Todos los caminos conducen a ‘la casa de Abraham’

Desde el primer hombre, Adam y durante veinte generaciones hasta que Abraham reveló el rompimiento, la humanidad ha buscado conexión con la fuerza superior y con el propósito de la creación.

Tomó veinte generaciones, del punto de destrucción que se manifestó en el primer hombre, hasta la verdadera revelación de la fuerza superior que Abraham logró.

Abraham descubrió el método correcto de trabajo que le permitió revelar al Creador y hacerse similar a la fuerza superior y adherirse a ella.

Pregunta: ¿En qué momento Abram, la persona común, se convierte en nuestro padre Abraham?

Respuesta: En ell momento en que empezó a percibir el programa de la creación, se convirtió en la base del inicio de la nueva etapa de desarrollo del hombre.

Buscando el propósito de la creación y de su vida, encontró valores engañosos, lo llamado ‘creando ídolos y vendiendolos’. Buscó cómo avanzar, para que valga la pena vivir. Sin embargo, rompe todas sus fantasías, un ídolo tras otro, porque entiende que es incorrecto y por ellos no vale la pena vivir.

Sigue avanzando hasta encontrar el método y la forma correctos para el avance. Es decir, comprende las bases: la inclinación al bien y la inclinación al mal. Sabe cómo conectarlas en la línea media y llevarlas a la corrección, a la adhesión con el Creador, al unirlas y otorgar para otorgar y después, recibir para otorgar.

Cuando encuentra estas bases para su obra espiritual, es decir, reveló a Abraham, el padre de la nación (Av HaAm) en sí mismo. A partir de este momento, comenzó a construir una nueva forma espiritual en sí mismo.

Abraham es el símbolo del trabajo espiritual, una fuerza capaz de guiar algunos de los deseos del poder de Nimrod, para salir del ego. Los demás babilonios permanecieron en Babilonia, después tendremos que corregir todos esos deseos. Hoy, como en el tiempo de Abraham, la humanidad debe romper todos los ídolos falsos que creó, reducir su valor a polvo y después, hacerlos de forma correcta.

Gradualmente, el mundo avanza hacia esta corrección. Toda la historia de la humanidad es sólo en aras de la corrección final. Pareciera que los eventos ocurrieron por casualidad, pero no es así. Los genes informativos, Reshimot, se han desenrollado de esta manera desde el primer hombre, Adam.

Los mismos procesos suceden dentro de cada persona, dentro del pueblo de Israel, que es ‘la casa de Abraham’, en relación con el el mundo en general. Es como muñecas rusas, unas dentro de otras. Lo principal es que hay una fuerza superior que trae el bien.

El mal que surge en contra, también viene de la misma fuente y se crea para enseñarnos a distinguir entre bien y mal, entre luz y oscuridad. Cuando logremos conectar esas dos formas opuestas, entonces justo entre ellas, nos descubrimos a nosotros mismos y el contacto con el Creador.

La línea media conecta al Creador arriba con el hombre abajo. Y las otras dos líneas, derecha e izquierda, son necesarias sólo para construir la línea media, que es la conexión entre nosotros y la fuerza superior.

Cada uno debe encontrar a Abraham dentro de sí mismo, es decir, la base para el trabajo espiritual que le permita revelar al Creador y adherirse a Él. Este es el propósito de la creación. Y también, es necesario que todo el mundo, la humanidad, llegue a esa conexión, a un todo, para que esta fuerza, esta idea, nos una a todos.
[204462]
De la lección “Preparación para Pesaj” 25/mar/17

Material relacionado:
Abraham, el padre del grupo cabalístico
El método de Abraham, la sabiduría de la Cabalá
Abraham, ¿Quién eres tú?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta