Brecha generacional, parte 1

Pregunta: El tema eterno: padres e hijos -brecha entre generaciones, ¿por qué somos tan diferentes y no nos entendemos? Cada 10-15 años llega una nueva generación y es diferente de la anterior en su percepción del mundo ¿qué nos ayudará a vivir en paz uno con otro, con tanta opinión diferente?

En esencia, la generación de padres construyó toda la base material de nuestra vida y las generaciones que siguen están cada vez menos comprometidas con lo material y más comprometidas en investigar la internalidad humana, en realidad ¿qué tan profunda es  la brecha entre generaciones?

Respuesta: La brecha entre generaciones debe ser medida no en indicadores cuantitativos, sino cualitativos. Y esto es muy difícil porque para evaluar la calidad necesitas medir la deficiencia: ¿a qué aspira la generación, qué es más importante para ella, es decir, cuál es su escala de prioridades?

Si tomamos los deseos claros y básicos: comida, sexo, familia, dinero, poder y conocimiento y, medimos en qué nivel están en cada generación y cuáles son sus prioridades, entonces podemos tener una imagen de cada generación. Pero no pienso que alguien esté involucrado en una investigación así.

La sabiduría de la Cabalá estudia los deseos humanos, pero no compara una generación con otra. Porque no es importante. Sabemos que la humanidad constantemente avanza, en realidad, se acerca a una gran crisis.

Al final, los deseos por comida, sexo, familia, dinero, poder y conocimiento no le darán ninguna satisfacción al hombre y querrá desarrollarse por encima de ellos. La sabiduría de la Cabalá está destinada a ayudar en esto.

Mientras la humanidad no se involucre en el desarrollo del hombre, podría quedar estancada en deseos materiales efímeros por muchos años, incluso siglos. Siempre pensamos que en el siguiente nivel de deseo entenderemos la esencia de nuestra vida. Como si el misterio de la vida estuviera en riqueza o en honor o en conocimiento y que al revelarlo, seremos felices.

Así, gradualmente madura la humanidad, hasta que finalmente se desilusiona de todo su desarrollo, el cual en esencia gira en seis deseos básicos. Pero podemos reducir el tiempo requerido para nuestro desarrollo. Vemos que el desarrollo nos lleva a una crisis global, dejando al hombre totalmente devastado y jurando que es mejor morir que vivir una vida así.

El hombre no puede vivir sin placer, pero el hombre moderno no puede recibir placer, porque el deseo egoísta terminó su desarrollo. El hombre es dejado sin deseos, en impotencia y no sabe cómo continuar. Pero Cabalá explica que toda la evolución humana, desde el principio, fue un caso absolutamente perdido.

Al darnos cuenta, reducimos nuestras penurias por muchos cientos de años y evitamos guerras, disputas, gran sufrimiento y tragedias a nivel individual, familiar y del Estado. Con ayuda de educación integral, Cabalá ayuda a la humanidad a tomar conciencia de sus errores, sin tener que vivirlos en carne propia.

Y esto es lo que Cabalá aconseja a la gente: da a la persona la educación correcta tan pronto como sea posible, para que entienda que perseguir a seis ídolos materiales: comida, sexo, familia, dinero, honor y conocimiento, no promete ningún éxito. Así, esta carrera será corta, consciente y terminará pronto, dará un buen resultado, este es, lograr tomar conciencia del mal.
[205649]
De Kabtv “Una nueva vida #851”, 17/abr/17

Material relacionado:
¿Cómo podemos reducir la brecha generacional?
El problema de padres e hijos
Nuevos deseos de una nueva generación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: