Actuar en beneficio de los demás

Lo más importante en el trabajo espiritual es poner filtros, límites en nuestros pensamientos, acciones, deseos y palabras, para actuar estrictamente en una dirección: asegurar que los pensamientos en la cabeza, los deseos en el corazón, las palabras en la boca y las acciones de las manos, todo trabaje sólo en beneficio de otros.

Sin embargo, no significa ir de un hospital a otro, ayudar a los necesitados o ayudar a las ancianas a cruzar la calle, etc. ¡Nada de esto! Esto no nos da ningún resultado.

Sólo queda algo: pasar la Luz superior, a través de nosotros, al mundo entero, convertirnos en nación, como está escrito en la Torá: “Y serán para mí una nación de Cohens“. Si lo hacemos y nos volvemos intermediarios entre el mundo y el Creador, para otorgar a Él y al mundo, pero nunca para beneficio propio; ‘Cohens no tienen retribución en este mundo’, así daremos al mundo armonía, equilibrio y cumpliremos nuestra misión .

Esta es la esencia del capítulo Shoftim (jueces), que todo el tiempo deben medir y pesar correctamente, pasar veredictos justos y controlarse a sí mismos.
[203503]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/sep/16

Material relacionado:
La cabeza es responsable de todo
Ser responsables del pueblo
Cómo es su pueblo, es su líder

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: