entradas en '' categoría

“Parientes” en espiritualidad

Torah, Deuteronomio 27:20: “Maldito el que se acuesta con la mujer de su padre, pues así viola la intimidad de su padre”. Y todo el pueblo dirá: “Amén”.

“Padre y madre” es el nivel del siguiente grado espiritual. Por eso, al hablar de ellos, a lo que se refiere es a la anulación completa del inferior, anulación del alma inferior ante lo superior y su participación con la parte superior.

Y aquí está escrito sobre el padre y su esposa que no es tu madre. Aparentemente es una mujer extraña a ti. Pero como pertenece al padre y existe en su nivel, no tienes derecho a involucrarte con ella, porque es la Nukva equivocada para ti, no es el aspecto femenino que puedes corregir.

“La esposa del padre” es un deseo de un grado superior. Por eso la persona que trabaja con un deseo que no puede corregir, se condena a sí misma. Se salta un paso y al hacerlo, destruye dentro de sí la capacidad de avanzar.

Lo que se entiende por “padre”, “madre”, “tía”, “tío”, etc. es el siguiente grado en el que te conviertes en padre con respecto al grado anterior. Pero no tienes derecho a trabajar con un deseo de un grado superior al tuyo, es decir, “viola la intimidad de su padre”. Pero cuando te eleves a ese grado, será para ti.

Pregunta: Cuando un hijo nace, siempre decimos que es el siguiente grado espiritual. Y ahora es claro que el padre es el siguiente grado espiritual, ¿cómo es posible?

Respuesta: El siguiente grado espiritual no es más alto que el padre, porque el padre se eleva continuamente y el hijo se eleva después de él. Aquí hay una subordinación estricta. La relación se mantiene siempre: el hijo se eleva al grado del padre y, al mismo tiempo, el padre se eleva aún más.
[208650]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/nov/16

Material relacionado:
Jerarquía inmutable
El sistema de atenuación de luz
Un sistema que protege de la Luz Superior

El único principio de la creación

Los nombres de las Sefirot: Kéter, Jojmá, Biná, Jesed, Gevurá, Tiferet, Netzaj, Hod, Yesod y Maljut se refieren al contenido interno de las conexiones en la creación.

A veces encontramos otra Sefirá en el esquema, llamada Daat. De Kéter se derivan dos direcciones; Jojmá y Biná, las cuales bajo el impacto de Kéter crean la Sefirá de Daat, que no está incluida en las diez Sefirot.

De Daat se derivan dos direcciones separadas; hacia Jesed y Gevurá, las cuales se juntan en Tiferet. Así tiene lugar la interacción entre las Sefirot. Existen muchas conexiones así. Todo en la creación está organizado y arreglado de esta manera: cada célula, cada átomo, cada grano de arena y todo el universo, está construido de acuerdo a la estructura de las diez Sefirot.

Nuestros deseos egoístas están en un punto negro llamado Maljut y son resultado de toda la fuerza que nos impacta. No hay diferencia en qué nivel de cooperación se encuentran los deseos; si están en nivel psicológico, fisiológico o físico. En cada nivel cósmico en el universo y en todos los mundos es el mismo principio – diez Sefirot.
[208791]
De la lección de Cabalá en ruso, 5/mar/17

Material relacionado:
La psicología de las multitudes
El cuerpo espiritual en forma de sefirot
¿Cómo construir sus diez sefirot y llenarlas con la luz del Creador

Ama a tu prójimo, en su sentido literal

Pregunta: En el artículo La última generación, Baal Hasulam escribe: ¨La aceptación de la ley del altruismo se basa en el amor a nuestro prójimo, en sentido literal¨ ¿qué quiere decir ¨en sentido literal¨?

Respuesta: Quiere decir que todo lo que pienso, sueño y hago, todo lo que surge en el pensamiento y en el deseo, viene sólo de la aspiración de satisfacer al prójimo con absoluto agrado y hacerlo, con el fin de llevar contento al Creador.

Pregunta: En el mundo corporal, ¿también se hace en forma literal?

Respuesta: No puedo decir cómo se hace físicamente, porque depende de cuánto nuestro mundo, gradualmente pierda la forma física que experimentamos ahora y se evapore y se convierta en pura materia espiritual.

Depende de nuestras sensaciones. El mundo llegará a ser más espiritual, de acuerdo a nuestra corrección espiritual y empezaremos a movernos de una sensación física a una virtual.
[208318]
De Kabtv ¨La última generación¨ 22/may/17

Material relacionado:
Cambiar la naturaleza humana
¿Hacia dónde nos lleva el programa de desarrollo? parte 1
El modelo de la sociedad futura

A la puerta de la última generación

La dirección de la vida es lograr adhesión con Él, sólo en beneficio del Creador (Escritos de Baal HaSulam, Escritos de la última generación).

Pregunta: ¿Podemos, los que iniciamos este movimiento, ser llamados ‘la última generación’?

Respuesta: Actuar en beneficio de la conexión entre nosotros, significa actuar en beneficio del Creador.

La última generación apenas inicia su corrección y quiere cambiar su naturaleza. Empezamos el movimiento, pero prácticamente, estamos a la puerta a ese estado.

Pregunta: ¿No ve a nuestra generación que vive en la Tierra en el marco del tiempo? ¿la ve desde una perspectiva más general?

Respuesta: No tomo en cuenta ni a la Tierra ni a la humanidad, sino sólo a quienes, de alguna manera, aspiran a cambiar su naturaleza. Sólo eso.

La última generación inicia con un pequeño grupo de gente que entiende correctamente la meta y quieren cambiarse a sí mismo.

En cuanto a nuestro grupo, ya casi puede llamarse, última generación. Debemos someternos a algunas pruebas muy serias, bajo la influencia de varias tensiones externas e internas, para deshacernos de los restos del egoísmo (los llamo restos, pero aún son muy grandes) y decidir con firmeza qué es, exactamente, esta metamorfosis a la que tenemos someternos.

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre el grupo que tiene un pie en la última generación y el grupo que ya estará en la etapa final de la última generación?

Respuesta: La naturaleza de la gente en la última etapa de la última generación será totalmente diferente de nuestra naturaleza. Ya no será gente, sino “ángeles” con guía y que actúan sólo de acuerdo con el deseo de otorgar, deleitar, estar conectados con otros, en beneficio de los demás y por medio de ellos, del Creador. ¡Es un estado completamente diferente!

Por lo tanto, estamos al inicio y debemos decidir si vamos a cambiarnos a nosotros mismos para convertirnos en la última generación.
[208149]
De Kabtv “La última generación” 22/may/17

Material relacionado:
Cambiar la naturaleza humana
El hombre del futuro
El futuro es una sociedad homogénea

Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 5

Pregunta: Desde la perspectiva de la naturaleza, ¿cuáles de nuestras acciones son consideradas correctas y benéficas y pueden llevarnos a una buena vida, para que no recibamos castigo de la naturaleza?

Respuesta: Toda la naturaleza es un sistema integral, cerrado y todas sus partes -inanimada, vegetal, animal y humana- están vinculadas por el mismo trabajo.

La ley de un sistema integral es que cada elemento influye en todos los otros. Es decir, cada partícula debe sentir que pertenece al sistema y comportarse de manera que beneficie al todo. No en beneficio de alguna parte individual ni en beneficio propio, sino del sistema entero.

El hombre no entiende esta ley y no puede revelarla. Sin embargo, exceptuando al hombre, las otras partes, es decir, los niveles de la naturaleza, inanimado, vegetal y animal, están integrados dentro de este sistema cerrado.

Todo el universo es un sistema integral. Y si tomamos cualquier fragmento del planeta Tierra y lo estudiamos, quedará claro que todos los elementos están totalmente interrelacionados, como si estuvieran conectados en una red interna oculta para nosotros y que sigue un programa específico llamado, naturaleza.

Podemos preguntar, “¿Qué es un ser humano?” Un ser humano es un caso especial. Por una parte, su cuerpo animal pertenece al mundo animal. Y por lo tanto, es claro que está obligado a existir en conexión instintiva específica con el sistema. Pero además, hay una parte en él que pertenece al nivel hablante y por esto es llamado humano.

En esta parte, pareciera estar desconectado del sistema y se comporta como si el sistema no existiera. El hombre no siente, de forma instintiva, la conexión ni siente la unidad con la red de la naturaleza; por lo tanto, se comporta como le place. Esta forma “libre” de comportamiento, sin ninguna conexión con el sistema, es llamada, egoísmo. En esta relación con el sistema de la naturaleza, el ser humano sólo considera su beneficio inmediato.

Tal vez pensará diferente dentro de veinte años, pero eso no le importa porque sólo ve el flujo de experiencias momentáneas de la vida, que percibe ahora. Si en este momento no posee lo que desea, lo considera castigo. Y si de pronto recibe lo que necesita,  lo considera recompensa.

Naturalmente, al estar desconectado del sistema general, recompensa y castigo se convierten en algo falso, porque no ve que dependen de sus acciones y que por eso comete errores. Existe dentro de un sistema, pero no es capaz de tomar en cuenta todos sus elementos, no siente esa interdependencia. Resulta que toda su percepción de la realidad es incorrecta.

Pregunta: Si lo siento como recompensa y castigo, entonces ¿por qué debo preocuparme de que sean falsos?, recibí lo que quería, ¿no es así?

Respuesta: Entonces ¿por qué hay gente infeliz? Si juzgamos lo que son recompensa y castigo, sólo por nuestra experiencia inmediata y actuamos sólo de acuerdo a esto, intentando gratificar nuestros deseos momentáneos, entonces tendremos que aguantar una decepción tras otra.

Si pudiéramos ganar siempre de esta manera, podríamos aceptar esta objeción. Sin embargo, vemos que constantemente perdemos. Mientras más avanza la persona, más tiene que defenderse, como resultado de su relación egoísta con la vida y de su búsqueda de gratificación inmediata.

No importa cuánto desarrollemos la sociedad, el gobierno, la familia, las ciencias y la medicina, aún no podemos compensar el daño ni la reacción negativa del sistema hacia nuestro comportamiento ¿No debería ser que mientras progresamos en nuestro desarrollo, pudiéramos entender y sentir cada vez más a la naturaleza?

Pero resulta lo opuesto: progresamos más y más en nuestro desarrollo de relación incorrecta con la naturaleza. Constantemente nos alejamos más de la naturaleza, de la conexión con el sistema integral y en última instancia, nos convertimos en individualistas tales, que ya no nos preocupa nada en absoluto, excepto nuestra propia gratificación.

Al final, la persona puede comenzar a usar drogas, para no pensar en nada. No querrá atarse a nadie para permanecer completamente libre y sin ninguna obligación…
[206870]
De Kabtv “Una nueva vida #822”, 2/feb/17

Material relacionado:
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 1
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 2
Una nueva vida #822 – ¿Hay recompensa y castigo?

Una nueva vida #854 – Tendencias globales: guerras cibernéticas

Una nueva vida #854 – Tendencias globales: guerras cibernéticas
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

¿Qué ha llevado a la humanidad a las guerras cibernéticas? ¿cómo podemos lidiar con un enemigo virtual no identificado y hacia dónde se dirige el mundo a partir de este punto?
[206932]
De Kabtv “Una nueva vida #854 – Tendencias globales: guerras cibernéticas”, 16/may/17
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 30/jun/ 17

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, volumen 1, artículo 6, “El amor a los amigos-2”
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá”,  punto 12
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora

Mis pensamientos en Twitter, 29/jun/17

Los #medios no dan información objetiva, pero los bloggers con rapidéz dan información verdadera. Al exponer sus sesgos, los medios se están autodestruyendo.

#Zohar para el pueblo, volumen 12, página 184, párrafo 674: “La prostituta se dirige al príncipe” –significa nuestro desarrollo bajo presión de aquellos que nos odian.

Los esfuerzos por revelar al Creador en un grupo unido, conducen a la aceptación del Arvut, en oposición al Ego (monte Sinaí), ascender y recibir la #Torá (Ohr Makif).

“No tengo fuerza para revelar al Creador! Y tampoco quiero que los demás Lo revelen. Por eso odio a Bnei Baruch!” (un correo recibido) #Dios

Si Cabalá es misticismo, debe ser prohibida. Pero si es un medio de corrección para la humanidad y la #sociedad, debe ser revelada al mundo.

Cuando me volví cabalista, de repente me sentí como judío entre antisemitas. Justo como las naciones que odian a los judíos, así los #judíos odian la Cabalá.

Si nos volvemos al Creador, es #fe, religión, pues el Creador está oculto. Si es con los amigos, es revelación del Creador, es Cabalá.

¿Quieres controlar al mundo con tus pensamientos? Dale amor hasta que descubras que lo estás controlando! #pensamiento positivo

Si vas al Creador, es religión. Si vas al Creador a través del grupo, es Cabalá. Del  #amor por los demás, al amor al Creador.

  1. El mundo es como lo vemos. 2. Si observamos, el mundo es diferente. 3. El mundo no existe, pero es percibido en nuestra #conciencia (cualidades).

Si estás en un descenso, empieza a pensar en el grupo como si estuviera peor y te necesitara  –es la forma óptima de manejar un descenso #nota

Los esfuerzos por revelar al Creador en un grupo unido llevan a aceptar la garantía mutua, trascender el ego y recibir la #Torá (Luz).

Sólo #Cabalá puede calibrar a los humanos para que sean como el Creador –utiliza un desarmador (la Luz) para ajustar los parámetros del hombre (sus deseos).

Toda la sociedad actual se desmorona. La sociedad israelí, la más egoísta, se desmorona más rápido. La solución es la garantía mutua (Arvut). #Israel

El #IncendioGrenfellTower incendio en la torre: cómo un trágico accidente se convirtió en una calumnia injuriosa @JPostOpinion

De Twitter, 29/jun/17

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 4/mar/17
Mis pensamientos en Twitter, 15/mar/17
Mis pensamientos en Twitter, 19/feb/17

Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 4

Pregunta: Si vivimos en un sistema de la naturaleza que nos entrena como una madre que educa niños pequeños, entonces ¿recompensa y castigo por nuestras acciones realmente existen en este mundo? La sociedad condiciona al hombre al definir recompensa como buena fortuna, éxito en familia, trabajo y, dinero.

Toda la realidad está dividida en ganadores y perdedores; los ganadores celebran, mientras que los perdedores sufren. En otras palabras, recompensa es considerada tener éxito, importancia y dinero ¿cómo vamos a cambiar esta situación?

Respuesta: Esta asociación cambia en virtud de que vemos cómo nuestro mundo va hacia la crisis y la gente se encuentra desesperada. Seguimos desarrollándonos, y gracias a nuestro avance y desarrollo, nos quedamos sin empleo. Año tras años nos volvemos más pobres e infelices. A juzgar por esto, ¿podemos decidir si nos estamos comportando correctamente o no?

Si la Madre Naturaleza nos trata de esta manera, ¿significa que estamos haciendo algo mal? Claramente existimos dentro de un sistema cerrado e integral. Y si nos comportamos correctamente, debemos recibir una reacción positiva, que es la recompensa.

El hombre debe saber si avanza correctamente dentro del sistema y cuál debe ser el siguiente paso. La interacción correcta con el sistema es como la conexión de un niño con su madre, que le enseña: “¡Házlo de esta manera, querido, no de la otra manera!” Debo sentir la respuesta del sistema a mis acciones y entender su actitud. Pero para esto, es necesario estudiar la sabiduría de la Cabalá.

Pregunta: ¿Y si ya tengo éxito en la vida?

Respuesta: ¡Pero no tienes idea de lo que es el éxito! ¿Tal vez a lo que llamamos éxito, en realidad, es fracaso? Celebramos cuando podemos llegar a ese gran pastel y comerlo todo. Y lloramos como niños malcriados si no lo tenemos.

El verdadero éxito es conocer la intención, el deseo y la meta de la Madre Naturaleza, volvernos socios de este sistema y fusionarnos con él. En otras palabras, comenzar a trabajar de forma conjunta con el sistema. Éxito es desarrollarse de tal forma, que en nuestra conciencia, deberes, deseos y acciones, podemos convertirnos en parte activa y correcta del sistema, conscientes de lo que hace y en realidad, podemos beneficiar al sistema al conectarnos con él.

Cada madre quiere que su hijo sea sano, listo, comprensivo, sensible y respetado en la sociedad; quiere que trate a otros con amabilidad y que los otros lo amen. Así debemos comportarnos. Pero aquí no sólo hablamos de comportarnos de forma respetuosa en el trabajo, en la casa, en la calle o en un autobús, hablamos del sistema general de toda la realidad.

Y nosotros, a juzgar por el desarrollo del hombre moderno, día tras día, año tras año, nos estamos alejando cada vez más de nuestra comprensión del sistema de la naturaleza. Nuestra sociedad y nuestro mundo están volviéndose cada vez peores ¡Esta es la evidencia de que no entendemos lo que la Madre Naturaleza quiere de nosotros!
[206815]
De Kabtv “Una nueva vida” 2/feb/17

Material relacionado:
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 1
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 2
Re-educación en lugar de castigo

El infatigable crecimiento del egoísmo

El egoísmo es creado en nosotros específicamente para que, al desarrollarlo, logremos la posibilidad del libre albedrío y comencemos a usarlo, a pesar de nosotros mismos. Así, alcanzaremos al Creador.

La propiedad de crecimiento ilimitado del ego es un atributo increíble que no existe en la naturaleza.

Si quiero algo y lo pruebo, querré el doble; si consumo el doble, querré cuatro veces más, etc. Necesito duplicar constantemente mi placer, de otra manera no podré sentirlo como placer.

Esto significa que la fuerza del Creador está dentro del ego y sigue creciendo. Esto no existe en los otros niveles de la naturaleza, pero si en nuestro egoísmo. En el hombre, en la cuarta fase de desarrollo, después de los niveles inanimado, vegetal y animado, existe la chispa del Creador, que en realidad está concentrada en el ego, la cual sigue creciendo exponencialmente.

Pregunta: ¿Si una persona disfruta el hecho de que otros se sienten mal, eso significa que es un egoísmo real?

Respuesta: Si, cuando la satisfacción es a expensas de otros, siento gran placer. Al mismo tiempo, mi egoísmo sale de mis marcos internos. Un león, por ejemplo, que devora a cierto animal, está satisfecho y no tiene necesidad de nada más. Un hombre que devora a uno, busca algo más que devorar.

Esto significa que grandes deseos surgen en nosotros y constantemente exigen renovación y son insaciables. Por el contrario, mientras más intentas satisfacerlos, más hambriento te sientes. Si satisfaces lo doble del egoísmo, estás cuatro veces más hambriento, etc., es imposible hacer nada con ese pozo sin fondo.

Pregunta: ¿Esto se aplica a toda la humanidad?

Respuesta: Se aplica a gente desarrolladas. Un ser humano subdesarrollado es como un animal, un bebé, a quien le das algo y está satisfecho. Un hombre desarrollado, por otra parte, quiere el mundo entero e incluso eso no es suficiente para él.

El deseo de recibir todo a expensas de otros es un tipo especial de egoísmo. Podemos ver la competencia entre gente rica y famosa, como por ejemplo los artistas, que arden de envidia mutua.

Pregunta: Pero el Creador creó todo eso ¿cómo se supone que nos acerque a Él para alcanzar Sus atributos?

Respuesta: Sucede de una manera muy amarga, cuando el hombre comienza a darse cuenta de que no logrará ningún placer, no estará satisfecho “Hasta que la muerte nos separe a mí y a mi saco de oro”.

Pregunta: ¿Piensa que una persona amable, de buen corazón, gentil y honesta es una persona subdesarrollada?

Respuesta: Sí, aún no está suficientemente desarrollada de forma egoísta. Pero hoy, esto puede suceder muy rápido.

Cuando el individuo comienza a entender que no tiene sentido perseguir nuevos satisfactores, porque no lo satisfacen de ninguna manera, comienza a buscar un substituto en un nivel más elevado y llega a la sabiduría de la Cabalá.
[208027]
De la lección de Cabalá en ruso 26/feb/17

Material relacionado:
El arma de la envidia dirigida contra uno mismo
El círculo simboliza la perfección espiritual
Crecer es cambiar