Epílogo al día en memoria del holocausto, parte 4

Baal HaSulam, La Nación: El Holocausto fue resultado del veneno del odio que aflige a las naciones del mundo, provocó la horrible muerte de millones de nuestros hermanos. No podemos engañarnos nosotros mismos al creer que hablamos de cierto evento transitorio y pasajero.

Las naciones más avanzadas tranquilamente nos cerraron sus puertas sin sentir la menor simpatía ni compasión. Sin esperar milagros, se vuelve evidente que nuestra existencia, individual y como una nación, está en la balanza de la vida y la muerte.

Y la ayuda vendrá sólo si encontramos el instrumento necesario que pueda inclinar la balanza a nuestro favor… Si perdemos la oportunidad y no nos unimos como uno, los eventos que enfrentamos serán de proporciones peligrosas, porque se desplegarán de acuerdo a la voluntad de nuestros enemigos que planean eliminarnos de la faz de la tierra.

Obviamente no fue un fenómeno temporal, sino que existe en nuestra naturaleza compartida. La humanidad debe llegar a la unión con el Creador y la parte llamada a mostrar este método de corrección es llamada Israel (Yashar-El, directo al Creador).

Este grupo recibió el método de corrección y lo practicó en el tiempo del Primer Templo. Después de 2,000 años de exilio, Israel se dispersó en toda la humanidad y ahora, una vez más, debe establecer su estado corregido y atraer a todas las naciones del mundo.

No nos engañemos creyendo que el Holocausto fue un error momentáneo que no puede repetirse. Puede repetirse de forma mucho peor, no como fue en el pasado, dentro de un solo país europeo particular, incluso teniendo el apoyo de otras naciones desarrolladas, sino con el apoyo total de la humanidad, sin excepción. Podemos verlo incluso ahora, cuando hay un voto en la ONU contra Israel, 200 naciones apoyan la resolución de forma unánime.

Y aún cuando, no sin razón, la nación de Israel es llamada “terca” y que se niega a entender lo que le está sucediendo, tenemos evidencia de actos de antisemitismo que hacen que el tiempo previo al Holocausto parezca muy tranquilo. Y, como de costumbre, intentamos cerrar los ojos y no darnos cuenta de lo qué sucede, hasta el último momento o incluso, después.

Si perdemos esta oportunidad, será imposible salvarnos del daño, justo como sucedió durante el Holocausto, cuando no teníamos hacia dónde ir. Y hoy, después de toda esa tragedia, repetimos el mismo error, como si nada hubiera sucedido.
[205946]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 24/abr/17, lección sobre: Día en memoria del Holocausto

Material relacionado:
Epílogo al día en memoria del holocausto, parte 1
Epílogo al día en memoria del holocausto, parte 2
Epílogo al día en memoria del holocausto, parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta