabá 38:13), confrontó a Abraham e intentó probar que se equivocaba. Cuando el rey Nimrod fracasó, expulsó a Abraham de Babilonia. Mientras el expatriado deambulaba hacia la futura tierra de Israel, continuó hablando a los que se acercaban de su descubrimiento y acumulando seguidores y discípulos. De acuerdo al Mishné Torá de Maimónides (Reglas de idolatría, capítulo 1:3), “Miles y decenas de miles se reunieron alrededor de Abraham. Él plantó su precepto [de unidad como antídoto para el egoísmo] en su corazón, compuso libros acerca de esto y enseñó a su hijo Isaac. Isaac se sentó y enseñó e informó a Jacob y lo nombró maestro, él tenía un método bien establecido para lograr la estabilidad y prosperidad social a través de la unidad ante la alienación y egoísmo crecientes.  

Cómo las tablas se voltearon en nuestra contra

Como vimos, el faraón apoyó la unidad de los hebreos. Les dio la mejor tierra de Egipto y les dejó cultivar su modo de vida único -siempre mejorando la unidad- no sólo de forma ininterrumpida, sino con su pleno apoyo. Eventualmente, esa unidad única se convirtió en la esencia del judaísmo. Como el libro Yaarot Devashi (parte 2, Drush  2) nos dice, la palabra “Yehudi” (judío) viene de la palabra  “yihudi”, unido.

Los problemas comenzaron cuando José murió. En el libro Noam Elimelej  dice que el faraón “es llamado la inclinación malvada”. Faraón no es sólo egoísmo; es el epítome del egoísmo. Es amable contigo mientras lo sirvas. Cuando le dijo a José, “Yo soy el faraón, pero sin tu permiso nadie levantará mano ni pie en toda la tierra de Egipto”, quería decir que José gobernaría sobre Egipto porque el faraón sabía que la unidad paga. Sin unidad, no habría razón para hacer, a la familia de José, ningún favor especial.

Aun así, después de la muerte de José, los hebreos no conservaron su unidad. Querían ser como los egipcios: egoístas. Pero no eran conscientes de que al hacerlo, perderían el favor a ojos del faraón y se convertirían en lo que los judíos siempre han sido: parias. El Midrash Rabá (Éxodo, 1:8) escribe, “Cuando José murió dijeron, ‘seamos como los egipcios’. A causa de que lo hicieron, el Creador convirtió el amor que les tenían los egipcios en odio, como fue dicho (Ps 105), ‘Él cambió su corazón hacia odiar a Su pueblo, hacia abusar de Sus sirvientes’”.

El libro de la consciencia (capítulo 22) escribe de forma incluso más explícita que si los hebreos no hubieran abandonado su camino de unidad, no hubieran sufrido. Después de citar el Midrash añade, “El faraón observó a los hijos de Israel después de José y no reconoció a José en ellos”, es decir la tendencia a unirse. Y a causa de que “Nuevos rostros fueron hechos, el faraón declaró nuevos decretos sobre ellos. El libro concluye, “Verás, mi hijo, todos los peligros y todos los milagros y tragedias son todas desde ti, a caus de ti y a cuenta de ti”.

En otras palabras, el faraón se volvió contra nosotros porque habíamos abandonado nuestro camino, el camino de unidad por encima del odio y queríamos dejar de ser hebreos. En toda nuestra historia, las peores tragedias cayeron sobre nosotros cuando quisimos dejar de ser judíos y abandonar el camino de la unidad. Los griegos conquistaron la tierra de Israel porque queríamos ser como ellos y adorar al ego. Incluso peleamos por ellos, cuando los judíos helenizados pelearon contra los macabeos. Menos de dos siglos después, el Templo fue arruinado a causa del odio infundado. Fuimos deportados y exterminados en España cuando quisimos ser españoles y dejar nuestra unidad y fuimos exterminados en Europa por el país donde los judíos querían olvidarse de nuestra unidad y asimilarse. En 1929, Kurt Fleischer, líder de los liberales en la asamblea de la comunidad judía de Berlín, de forma precisa expresó nuestro ancestral problema: “El antisemitismo es el látigo que Dios nos envía para unirnos y soldarnos juntos”. Qué tragedia fue que los judíos de entonces no se unieron a pesar de la acertada observación de Fleischer.

Éxodo

Cuando Moisés llegó, supo que el único modo de salvar a los hebreos era sacarlos de Egipto, fuera del egoísmo que estaba destruyendo sus relaciones. El libro Keli Yakar (Éxodo 6:2), escribe acerca de Moisés: “El espíritu del Señor habló a la hija del faraón para llamarlo Moshe (Moisés) de la palabra “Moshej” (sacar) porque él es quien saca a Israel del exilio”. Es decir, como José antes de él, Moisés unió al pueblo alrededor de él y de esa manera los liberó de Egipto.

Aun así, incluso después de la salida, los hebreos estaban en peligro de caer otra vez en el egoísmo. Recibieron el “sello” de nación sólo cuando reprodujeron el método de Abraham, unirse por encima del odio. Una vez que se comprometieron a unirse “como un hombre con un corazón”, fueron declarados “nación”. Al pie del monte Sinaí, de la palabra “sinaa” (odio), los hebreos se unieron y así cubrieron su odio con amor.

Con su unidad, Moisés restableció el compromiso de los hebreos de unidad como antídoto para el egoísmo. Esta ha sido la esencia del judaísmo desde entonces o como Hillel lo puso en el Talmud: “Lo que odias no se lo hagas a tu prójimo; esta es toda la Torá” (Shabat, 31a). Al cubrir su egoísmo con amor y unidad, los judíos lograron sobreponerse a las incontables pruebas y tribulaciones que soportaron, desde el Éxodo hasta la ruina del segundo Templo. El rey Salomón de forma sucinta puso en palabras el principio del judaísmo con un corto verso en Proverbios (10:12): “El odio agita las disputas y el amor cubre todos los crímenes”.

El faraón y Moisés dentro de nosotros

Como dice en Haggadá, es buena idea tener en mente que el faraón, José, Moisés y todos los personajes son algo más que parte de nuestra historia ¡Se nos ordena recordar el éxodo de Egipto cada día, porque en realidad es parte de nosotros! Todos tenemos al faraón, la inclinación al mal, pero no tenemos suficientes Moisés y José, la fuerza de unidad. Somos arrogantes, nos sentimos privilegiados y somos egoístas al punto del narcisismo. Hemos perdido nuestra identidad de judíos, nuestra tendencia a unirnos.

En consecuencia, tal como los egipcios se volvieron en contra de los hebreos cuando abandonaron el camino de José, el mundo se está volviendo en nuestra contra a causa de nuestra desunión. No encontraremos soluciones al antisemitismo al suprimir las diatribas antisemitas. Esto no arrancará el odio. Como El libro de la conciencia escribe en la cita antes mencionada, “Verás, hijo mío, todos los peligros, milagros y tragedias vienen de ti, a causa de ti y a cuenta de ti”. Nuestra desunión crea, alimenta y enardece la flama del antisemitismo.

Cuando Abraham encontró el camino para sobreponerse al egoísmo, quería compartirlo con todos. Así mismo, tan pronto como los hebreos se convirtieron en nación, se les dio la misión de ser “luz para las naciones”. Puesto de forma diferente, se les ordenó llevar la unidad al mundo y completar lo que Abraham había comenzado. Pero para lograrlo, debemos primero salir de nuestro Egipto interno -el gobierno del faraón dentro de nosotros- y elegir el camino de José y Moisés, el camino de la unidad. Moisés sabía lo que Abraham había querido e intentó hacer lo mismo. Ramjal escribió en su comentario de la Torá que “Moisés deseaba completar la corrección del mundo en ese momento. Sin embargo, no tuvo éxito a causa de la corrupción que ocurrió en el camino”. Así, al final, ser judío significa seguir el camino de Abraham y Moisés -el camino de unidad, responsabilidad mutua y hermandad. Cuando buscamos unidad, somos judíos. Cuando buscamos otras metas, no lo somos.

El festival de la libertad

Pesaj es el festival de la libertad. No podemos ser libres mientras seamos esclavos de nuestro ego. Liberarse del faraón significa libertad de la inclinación al mal: del deseo de dañar, de ser condescendientes y de oprimir a otros. Estamos lejos de lograrlo. Mientras permanezcamos de esta manera, no podemos esperar que el antisemitismo disminuya. Al contrario, sólo crecerá porque, como dije antes, nuestro egoísmo lo crea, lo alimenta y lo enardece.

Si queremos celebrar un Seder adecuado, debemos poner nuestras prioridades en el orden correcto: nuestra unidad viene primero y lo demás le sigue. Podemos no estar de acuerdo en política, asuntos LGTB, Israel o asuntos de familia. Pero si no nos unimos por encima de nuestros desacuerdos, estamos equivocados sin importar nuestra posición. Así como una madre ama a sus hijos sin importar sus rasgos, creencias y acciones, debemos encontrar la manera de, al menos comenzar a acercarnos. Este será el comienzo de nuestra liberación del faraón interno.

Este año, mientras discutimos la historia de nuestros ancestros, pensemos también en los ancestros en nuestro interior, la fuerzas de egoísmo o conexión y hermandad, a cuáles alimentamos y a cuáles debemos alimentar.

Nos deseo para todos un Pesaj feliz y kosher (libre de odio).
[205156]

Imposible pero necesario

Pregunta: Por una parte,el hombre no puede deshacerse de su naturaleza egoísta -la fuerza superior lo hace. Por otra, usted dice que a la persona no se le da algo que es incapaz de hacer.

Respuesta: La persona, como en matemáticas, se le da una condición imposible pero necesaria. Aquí, surge una pregunta natural: “¿Cómo?” No podemos hacer nada, pero la corrección es obligatoria, entonces también es imposible evitarla.

La solución es usar la sabiduría de la Cabalá para atraer la fuerza que nos cambie, ¡en lugar de cambiarnos nosotros mismos! Por esta razón, Cabalá le fue entregada a la humanidad.

Ciertamente, no podemos salir de nuestra naturaleza egoísta, que nos obliga a pensar sólo en nosotros mismos y en nadie más. Ya sea que lo hagamos de forma subconsciente o consciente, esto es aún lo único que existe en nosotros.

Sin embargo, podemos atraer sobre nosotros una fuerza especial llamada Torá o Luz superior, la propiedad de amor y otorgamiento, que nos transformará.

Hoy comenzamos a ver, a partir de nuestros errores, que como perros, perseguimos nuestra propia cola, incapaces de hacer nada con nosotros ni con el mundo. Sólo podemos elevar nuestras manos y rendirnos a la misericordia del flujo de la evolución: lo que suceda, sucederá.

A juzgar por el número de gente sufriendo de depresión, usando drogas y otros parámetros, una porción más grande de la humanidad está comenzando a tomar conciencia de que está en un estado de impotencia. Y algo debe hacerse.

La única solución es elevarnos por encima de nosotros mismos. Esto sólo puede ser hecho con la ayuda de la fuerza superior. La sabiduría de la Cabalá es el método para revelarla.

Cuando todos tomen conciencia de que esta es la única salida del conflicto, tendremos éxito.
[204583]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 5/oct/16

Material relacionado:
¿Es necesario cambiar los rasgos del carácter?
El rompimiento fue necesario
¿Qué es el equilibrio en la Naturaleza?

Descriminalizar la marihuana

En las noticias (Reuters): “El gobierno israelí votó el domingo a favor de descriminalizar la marihuana para uso recreativo, uniéndose a algunos estados de EUA y países europeos que han adoptado un enfoque similar.

“‘Por una parte estamos abriéndonos al futuro. Por otra parte, entendemos los peligros e intentaremos equilibrar ambos, ‘expresó el primer ministro Benjamín Netanyahu a su gabinete en declaraciones transmitidas.

“De acuerdo a la nueva norma, la cual aún debe ser ratificada por el parlamento, las personas sorprendidas fumando marihuana serán multadas en lugar de arrestadas y juzgadas. Los juicios criminales serán aplicados sólo contra quienes sean sorprendidas con droga, de forma repetida.

Pregunta:¿La gente dejará gradualmente de fumar y abandonará este hábito como resultado?

Respuesta: No lo veo así. Esto es posible sólo si reciben una satisfacción interna tal que no lo necesiten.

Pregunta: ¿Qué piensa que lleva al individuo a fumar más? Es el dolor que siente porque todo a su alrededor lo presiona o es porque quiere recibir placer?

Respuesta: Muchos factores están involucrados aquí. La persona es presionada tanto por el placer como por la falta de placer. Aparte, la fruta prohibida es mucho más dulce, si ya no está prohibido, podemos hacer algo al respecto ¿qué hacemos con respecto a fumar? Una seria y extensa campaña en todo el mundo ha provocado que baje el número de fumadores.

En el pasado, era común fumar en la calle, hoy apenas si ves a alguien haciéndolo.

Pregunta: ¿Eso significa que piensa que podemos lidiar con el consumo de marihuana?

Respuesta: Gradualmente, todo regresará a la forma en que fue. Sólo tenemos que hacerlo correctamente.
[204812]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 8/mar/17

Material relacionado:
Confíe en la Luz Superior en lugar de en las drogas
Haaretz: “El legado de incompetencia de Obama y un nueva esperanza que surge”
Los jóvenes sienten que no tienen ningún motivo para vivir

¿Tenemos protección de arriba? parte 1

Pregunta: Algunas veces, incluso la gente menos religiosa tiene la sensación de que un poder superior la protege, le ayuda a salir ilesa de las situaciones más peligrosas.

Pero también hay estados muy difíciles y siente que fue olvidada o que, para empezar, ningún poder superior la ha protegido nunca.

El hombre moderno cree cada vez menos en la protección de arriba ¿realmente existe?

Respuesta: No sólo tenemos protección de arriba, sino en general, existimos en este mundo como embrión en el vientre de su madre, es decir, dentro de un sistema, que nos enlaza con todos los parámetros y nos deja sin ninguna libertad.

El sistema no nos permite hacer ni un solo movimiento independiente: ni físico ni espiritual ni mental ni emocional. Todo está enlazado con cuerdas de acero en un sistema estricto y es imposible pensar en ningún tipo de libertad, en ningún sentido de la palabra.

Esta fuerza, que nos enlaza con miles de conexiones, nos está oculta y por eso, nos parece que somos libres y que podemos hacer cualquier cosa que queramos. Nuestro futuro, nuestras acciones y las reacciones del sistema general hacia ellas, están todas cubiertas por la oscuridad de lo desconocido.

¿Por qué la naturaleza nos oculta todo esto? Para que descubramos por nosotros mismos el sistema dentro del cual existimos, para estudiarlo, sentirlo y entenderlo a tal grado que nos volvamos parte integral e indistinguible de ella, en conciencia, deseo y sensaciones. Este es el destino del hombre y la meta de su existencia en este mundo.
[204569]
De Kabtv “Una nueva vida #818 26/ene/17

Material relacionado:
¿Qué es el equilibrio en la Naturaleza?
La nueva gramática del poder
Una buena actitud es protección contra el abuso