entradas en '' categoría

JPost: “La segunda revolución francesa”

The Jerusalem Post publicó mi nuevo artículo “La segunda revolución francesa

Para evitar el riesgo de una segunda revolución, el próximo presidente de Francia tendrá que hacer lo que parece imposible: unir al pueblo francés

Frente a las constantes amenazas de terrorismo y a las agudas divisiones en materia de inmigración, economía, Frexit y otras cuestiones de peso, el público francés acudió a las urnas esta semana para determinar quién dirigirá su nación.

Quien gane la segunda vuelta del mes próximo determinará mucho más que el destino de Francia. Lo que está en juego es el futuro del continente europeo. Pero para tener éxito, el nuevo presidente tendrá que lograr lo que actualmente parece imposible: unir al pueblo francés.

La República francesa está dividida. El nuevo presidente se enfrentará a una oposición feroz similar a la que Donald Trump enfrenta en EUA, Recep Tayyip Erdoğan en Turquía y Mark Rutte en los Países Bajos.

Incluso si los ciudadanos franceses se ponen de acuerdo en un nuevo líder, si el país se separa del bloque europeo y cierra su frontera, aún así tendrá que lidiar con enjambres de inmigrantes que inundan Francia y se apoderan de París. Además de plantear un gran desafío político y humanitario, las relaciones con los inmigrantes seguirán dividiendo al pueblo francés y perturbarán su vida. Y al final, no habrá solución a estos problemas, al menos no una con el que todos estén de acuerdo y por lo tanto, puede plantear una solución sostenible.

Albert Einstein dijo una vez: “Los problemas importantes que enfrentamos no pueden ser resueltos en el mismo nivel de pensamiento con el que los creamos”. De mi propia herencia, sé que los problemas no están destinados a ser resueltos; están destinados a servir como escalón para ascender a niveles más altos. El rabino Kook escribió en Cartas del Raiah: “La gran regla sobre la guerra de opiniones, cuando cada punto de vista contradice a otro, es que no debemos contradecirlo, sino más bien, construir por encima y ascender”.

En los próximos años, será cada vez más claro que el desafío más formidable que enfrentan los líderes de hoy es mantener y mejorar la solidaridad interna de sus naciones.

De la individualidad a la interconexión

La principal causa de fricción y animosidad entre la gente es el egoísmo. Nos hace rechazarnos y odiarnos unos a otros y nos convierte en narcisistas tales, que arruinamos toda posibilidad de establecer relaciones serias con otros.

Franceses, turcos y cualquier otra nación del mundo pueden firmar cualquier ley que quieran. Pueden ponerse de acuerdo en compromisos y establecer un orden social aparentemente estable, pero la experiencia demuestra que los acuerdos están destinados a romperse y los países están destinados a desintegrarse.

Actualmente, ni EUA es inmune a la fragmentación. Lo único que puede revertir nuestra creciente alienación es entender que no estamos destinados a resolver nuestras disputas; sino a elevarnos por encima de ellas y unirnos.

Como el rey Salomón dijo: “El odio agita la contienda y el amor cubre todos los crímenes” (Proverbios 10:12). Cuando lo hacemos, nuestras diferencias se convierten en fortaleza, ya que nos obliga a unirnos más para equilibrar nuestro nivel creciente de desunión. Al hacerlo, aprendemos a funcionar como un organismo sano, cuyos diversos órganos realizan tareas totalmente diferentes, pero complementarias.

Cuanto antes aprendamos a trabajar así, más pronto cambiaremos la dirección de la sociedad de ominosa a propicia.

Los franceses no deben cubrir el abismo en su sociedad. Cada facción es única y tiene sus propias tradiciones que deben ser preservadas y apreciadas. En lugar de intentar uniformar la sociedad, los franceses harían bien en tratar sus diferencias como variedades, elementos que enriquecen a su sociedad y aportan color y vitalidad al país.

Aunque retador, el mismo esfuerzo traerá tal positividad que invertirá el sentimiento de incertidumbre e inseguridad que prevalece en la actualidad y permitirá que las diversas comunidades coexistan en paz.

El futuro líder de Francia tendrá que mantener dos niveles: ruptura y diferencia hasta el punto de odio y por encima de él, un nivel de responsabilidad mutua que mejore la unidad de toda la sociedad francesa.

Las tensiones sociales no desaparecerán. Por el contrario, crecerán y, permitirán y obligarán a los franceses a construir puentes más fuertes entre ellos. Una vez más, la idea no es aceptar el punto de vista del otro, sino que todos tengan una nueva visión, en la que la unidad de la sociedad francesa sea primero y todo lo demás, secundario.

Así, las diferencias entre las facciones no serán desechadas ni suprimidas, sino abrazadas como contribución a la diversidad de una sociedad francesa unida.

El principio de Unidad por encima de todo

Para que tenga éxito, el liderazgo francés nuevo, deberá estar de acuerdo en que el principio de unidad por encima de todo, es su máxima prioridad. La cohesión y la solidaridad del pueblo dependen de la adhesión a esta noción en todos los niveles de la vida.

La unidad debe ser la base de las relaciones en sociedad, familia, trabajo, escuela y universidades e incluso, en , política. Debería haber un Departamento de Unidad, así como hay un Departamento de Justicia y debe tener prioridad sobre todas las agencias federales. Su única tarea será elevar y exaltar la importancia de la unidad por encima de todo, ayudado por los medios de comunicación social y por todos los medios de publicidad.

En la actualidad, el mundo va de mal en peor. Sin embargo, mientras más odio haya más nos obligará la vida a conectarnos. Si resistamos esta tendencia, el choque entre la marcha de la vida hacia la conexión y nuestro deseo de separarnos, se volverá mucho más doloroso. A menos que aprendamos a usar la propensión de la realidad a conectarnos para nuestro beneficio, conectando por encima de nuestro odio, la tensión entre las dos fuerzas opuestas se romperá y una guerra total se desatará.

Cuando la guerra haya terminado, aún será necesario un líder que una a todos por encima de sus diferencias. Si los líderes del mundo entendieran el principio de conexión por encima del odio y guiaran a sus países, lo convertirán en ley aplicable que cambiará todos los sistemas públicos y transformará el discurso. A su vez, ayudarán a todos a elevarse por encima del aislamiento y a encontrar alegría en conexión y unidad.

Este año va a ser crucial para Europa, ya que Francia, Alemania y otros países decidirán la identidad de sus líderes, para los próximos años. Si estos líderes electos se comprometen a la unidad, Europa prosperará. De no ser así, la UE se desintegrará y las posibilidades de que se produzca la guerra aumentarán dramáticamente.
[205986]

Mis pensamientos en Twitter, 30/abr/17

Freedom House: ¡los medios de comunicación se clasifican en lo más bajos! Pero lo ganaron vendiéndose y perdiendo su independencia.
[#206078]
De Twitter, 30/abr/17

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 29/abr/17
Mis pensamientos en Twitter, 27/abr/17
Mis pensamientos en Twitter, 25/abr/17

El día de las buenas acciones

Pregunta: El día de la unidad de los judíos se celebra en Israel y se llama el día de las buenas obras, ¿cómo se relaciona usted con él?

Respuesta: Si nos superamos para mostrarlo sólo un día al año, como si hiciéramos bien a los demás, no conducirá a nada bueno e incluso puede empeorar las cosas.

Debemos entender y darnos cuenta de lo egoístas que somos y hasta qué punto debemos cambiar. Por esta razón hay un método de corrección, de reeducación para nosotros mismos. Estoy dispuesto a ofrecerlo y a mostrar a todos el antiguo método que tenemos desde los días de Abraham.

Realmente espero que los judíos lo escuchen, que se unan y sean un modelo para el mundo entero y así, todo el mundo se volverá pacífico.
[205501]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 27/mar/17

Material relacionado:
Presión hacia los judíos
¿Por qué se nos culpa?
Jewish Business News: el odio entre judío es el fermento que debemos despejar

¿Tenemos protección de arriba? parte 7

Hay dos niveles de conexión con el sistema de gobierno superior. En el nivel ordinario, el hombre no puede afectar independientemente el sistema superior de ningún modo; funciona en él instintivamente. El sistema ejerce influencia desde arriba y reacciona instintivamente a esta influencia, conectándose al sistema de innumerables maneras.

Sin embargo, es posible un mayor nivel de conexión con el sistema de gobierno superior y los cabalistas lo tienen. Y no se necesitan objetos ni acciones externas para esto, porque es un proceso interno, experimentado por el individuo.

Pregunta: Pero aún así, las tradiciones del judaísmo no son sólo acciones externas; ¿no tienen raíces más profundas?

Respuesta: Los mandamientos tienen raíces, pero las acciones físicas reales no poseen poder espiritual. No debemos creer que la fuerza superior está contenida en la Mezuzá. La Mezuzá sólo simboliza esa fuerza y nos ayuda a aprender sobre ella. Nos demuestra que en la naturaleza hay cierta fuerza llamada ‘Mezuzá’, que guarda el ‘hogar’. Y lo que llamamos ‘hogar’ es el alma. Y así llegamos a entender que tiene un ‘alma’ y dentro de él, hay una ‘Mezuzá’. Así, se nos presentan los conceptos espirituales.

No hay divinidad en la Mezuzá física clavada en la puerta. Sólo señala una fuerza en el mundo espiritual, un rol particular del Creador, con respecto a las almas. Toda su divinidad está contenida en este entendimiento. En nuestro mundo no hay divinidad. Mezuzá es un símbolo que indica que si construyo mi alma, dentro de ella habrá una potencia protectora particular llamada ‘Mezuzá’.

Pregunta: ¿Qué significa construir el alma?

Respuesta: Construir el alma significa hacer la corrección: la restricción de nuestro deseo, la pantalla y la Luz Reflejada. Para esto necesito conexión con otros, que seamos por lo menos diez, ‘Minyan’ (quórum de diez) y en la conexión correcta entre nosotros, construimos el alma, ‘hogar’.

Todos los mandamientos de este mundo son sólo simbólicos. La prueba es que Abraham destruyó todos los símbolos, porque la gente comenzó a atribuirles poderes espirituales y adorarlos como ídolos.

Pero, en realidad, estos objetos sólo simbolizan acciones espirituales que el hombre está obligado a realizar: construir conexión con los demás por encima del egoísmo personal de cada uno, para crear dentro de esta conexión un lugar para la revelación de la fuerza superior de otorgamiento y amor, que mora entre ellos. Este es el punto de la acción espiritual: conectar con los demás por encima del egoísmo personal. Esto se llama amor.

Pregunta: ¿Si realizo tal acción, conectándome con otros, atraeré la fuerza que me protegerá?

Respuesta: ¡Por supuesto! Pero ya no pensarás en eso porque adquirirás el poder del amor y tu objetivo será ayudar a los demás, para ‘vivir’ dentro de ellos y proporcionarles todo lo que necesitan. Esto se llama ‘amar a tu prójimo como a ti mismo’, cuando estés dispuesto a darle tu única almohada. Sólo esta fuerza nos protege, en la vida, no hay otra protección.
[205162]
De Kabtv “Una nueva vida” #819”, 26/ene/17

Material relacionado:
La sabiduría de la cabalá y la religión
La observancia religiosa no es necesaria en cabalá
Una nueva vida #781- Cultura judía: mitos sobre el estudio de la Torá

¿Cuál es el trabajo en la esclavitud egipcia?

Pregunta: ¿Qué es la esclavitud en Egipto? ¿es diferente a la obra durante el éxodo espiritual de Egipto?

Respuesta: La esclavitud en Egipto es el estado de tener conciencia de la subordinación total a nuestros deseos egoístas, ¿quién los creó? ¿quién está dentro del egoísmo? El Creador mismo.

Así inicia nuestro trabajo espiritual en Egipto. Queremos separarnos del egoísmo y no ser sus subordinados. A esto se le llama los siete años de hambre en Egipto.
[205498]
De la lección de Cabalá en ruso 18/dic/16

Material relacionado:
Sodoma, Egipto y la Tierra de Canaan
Recuerden que fueron esclavos en Egipto
La esclavitud de Egipto significa que no tienes derecho a otorgar

Otorgamiento es vida, recepción es muerte

Torá, Deuteronomio, Ki Titze, 23:04: Un amonita o moabita no entrará en la asamblea del Señor; ni la décima generación entrará en la asamblea del Señor.

Los deseos llamados amonitas o moabitas no pueden ser corregidos en la forma en que existen. Sólo se pueden corregir con la muerte. Es decir, que la persona anula completamente su egoísmo.

En otras palabras, las diez Sefirot están en el área impura, reciben para ellas mismas y en tal forma, que no pueden ser corregidas; por lo tanto, deben pasar por la anulación total de la intención. Esto es muerte. En la sabiduría de la Cabalá, todo lo que es otorgamiento se llama vida y lo que es recepción, muerte.

Por lo tanto, los deseos llamados siete naciones del mundo no pueden ser corregidos. Sólo podemos matarlos dentro de nosotros y hasta que su uso egoísta cesa completamente, podemos comenzar a convertirlos al uso altruista.
[205479]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 19/oct/16

Material relacionado:
Acercándonos a la corrección
La integración de fuerzas opuestas
La burra de Balaam

La intención está más allá de la materia

Comentario: Los químicos que estudian el cerebro describen diferentes reacciones químicas para diferentes deseos. De hecho, han comprendido que todo se puede describir, menos la intención. Esto es específicamente lo que separa al humano del animal.

En el animal, las intenciones y los deseos se corresponden, pero en el humano, mientras más se desarrolla, más distancia hay entre la intención y su deseo.

Mi comentario: La intención está por encima de la naturaleza, está por encima de la materia. Esto es lo que me gustaría lograr con la ayuda de la influencia de la Luz superior sobre mí. La intención no es deseo ni Luz.

La Luz es el origen de la energía externa. El deseo es lo que actúa dentro de mi sustancia. Si quiero alcanzar un nuevo estado, entonces el deseo mismo se convierte en intención. En la sabiduría de la Cabalá, no asocio la intención con la materia, sino con la Luz superior que me cambia.
[205442]
De la lección de Cabalá en ruso 25/dic/16

Material relacionado:
Todo es cuestión de intención
Equipado con una intención
La intención y su influencia en la realidad

¡No quiero ser esclavo!

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre el trabajo espiritual consciente y el trabajo espiritual inconsciente?

Respuesta: El trabajo espiritual inconsciente se resume en que, automáticamente seguimos las instrucciones de la naturaleza, la obra del Creador. Trabajar conscientemente significa comenzar a participar de forma independiente, sabia, con entendimiento, planeando por adelantado; y así, nuestros ojos se abren y vemos donde realmente estamos.

¿Cuál es la diferencia entre la inteligencia del niño y la inteligencia del adulto? El adulto entiende dónde está y qué hace, mientras que el niño no. Lo mismo sucede en el mundo espiritual. Aún no entendemos ni vemos el mundo espiritual, porque no podemos existir dentro de él correctamente. Cuando empecemos a adquirir sus características, a medida que lo hagamos, comenzamos a descubrirlo entre nosotros.

Pregunta: ¿Qué significa que estamos trabajando para el Creador? Si ya estamos siguiendo las leyes de la naturaleza, ¿dónde está el problema?

Respuesta: Seguimos las leyes de la naturaleza automáticamente, contra nuestra voluntad. El problema es que debes tomar conscientemente sobre ti, todas las funciones del Creador y ocupar Su lugar. Cuando estamos en Su lugar, es decir, cuando nos adherimos a Él y logramos plenamente Su relación con la creación, en ese grado nos volvemos como Él. Este es el objetivo del desarrollo que se nos ha planteado.

Pregunta: ¿Significa que soy esclavo del Creador contra mi voluntad?

Respuesta: Ciertamente. Ahora eres como huésped sentado frente al anfitrión y tragando todo lo que te da. Así que debes levantarte y decir: ‘¡Alto! No estoy interesado en seguir tus instrucciones, excepto bajo la condición de seguirlas independientemente, con el entendimiento de que lo hago para otorgarte placer y bondad; ya no quiero ser esclavo sino ser humano consciente; ¡Quiero ser como tú!”
[205435]
De la lección de Cabalá en ruso 18/dic/16

Material relacionado:
Aparentemente soy un esclavo de faraón
Esclavitud moderna
Todo viene del creador

Una nueva vida #842 – Cómo funciona el racismo

Una nueva vida #842 – Cómo funciona el racismo
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

Una persona iluminada es alguien que trasciende su naturaleza egoísta y racista y, alcanza la característica de ‘Luz’. Esta persona ve que la perfección sólo puede existir con conexión y plenitud entre todas las partes del rompecabeza.
[204013]
De Kabtv “Una nueva vida #842 – Cómo funciona el racismo”, 21/mar/17
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora