entradas en '' categoría

JPost: “Trump debe iniciar la próxima fase de la política EUA primero’”

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “Trump debe iniciar la próxima fase de la política EUA  primero’”

Los últimos ataques terroristas prueban que el presidente Trump está en la cima. Pero si quiere hacer grande de nuevo a EUA, tendrá que implementar la siguiente fase de EUA primero —unir a “Estados Unidos”.

A pesar de la controversia sobre si el presidente Donald Trump debió consultar al Congreso, antes de lanzar, el 7 de abril, el ataque con misiles a la base aérea siria Shayrat, cuyos aviones aparentemente lanzaron, tres días antes, bombas de gas sarín sobre civiles, el sentimiento general es que era necesaria una respuesta militar.   

Hace dos meses, Carl Bildt, ex primer ministro sueco, se mofó del presidente tras la implicación de Trump en un ataque terrorista en Suecia, perpetrado por inmigrantes. Bildt tweeteó, “¿Suecia? ¿ataque terrorista? ¿qué fumó?” Dos meses después, el actual primer ministro sueco declaró que Suecia “jamás regresará” a los días de migración masiva, después de que un inmigrante ilegal mató a cuatro personas y lastimó a 15 más en un ataque con un camión en el centro de Estocolmo.   

Después de meses de burla a las declaraciones de Trump, de que la administración de Obama espió a él y a sus asesores antes de la elección, Eli Lake de Bloomberg, reveló que Susan Rice, ex asesora de seguridad nacional de Barack Obama, fue precisamente quien lo hizo. En mi opinión, el presidente Trump ha probado que por lo menos, merece la oportunidad de gobernar al país, como lo declaró el mes pasado el ex vicepresidente Joe Biden.  

A dónde ir desde aquí

A pesar de los persistentes esfuerzos de CNN, The New York Times y otros, para desacreditar al presidente Trump; y pese a que altos cargos dentro del partido republicano actúan como una quinta columna, Trump debe seguir adelante con su agenda y llevar a EUA al siguiente nivel. Y por “siguiente nivel”, quiero decir consolidar, unir y fusionar la sociedad de EUA en un todo cohesivo. Como presidente, ésta es su obligación principal ante su pueblo y nada de lo que pueda hacer le dará más respeto ante los ojos de su pueblo.   

La era de Obama fue uno de los períodos más decisivos que EUA ha visto, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial o desde antes. Las grietas que Donald Trump expuso con su propia elección, han estado en proceso por décadas. Trump no las creó, pero su elección las trajo a la superficie. A lo largo de la sociedad, se aceleró la marginación y el centro colapsa con rapidez en ambos lados del mapa político. Trump lega al poder en lo que podría ser la última oportunidad de EUA para unirse en una sociedad con una agenda común, metas comunes y un acuerdo común de lo que es bueno para EUA. Si fracasa, el próximo presidente tendrá que enfrentar tales problemas como Estados declarando la independencia política del gobierno central, enfrentamientos violentos y desenfrenados entre policía y civiles y, otros problemas más característicos de países tercermundistas que del líder del mundo libre.

El hecho de que Trump haya sido elegido prueba que a pesar de los intentos de los medios para mostrar una imagen distinta, el pueblo lo apoya en gran medida. Así como pasó por encima de los medios y se dirigió al pueblo directamente, durante la elección de presidente, puede hacerlo, incluso más efectivamente. Pasos tales como dar “a colegios y universidades, históricamente para negros, un impulso tan esperado, para superar a sus predecesores, incluyendo al primer presidente afroamericano de la nación”, puede ganarle puntos y es un paso en la dirección correcta. Sin embargo, si no son parte de una estrategia de conexión completa, no producirán el resultado deseado.

Uno de los principales activos del presidente es su enfoque empresarial al gobernar. Desea hacer cambios, tanto en política como en el personal. Como este es el caso, yo sugeriría que Trump trate de formar su gabinete con gente comprometida en la conexión de todo el pueblo de EUA, más que en promover una política específica o agenda sectorial.

Los retos actuales de la sociedad de EUA son muy pesados, pero un enfoque proactivo puede hacer maravillas. El gobierno no debe ver los problemas como crisis aisladas, sino como indicadores de desunión en la sociedad. Las tensiones entre la policía y las comunidades afroamericanas, las cuestiones de LGBT, las crecientes brechas económicas y el colapso de la clase media, resaltan la pérdida de responsabilidad mutua y la ausencia de interconexión e interdependencia en la sociedad. La forma de trabajo debe parecerse a una familia sana: priorizar, sin dejar atrás a ningún miembro de la familia. Si Trump logra ver al pueblo, como una familia saludable trata a todos sus miembros, sin duda EUA volverá a ser grande.

Trump puede dejar un precedente único

Hay otro elemento que el presidente debe intentar utilizar. Como cualquier administración en las últimas décadas, la de Donald Trump está llena de judíos en posición clave. Es creencia común que los judíos usan el poder financiero para pavimentar su camino a los más altos niveles de la administración. Sin embargo, ver su éxito como un mero resultado de su riqueza, pierde la clave de la fuerza de los judíos. Los judíos están arriba porque son grandes conectores, lo que los hace figura clave en el funcionamiento de cualquier sistema. En muchas formas, los judíos son el eje, mediadores que ayudan a conectar a la gente para producir el resultado deseado. El problema es que cada administración usa a los judíos para promover su propia agenda. Trump sentará un precedente si los utiliza para promover unidad en toda la agenda de EUA. Todos se beneficiarán.

Hay una buena razón por la que los judíos sobresalen en conectar a la gente. El pueblo judío es la única nación en el mundo que tiene un día oficial de nacimiento. De acuerdo a la Torá, el 6 del mes de Sivan, del año de 2,488 en el calendario hebreo (1272 AC) fue nombrado, pueblo judío, tras haber cumplido con el requisito previo de comprometerse a unirse “como un hombre con un corazón”. De ahí en adelante, el ascenso y caída del pueblo judío dependerá de su nivel de adhesión al principio de unidad.

Por siglos, los judíos soportaron incontables disputas y conflictos internos. Los superaron al aplicar la ley que el rey Salomón sucintamente expresó, “El odio agita la contienda y el amor cubre todos los crímenes” (Proverbios 10:12). En algún punto alrededor del comienzo de esta Era Común, perdieron su capacidad de superar su partidismo y desunión. En consecuencia, la separación entre ellos evolucionó hacia tal odio que trajo sobre ellos el exilio de la tierra de Israel y la ruina del Templo.

Los judíos siguieron siendo expertos en la conexión, pero como ya no quisieron conectar la nación “como un hombre con un corazón”, usaron la habilidad que habían perfeccionado por siglos, para promover solo los intereses de su propio grupo. Dado que el éxito político requiere buenas conexiones para pavimentar el camino a la cima, los políticos siempre han tenido cerca a muchos judíos como asesores. Incluso, esa posición tiene un título oficial, derogatorio: “judío de la corte”. Aunque más a menudo ligado a préstamos de dinero y a actividad bancaria, el término también tiene mucho que ver con política. Recientemente, Jonathan Levi de la revista Forward Magazine preguntó, “Es Jared Kushner el ‘judío de la corte’ del reino de Donald Trump?” Claramente, no es el dinero de Kushner lo que el presidente Trump necesita. El presidente siente que necesita a Kushner precisamente donde lo tiene, como “consejero mayor”  

Haciendo a EUA grande de nuevo

Si Trump realmente quiere cumplir su promesa de hacer de nuevo grande a EUA, necesitará tomar un enfoque diferente al de todos sus predecesores. Esto también requiere de que los judíos en su administración trabajen en forma diferente a la de las administraciones previas.  Para hacer grande a EUA, debe ser una nación unida. Trump necesita pedir a los judíos que faciliten la conexión y entendimiento entre ellos mismos, en ambos lados del mapa político y subsecuentemente, extiendan esa amistad al resto del pueblo.

Si los judíos, que están en posiciones clave de ambos lados del mapa, establecen una responsabilidad verdadera y mutua entre ellos, será mucho más fácil para el presidente reconciliarse con el partido democrático y establecer un gobierno que goce del apoyo total del Congreso. Cuanto más espere Trump, más duro será hacerlo. Fuerzas divisorias como Barack Obama, John McCain y Bernie Sanders se harán más fuertes en el impulso implacable de los medios neoliberales, que abarcan casi todos los grandes noticiarios, incluyendo, hasta cierto punto, a Fox News.  

Para la mayoría, los asesores sugieren al gobernante qué camino tomar y qué tácticas adoptar en una situación dada. Pero Donald Trump no es un presidente ordinario. Como hombre de negocios, entiende que para ver resultados, las cosas necesitan hacerse. Él es un líder y determinará en qué forma quiere que le ayuden sus asesores. Si es inteligente, les pedirá que tracen una ruta de la dirección del actual partidismo a la confianza, cooperación y eventual cohesión de la sociedad de EUA y el establecimiento político.  

Ésto hará a EUA no sólo grande, sino también, modelo para las demás naciones, “una luz para las naciones”, si se quiere. Implementar un plan de esta naturaleza, revertirá la trayectoria global negativa y garantizará nuestro futuro, el de nuestros hijos y el de los hijos de nuestros hijos.
[205253]

Mis pensamientos en Twitter, 14/abr/17

Michael Laitman: Uniendo los Estados para un gran EUA en la era de #Trump

Cómo Trump puede usar a los judíos en su administración para hacer a EUA grande otra vez #MAGA @JPost

De Twitter 14/abr/17

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 13/abr/17
Mis pensamientos en Twitter, 11/abr/17
Mis pensamientos en Twitter, 9/abr/17

¿Por qué tenemos problemas?

Pregunta: Supongamos que una persona perdió su cartera con dinero. Y de pronto se le ocurre que sucedió porque no vino a la lección o hizo algo mal ¿cómo lo explicamos?

Respuesta: No lo hacemos ¡Es tonto! Nunca saques esas conclusiones ni conectes esto. Más tarde verás lo equivocado que estabas. Y lo más importante, te limita y te da pistas y conexiones innecesarias.

Pregunta: ¿Por qué me son enviados esos problemas?

Respuesta: Porque eres egoísta. Primero y antes que nada, tienes que establecer tu conexión con los amigos en el grupo y a través de ellos, atraer la Luz superior de bondad que te corregirá. Así no perderás carteras si es inecesario. Y si es necesario, las perderás.

Pregunta: ¿Quiere decir que puedo sentarme con la decena de mañana a noche y perder la cartera cada día y que no tiene sentido intentar entender la razón.?

Respuesta: No es que no tenga sentido hacerlo. ¡Está prohibido! De todos modos, no descubrirás ni causas ni consecuencias antes de revelar plenamente el sistema.

Pregunta: ¿Pero la “cura” aún viene en la decena? ¿puedo decirme que si tengo algún problema quiere decir que no invierto suficiente en el amor de amigos?

Respuesta: ¡De cualquier forma, das en el blanco dentro de la decena!
[205194]
De Kabtv lección de Cabalá en ruso 11/dic/16

Material relacionado:
El veneno que cura
Amor en lugar de problemas
Problemas corporales y desarrollo espiritual

Lección diaria de Cabalá – 16/abr/17

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Preparación para Pesaj“, parte 1
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Preparación para Pesaj“, parte 2
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora