Dónde están tus pensamientos

Torá, Deuteronomio 20-18: Para que no les enseñen las prácticas horrendas que hacen en honor a sus ídolos, provocando que transgredan contra el Señor, Dios de ustedes.

Las naciones del mundo son los deseos que nos dirigen a los placeres de la vida material y a todos sus problemas. Pero, todos éstos alejan mucho a la persona.  

Vemos cómo, a pesar de que la gente  llega a la sabiduría de la Cabalá, que está comprometida precisamente en destruir el mal en la gente y llevarla al nivel donde se vuelva amable y buena con los demás, nuestro mundo les impulsa a la dirección opuesta. Aquí necesitamos confrontar nuestro egoísmo. A ésto nos lleva la Torá.

La persona debe elevarse a tal nivel, que tome de este mundo sólo lo que necesita para su existencia y en lo demás busque sólo el alcance del mundo superior.

Esto no significa que tenemos que dormir en el piso ni vivir de pan y agua ni tener una vida pobre. La persona debe tener todo lo que su cuerpo necesita. Por ejemplo, puede demandar cinco comidas al día, dormir en cama de pluma y no en una simple, etc.

Debemos comenzar con satisfacer los requerimientos razonablemente. Luego, gradualmente, ir a la cualidad de otorgamiento en conexión con los demás, las demandas de la vida cambiarán de forma natural, sin coerción.  

¡No importa cuáles sean estas demandas! Cuando las intenciones de la persona van dirigidas a otorgar a los demás y a atraer a los demás hacia la unidad, entonces no importa lo que su cuerpo pida. Dale lo que quiera, para que no interfiera con tu desarrollo interno.

Pregunta: ¿Significa que si la cabeza está dirigida hacia arriba, el cuerpo gradualmente llegará al estado de modestia?

Respuesta: Por supuesto, sin embargo, no por las creencias ni por las distintas prácticas espirituales, sino de forma natural.

El hombre está donde sus pensamientos están. Por lo tanto, todo lo demás llega al nivel mínimo natural, al nivel normal que se requiere. Automáticamente, su nivel material se restringe, de acuerdo al nivel espiritual en el que se encuentra.

Se vuelve ordinario y no le distrae ninguna preocupación; es bueno si tiene, pero también está bien si no tiene. Lo principal es, dónde están tus pensamientos.
[203053]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno”  21/sep/16

Material relacionado:
¡Cambiar tus pensamientos y verás un mundo diferente!
No pospongas la corrección hasta mañana
Los conductores eléctricos espirituales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta