¿Qué es el alma?

Pregunta: ¿Qué es el alma?

Respuesta: El hombre tiene muchos deseos con los que siente el mundo entero y a él mismo. Sin embargo, entre ellos, existe esa parte del deseo común que siente al Creador. Se llama el alma.

Pregunta: ¿Dónde está este deseo, esta alma? Pues, si le pregunto a una persona común diría: ‘El deseo está dentro de mí; yo deseo’.

Respuesta: Y si reemplazamos su corazón, ¿tendrá los mismos deseos?

Cuando se realizó el primer trasplante de corazón, todos pensaron que resultaría en una persona totalmente diferente, pero no sucedió; nada cambió. Esto significa que los deseos no están en el corazón. El corazón sólo reacciona a ellos y por eso asociamos nuestros deseos con él.

Creo que si trasplantamos la cabeza, descubriremos que ahí no hay deseos ni siquiera pensamientos. Los deseos están fuera de la persona. Se pueden dividir en dos: egoístas y altruistas.

Com el deseo egoísta, me siento a mí mismo y a nuestro mundo. Sin embargo, existe la posibilidad de transformar parcialmente los deseos egoístas en altruistas. Con ellos, amaré a otros, pero en verdad, no sólo con palabras. En este deseo en el que amaré a otros, sentiré al Creador.

Es como una salida de mí mismo, de la vida para mí, a la vida para otros. Esto no está en el cuerpo humano. El cuerpo existe como un animal. Nuestro corazón es un motor que suministra sangre al cuerpo. Nuestro cerebro controla el cuerpo animal y nada más.

Pregunta: ¿Qué anima el cuerpo? Caminamos, respiramos, nos sentimos y sentimos a los demás, ¿no es esto el alma?

Respuesta: Los animales, ¿no hacen lo mismo? Eso no tiene nada que ver con el alma. No está en ninguna criaturas en la tierra. Hay una fuerza vital que permite que el cuerpo exista.

El alma es parte del Creador. En otras palabras, es un deseo que logró un estado de semejanza con el Creador, una cualidad totalmente de renunciada y dedicada a otorgar y amar. Existe fuera del cuerpo del hombre, fuera de su deseo egoísta. Es un componente adquirido, pero eterno, de nuestro yo espiritual. Es el yo espiritual de la persona si lo logra, si no lo tiene, es un animal.

Algunos aspiran a lograrlo, otros no. Pero cualquiera que desciende del árbol y se convierte de simio en ser humano, al menos un poco, no importa en qué nivel, ya tiene un embrión del alma, es decir, la capacidad y oportunidad para desarrollar el alma. Pero está enterrada bajo una enorme capa de egoísmo.

Pregunta: ¿Cómo podemos lograrla para que ‘brote’?

Respuesta: El hombre no tiene ninguna motivo para hacerlo. Considera toda suerte de impulsos nobles, culturales y sociales como su alma: arte, música, etc.

Sin embargo, los animales también cantan. No hay nada especial en esto. Todo lo que el hombre desarrolla con base en la esencia con la que nació, no pertenece a la espiritualidad, sino a la fuerza superior que representa el desarrollo de sus deseos, inclinaciones y pensamientos animales.

Pregunta: ¿Este punto, el embrión del alma, emite algún placer especial al que la persona aspira?

Respuesta: Cuando alguien realmente aspira a revelar su alma, tiene una terrible nostalgia, depresión, sufrimiento por deseo y, al mismo tiempo, no puede encontrar el sentido de la vida: por qué vivo, para qué, quién me controla, ¿cómo puedo salir de este mundo y comenzar a existir fuera de sus limitaciones?

Esto se llama aspiración de alcanzar el alma. Ahora, ya se manifiesta en muchos porque de generación en generación nos desarrollamos y alcanzamos esos estados en nuestro desarrollo egoísta que nos empujan fuera de nuestra naturaleza egoísta. El ego empuja al hombre fuera de sí mismo, le da sentimientos negativos a lo largo de su existencia.

Pregunta: Hoy, el mundo está siendo empujado por mucho sufrimiento, desempleo, robots que ocuparan nuestros trabajos, etc. ¿no es esto un adelanto para que la humanidad entienda lo que es el alma?

Respuesta: Por supuesto, todo lo que sucede en nuestra vida personal y social, en el mundo, en la naturaleza y en el cosmos, sólo ocurre para acercarnos al Creador, para revelarlo, para llegar a ser semejantes a Él, hasta el punto de adhesión con Él.

Cuando reemplacemos nuestros deseos egoístas con el deseo de llegar a ser como el Creador, en otorgamiento y amor por los demás y, a través de ellos, a Él, obtendremos nuestra alma, su completa corrección.

Dejemos nuestro cuerpo, todo lo que vemos y sentimos en nuestro mundo a través de los cinco sentidos animales, corpóreos. Hay otro deseo aparte. Inicialmente egoístas.

Deben cambiarse a altruistas, para completar el otorgamiento y el amor al prójimo, es decir, a cualquier persona, a todos juntos y a todo lo que está fuera de ti. En este deseo empezarás a sentir al Creador, en el grado de tu corrección. Es precisamente en este deseo corregido, de recibir a otorgar, donde está el alma.

¡Logra tu alma!
[206399]
De Kabtv ‘Plática acerca del alma’ 30/mar/17

Material relacionado:
Las emociones purifican el alma
El mundo de un alma
La red de conexiones del alma común

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: