Fin de la idea liberal

En las noticias (The New Yorker): “Los humanos piensan en cuentos más que en hechos, números o tablas y mientras más sencillo es el cuento, mejor. El cuento que ha regido nuestro mundo en las últimas décadas es lo que podríamos llamar la Historia Liberal. Era un cuento sencillo y atractivo, pero ahora se desmorona y aún no surge uno nuevo para llenar el vacío. En su lugar, tenemos a Donald Trump.

“El cuento liberal dice que sólo si liberamos y globalizamos nuestros sistemas políticos y económicos, crearemos el paraíso en la tierra o al menos, paz y prosperidad para todos. De acuerdo con este cuento -aceptado, con variaciones ligeras, tanto por George W. Bush como por Barack Obama- la humanidad va inevitablemente hacia una sociedad global de libre mercado y política democrática.

“La centro de este cuento, sin embargo, comenzó a perder credibilidad desde la crisis financiera mundial de 2008. Los que, en los años noventa y dos mil, esperaban que si jugaban siguiendo las reglas podrían levantarse y florecer, de pronto comenzaron a temer que se les había engañado y que el sistema ya no funcionaba. La primavera árabe se convirtió en invierno islámico; regímenes autoritarios en Moscú, Ankara y Jerusalén abandonan los valores democráticos liberales, en favor del nacionalismo chauvinista y del extremismo religioso; e incluso en las fortalezas liberales de Europa occidental, hay dudas. Ahora la ola de desilusión está llegando a Estados Unidos el mismo país que llevó la Historia Liberal al planeta, a veces, a punta de pistola. Mientras que los ciudadanos de EUA se sienten decepcionados por décadas de promesas y ofertas, su desencanto podría llevar a Donald Trump a la Casa Blanca, con horror y sorpresa para las élites establecidas.

“¿Por qué se está perdiendo la fe en el cuento liberal? Una explicación es que este cuento es una farsa y que, en lugar de paz y prosperidad, la fórmula liberal ha producido violencia y pobreza. … “

Mi comentario: La victoria de Donald Trump sugiere que el Creador nos ayuda para que nos desarrollemos por el camino de Ajishena (lo apresuraré), un modo razonable de desarrollo que se asemeja a las leyes de la naturaleza y no, a las leyes Inventadas por la élite liberal.

El uso correcto de este desarrollo nos enseñará a ser una sociedad integral, con patrones inteligentes de consumo, una sociedad que sepa cooperar mutuamente y así, pasaremos de la “permisividad liberal” a la “unidad consciente”. En esta transición, todos debemos pasar por un curso de ‘educación nueva’.
[196894]

Material relacionado:
“La Europa liberal en pánico tras la victoria de Trump”
La victoria de Trupm
Una nueva vida #808 – Entre el liberalismo y el judaísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: