Ataque terrorista en Londres

En las noticias (The Guardian): “’Ayer, un acto de terrorismo intentó silenciar nuestra democracia. Pero hoy, nos encontramos como de costumbre, como lo han hecho las generaciones anteriores y como lo seguirán haciendo las futuras. Damos un mensaje simple: no tenemos miedo y nuestra solución jamás estará en el terrorismo. Estamos aquí, en el más antiguo de todos los parlamentos, porque conocemos la democracia y prevalecerán los valores que conlleva’, dijo la primer ministro [Theresa May].”

Mi Respuesta: En el corazón de Londres, bajo el Big Ben, en el centro de uno de los lugares más famosos del mundo, el terror dió un nuevo golpe.   

A diferencia de otros europeos, los ingleses con su mentalidad de “isla” están menos preparados para el cambio. Por eso, fueron los primeros en decidirse a dejar la Unión Europea. Oficialmente, el estado inicial del Brexit comienza el 29 de marzo.

En general, la salida de la agonizante unión, aliviará la vida para Inglaterra; mantendrá su control en sus fronteras y el flujo de inmigrantes que quieren entrar. Sin embargo, a pesar de que la amenaza del islam radical se debilitará ligeramente, aún no asegura una vida tranquila para sus ciudadanos.  

Por lo tanto, una lucha activa contra la “maleza” será un paso correcto. Es necesario arrancar de raíz la red que promueve actitudes radicales y actividades terroristas; y hacerlo de tal forma que sea ejemplo para todos.

Pero esto no resolverá de raíz el problema. Pues, no se limita ni a política ni a ideología, la causa subyace más profundo, en la misma naturaleza humana. Es egoísmo lo que separa a la gente y la coloca en lados diferentes de la barricada. En la forma más natural despierta e intensifica los impulsos más bajos que requieren dominio sobre los demás, incitan el odio y generan terrorismo y guerras.   

También debemos luchar en este frente y no menos activamente que en el campo de la seguridad. La tendencia negativa debe equilibrarse inmediatamente y ser compensada por la opuesta. El egoísmo es inherente a nosotros desde el principio y una tendencia positiva debe ser el producto de nuestros esfuerzos comunes.

Sólo la conexión humana saludable puede cambiar la situación radicalmente. El terror, este signo formidable de desunión, debe ser equilibrado con unidad. No sólo en palabras “no estamos asustados”, sino en espíritu de cohesión, solidaridad y voluntad para superar conflictos y contradicciones.

Esto no sólo salvará a la gente de la muerte, acomodará y mejorará su vida. Al tomar esa dirección anti-egoísta, Inglaterra se volverá un ejemplo no sólo de lucha contra el terrorismo, sino también del enfoque correcto para resolver los retos de toda Europa.
[204184]

Material relacionado:
Haaretz: “Trump, Brexit, terrorismo y el eslabón oculto que lo enlaza”
Compendio 2016: Terrorismo
Una nueva vida #498 – ¿Cómo luchar contra el terrorismo islámico?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta