Venganza, la derrota del egoísmo

Pregunta: ¿De dónde viene el sentimiento de venganza en el hombre?

Respuesta: El sentimiento de venganza viene como resultado de una derrota muy difícil para el ego, un ego que siente  humillación. En una situación así, el individuo hace cualquier cosa; no tiene otra opción. Una situación en la que insultas el punto central de mi ego, si me muestras que soy cero y no me das oportunidad de existir, eso despierta un sentimiento de venganza en mí.

Si yo pienso que soy valioso y me ‘sacas’ de mi cumbre y me muestras que no soy nada, entonces tengo una reacción extrema hacia el factor que produjo esa emoción en mí. En esa situación, no sólo estoy dispuesto a matar, quemar y pisotear, también quiero que este factor desaparezca de este mundo, ¡como sea!

Pregunta: ¿Es posible despertar una emoción así en un cabalista?

Respuesta: Ciertamente, los cabalistas tienen emociones mucho más agudas que otros. Sin embargo, los cabalistas entienden que estos sentimientos vienen del Creador y vienen sólo para que el hombre se acerque a Él.

Pregunta: En situación de humillación, la persona promedio toma venganza, ¿qué hace un cabalista?

Respuesta: El cabalista se corregirá, hasta llegar a un estado en el que no siente esa emoción, como humillación, ni siquiera un poco, porque ese sentimiento proviene del Creador y no de otros. Esto se debe a que “no hay nada más que Él” (Deuteronomio 4:35).

Pregunta: ¿Por qué, entre algunos pueblos, la venganza se eleva al rango de tradición y pasa de generación en generación, mientras que entre otros no es así?

Respuesta: Esto se relaciona con la crianza y el período en que viven. Hubo períodos en los que ‘pelear a muerte’ era una costumbre muy extendida. Era imposible tolerar la derrota y sólo un duelo podía borrar ese sentimiento.

En la historia de la humanidad, ha habido muchos períodos en los que si alguien sentía gran humillación, calculaba cómo proceder. Hoy, el egoísmo se volvió tan grande que creó mecanismos especiales de protección. De lo contrario, con cada pitido de un coche que pasa, veríamos conductores disparándose.

Hoy, al cabalista no le turban ni insultos ni perdón ni tomar acciones en respuesta a un insulto. Básicamente, no debemos tomar las cosas en serio para no sentirnos humillados, aunque, de hecho, la vida es una inmensa fuente de humillación.
[201648]
De la lección de Cabalá en ruso 21/ago/16

Material relacionado:
Los atributos de un cabalista
De este mundo al mundo por venir
Un bombardeo de consejos cabalistas – 21/ago/16, parte 2

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta